Pan francés con pipas de girasol. Bollitos perfectos para el desayuno

Dificultad media240 min.6 pers.
4.7/57 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Pan francés con pipas de girasol. Bollitos perfectos para el desayuno

Ingredientes

  • Para el prefermento:
  • 65 g. de harina de trigo normal
  • 40 g. de agua
  • 1,5 g. de levadura fresca
  • 1 g. de sal
  • Para la masa del pan:
  • 350 g. de harina de trigo normal
  • 210 g. de agua
  • 8 g. de mantequilla
  • 4 g. de levadura fresca
  • 60 g. de pipas de girasol
  • 8 g. de sal

Aunque lo llamamos pan francés, se trata de un pan popularísimo en un país bien lejano de Francia, Perú. Se entiende por pan francés en Perú, a unos pequeños bollitos de corteza crujiente y miga fina sin la que no se entienden los desayunos de los domingos ni los almuerzos con bocadillos.

¿Pero cómo es posible que sea un pan europeo el que tan tradicionalmente existe en todas las panaderías del país andino? En realidad, tiene cierta lógica. Fueron los europeos los que introdujeron este tipo de elaboración en la que se emplea levadura y prefermentos o masas madre, para la fermentación de la harina de cereales.

Se convirtió en un artículo de lujo el poder disfrutar de este tipo de panes. Eran las clases pudientes las que podían encontrar en sus mesas estas pequeñas porciones, mientras el resto seguía consumiendo los clásicos panes sin fermentar. Con el paso de los años se fue democratizando su consumo permitiendo que todo el mundo pueda disfrutar de estos panecillos deliciosos.

Me he decidido a darle más sabor con el toque que aporta las pipas de girasol, que además de darle un toque extra de crujiente aporta al pan, pero además de aportar ácido fólico o vitamina B9 y flavonoides, vitamina E, a la B1 y otros muchos nutrientes básicos, como la fibra de este fruto seco, proteínas, hierro, selenio… le daremos un punto de grasa de calidad a nuestro pan.

Las pipas de girasol además de comerse de forma tradicional son grandes aliadas para elaborar recetas ricas y saludables. La vuelta a la rutina y al frío puede agotar nuestras energías. Las pipas de girasol, gracias a su cantidad de nutrientes y su versatilidad como ingrediente, nos aportarán la energía necesaria para seguir con la rutina durante los fríos meses. Ya sea de forma natural, o en ensaladas, yogures o galletas o presente en este pan de pipas, este superalimento es ideal para incluir en nuestro menú diario.

¿Te animas con este bollo de pan blanco, suave en su miga y crujiente en su corteza? Os aseguro que no os dejará indiferentes.

Cómo preparar el prefermento

  1. En un bowl añadimos el agua y desmenuzamos en ella la levadura. El agua debe estar templada, a unos 25-30º C. Diluimos la levadura en el agua.
  2. Añadimos la harina y la sal y mezclamos bien con la ayuda de un tenedor. Trabajamos la masa unos minutos hasta que consigamos una bola uniforme. Cubrimos con film transparente y dejamos que fermente durante 1 hora en un lugar cálido.

Cómo preparar la masa

  1. En un bowl añadimos el agua templada, a 25-30º C y desmenuzamos en ella la levadura. La diluimos bien en el agua con un tenedor. En el vaso de la amasadora añadimos todos los ingredientes, el agua con la levadura diluida, la harina, la sal, las pipas de girasol crudas y la mantequilla derretida.
  2. Con el accesorio de amasar, trabajamos la mezcla durante 2 o 3 minutos e incorporamos el prefermento. Amasamos la mezcla durante 10 minutos. Si decidimos amasar a mano todo el proceso, tendremos que trabajar la masa unos 20 minutos, dejando algunos minutos de reposo intermedio. Colocamos la masa sobre una superficie de trabajo, libre de harina ni aceite y la trabajamos con las manos durante 1 minutos para darle forma de bola. Es una masa muy manejable que no se pegará en absoluto a la mesa.
  3. Colocamos la masa en un bowl engrasado y engrasamos su superficie para que no se reseque durante la fermentación. Cubrimos con film transparente, directamente sobre la masa, y dejamos que fermente durante 2 o 3 horas, hasta doblar su volumen.

Cómo formar los panecillos

  1. Volcamos la masa, una vez que ha doblado su volumen, sobre una superficie de trabajo enharinada. La dividimos en porciones de unos 60-70 g. de peso. Nos saldrán 10 panecillos.
  2. Trabajamos las porciones de masa durante un momento y les damos forma de bolitas con la superficie bien tensada, dejando el “cierre” hacia la parte inferior.
  3. Enharinamos abundantemente un paño e algodón en donde iremos colocando los panecillos una vez que les demos forma.
  4. Con el canto de la mano damos a los panecillos su forma característica, una hendidura central a lo largo de cada pieza. Debemos hacerlo sin miedo, profundizando lo suficiente para que quede bien marcada. Es fundamental que la porción de masa esté bastante cubierta de harina.
  5. Colocamos los panecillos, una vez formados, sobre el paño de algodón. Debemos ponerlos con la parte de arriba hacia abajo, es decir, la zona donde hemos hecho la hendidura quedará oculta contra el paño. Es muy importante también que el paño esté bien enharinado para asegurarnos que durante el reposo no se pegue la masa.
  6. Formamos pequeñas paredes con el propio paño para contener el desarrollo de los panecillos durante un nuevo fermentado. Cubrimos con un nuevo paño y dejamos que reposen 2 a 3 horas.

Horneado de los panecillos

  1. Colocamos los panecillos fermentados sobre un papel vegetal en una fuente de horno. Los pondremos de tal forma que la parte que hasta ahora estaba oculta, hacia abajo, quede ahora hacia arriba. Dejaremos así las hendiduras de los panecillos a la vista.
  2. Con el horno precalentado a 250º C, introducimos la bandeja con los panes. Vertemos un vaso de agua directamente sobre el fondo del horno, debajo de la bandeja, y cerramos la puerta para mantener dentro el vapor que hemos generado. Horneamos a 250º C durante 5 minutos sin abrir la puerta.
  3. Pasado este tiempo bajamos la temperatura del horno a 220º C y continuamos el horneado 10 minutos más. Una vez horneamos los panes, dejamos que se enfríen sobre una rejilla antes de disfrutarlos.

Podéis ver todas las fotos de esta receta paso a paso en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrán unos panecillos de rechupete.

Galería de la receta

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.