Pabellón criollo venezolano. Arroz con carne mechada y caraotas

Compartir Twittear
5/51 voto
Pabellón criollo venezolano. Arroz con carne mechada y caraotas

Info.

Ingredientes para Pabellón criollo venezolano. Arroz con carne mechada y caraotas

  • Para prepara las caraotas: 500 g. de caraotas o alubias negras
  • 4 lonchas de bacon
  • 1 cebolla mediana o grande
  • 1/2 pimiento rojo
  • 3 dientes de ajo
  • 125 g. de papelón o panela
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Para el arroz: 175 g. de arroz blanco redondo
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1/2 cebolla o 1 pequeña
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 dientes de ajo
  • Para la carne mechada: 1/2 Kg. de falda de ternera
  • 1/2 pimiento rojo
  • 4 tomates pera
  • 1 cebolla y media o 1 cebolla grande
  • 4 dientes de ajo
  • 2 ajíes dulces
  • 1 cucharada de tomate triturado
  • Pimienta negra
  • Comino en polvo
  • Salsa inglesa (tipo Perrins)
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Para el plátano frito: 2 plátanos macho para freír
  • Aceite de oliva

Cómo hacer un pabellón criollo venezolano.

Si hay un plato típico por excelencia de la cocina venezolana ese es el pabellón criollo, una bomba calórica compuesta de arroz blanco cocido, carne mechada guisada, alubias negras – también llamadas caraotas – y plátano macho frito.

A menudo también llega a la mesa acompañado de una porción de queso blanco llanero, que también se sirve con arepas en el desayuno o la cena.

Parece que su origen viene de los tiempos coloniales, cuando los esclavos aprovechaban las sobras de la comida de días anteriores de los señores de las haciendas para armar este plato, añadiendo las tajadas de plátano al resto de ingredientes.

Además de la versión más tradicional, compuesta únicamente de arroz, alubias, carne y plátano macho, también hay variantes, por ejemplo en el pabellón a caballo se añade huevo frito (por si no fuese suficientemente contundente), en el pabellón mañanero se sustituye el arroz por arepas y en el margariteño se usa azúcar moreno en lugar de papelón y pescado o marisco en sustitución de la carne.

Son solo algunas posibilidades, incluso es posible preparar una versión vegetariana del pabellón en la que la carne mechada se cambia por berenjenas.

Como vemos el pabellón criollo – que en un principio se llamó pabellón nacional – es un punto de partida a partir del cual podemos experimentar con diferentes sabores y texturas. Pero lo suyo es empezar desde el principio, así que vamos con la receta tradicional.

Preparación de las caraotas o alubias negras

  1. Puesto que es lo que va a llevar más tiempo empezamos con las caraotas. La noche anterior las dejaremos en remojo en un bol grande con mucha agua.
  2. Al día siguiente retiramos las alubias que flotan o las que presentan mal aspecto (algunas habrán reventado al hidratarse y se verá una parte blanca saliendo a través de la piel, esas son las que apartaremos.
  3. Las escurrimos, pasamos a una cazuela grande y vertemos abundante agua. Como cuatro o cinco dedos por encima de las caraotas.
  4. Pelamos la cebolla y la cortamos a la mitad, echamos una de las mitades junto a las alubias, añadimos también el pimiento y ponemos a fuego medio-alto.
  5. Cuando rompe a hervir bajamos el fuego y dejamos cocer hasta que las caraotas ablanden (como mínimo una hora).

Preparación de la carne mechada

  1. Mientras se hacen las alubias comenzamos con la carne. Pelamos una cebolla y la cortamos a la mitad.
  2. Troceamos una de las mitades en porciones medianas, como del tamaño de una aceituna o una nuez. Pelamos y picamos un diente de ajo.
  3. En una olla a presión metemos la falda de ternera, un par de vasos de agua, la media cebolla picada y el diente de ajo.
  4. Ponemos la olla al fuego y tapamos. Cuando empieza a liberar presión bajamos el fuego y dejamos cocer 30 minutos. Pasado ese tiempo dejamos salir toda la presión, abrimos la olla, sacamos la carne y la dejamos enfriar. También colamos el caldo y lo reservamos para ser usado un poco más adelante.
  5. Cuando la carne ha enfriado – algo que podemos acelerar cortándola en cuatro o cinco trozos – la desmenuzamos con las manos en forma de hebras delgadas y largas, reservamos.
  6. Ponemos una sartén al fuego, calentamos un chorro de aceite, añadimos la otra mitad de la cebolla picada muy fina y tres dientes de ajo pelados y machacados. Doramos.
  7. Añadimos el pimiento y los ajíes picados muy finos. Dejamos que se poche todo junto.
  8. Mientras tanto lavamos y troceamos los tomates pera. Los añadimos al sofrito, removemos e incorporamos también el tomate triturado (1 cucharada), la salsa inglesa (2 cucharadas) y una pizca de comino. Removemos bien para integrar todos los sabores.
  9. Echamos la carne, mezclamos bien con una espátula o una cuchara de madera y vertemos el caldo que habíamos colado antes, dejamos que se haga a fuego medio o bajo hasta que se haya evaporado por completo pero cuidando de que no se reseque. Durante este tiempo removemos y aireamos la carne de vez en cuando.

Seguimos con las caraotas

  1. Cuando las caraotas han ablandado retiramos la cebolla y el pimentón, salpimentamos, rallamos el papelón y lo añadimos, también le damos un ligero toque de comino en polvo.
  2. Seguimos cocinando y si es necesario añadimos más agua para que no se sequen. Vamos retirando la espuma que se forma en la superficie con una cuchara.
  3. Mientras tanto preparamos un sofrito en una sartén con un chorro de aceite: doramos el bacon cortado en tiras, pelamos y machacamos los tres dientes de ajo y rallamos la otra media cebolla, los añadimos a la sartén y removemos. Sofreímos cinco minutos.
  4. Añadimos el sofrito a las alubias y dejamos que se cueza todo junto 15 minutos más o hasta tener la consistencia deseada. Hay que tener en cuenta que en cuanto las retiremos del fuego se van a secar bastante rápido, así que nos conviene no agotar el agua por completo.

Preparación del arroz para acompañar el pabellón criollo

  1. Para preparar el arroz pelamos la cebolla y si es pequeña la troceamos a la mitad, pelamos y machacamos los dos dientes de ajo.
  2. Ponemos una cazuela al fuego con un chorro de aceite de oliva virgen extra, sofreímos el pimiento, la cebolla y el ajo un par de minutos y añadimos el arroz.
  3. Removemos para mezclar bien todos los sabores y vertemos dos partes de agua por cada parte de arroz, esperamos a que empiece a borbotear y entonces añadimos una pizca de sal, bajamos el fuego y dejamos que se cueza.
  4. Cuando el arroz está listo apagamos el fuego, retiramos el pimiento y la cebolla y removemos con cuidado para airearlo y que quede suelto.

Montaje final y presentación del pabellón criollo

  1. Para acabar el pabellón solo nos falta freír los plátanos. Los pelamos con cuidado y los cortamos en rodajas de un centímetro de grosor más o menos, aunque también podemos hacerlo a lo largo, eso va en gustos.
  2. Calentamos un chorro de aceite de oliva suave (1º o 0,4º) y freímos las rodajas de plátano a fuego vivo, retiramos a un plato con papel absorbente para que suelte el exceso de aceite.
  3. Emplatamos sirviendo a cada comensal una porción de carne mechada, otra de caraotas negras, una cucharada de arroz y varias rodajas de plátano frito.

No dejéis de disfrutar de las fantásticas recetas de la cocina venezolana que tenemos en el blog. Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de pabellón criollo en este álbum.

Galería de la receta

Consejos para un pabellón criollo perfecto

  • Para que las caraotas queden perfectas es imprescindible dejarlas en remojo la noche anterior, o incluso todo un día. Podemos cambiar el agua un par de veces durante este tiempo, que irá  tomando un color negro.
  • Si no encontramos papelón, que es el nombre que se le da en Venezuela a la panela o jugo de caña de azúcar cocido y solidificado, podemos sustituirlo por azúcar moreno. Ese toque dulce es imprescindible para contrastar con el de la carne y el arroz.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Luisana dice:

    Me acabas de llenar el corazón de luz al publicar esta receta en tu blog; me encanta como haz explicado el paso a paso. Muchas gracias y un abrazo muy venezolano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.