Pan naan indio. Pan fácil sin horno, hecho en sartén

Fácil45 min.8 pers.
5/51 voto

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Pan naan indio. Pan fácil sin horno, hecho en sartén

Ingredientes

  • 800 g. de harina de trigo de todo uso
  • 200 ml. de agua tibia
  • 200 ml. de leche tibia
  • 10 g. de levadura fresca
  • 1 yogur griego (sin azúcar)
  • 5 g. de sal (una cucharadita)
  • 25 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 5 ml. de miel (una cucharadita)
  • 100 g. de mantequilla (textura pomada)
  • 2 dientes de ajo
  • Unas hojas de cilantro fresco (o perejil si no nos gusta el cilantro)

El paan naan o pan indio es una autentica maravilla procedente de Asia muy fácil de hacer y con un sabor delicioso, sobre todo si hacemos esta versión en la que lo hemos pincelado con mantequilla, ajo y cilantro para que sea totalmente irresistible. Las personas que no son amantes del cilantro pueden sustituirlo por perejil fresco.

No se parece a nuestro pan porque aunque también se prepara con agua, harina de trigo y levadura, otros ingredientes cómo el yogur o la miel consiguen que tenga un sabor y textura muy diferente. Tradicionalmente se cocinan en hornos tandoor, unos hornos cilíndricos de arcilla o metal que se utilizan para asar alimentos con carbón vegetal. Para nuestra “versión occidental» podemos prepararlos en la cocina de casa con una sartén.

El paan naan sirve para acompañar cualquier plato, pero va especialmente bien si lo servimos con alimentos cómo hummus, un pollo al curry o cremas untables. Ideal para una cena de picoteo donde haya muchos platillos que probar, aunque está tan bueno que puede comerse sin nada. ¿Os animáis a probarlo?

Preparación de la masa del pan naan

  1. En un bol grande echamos la leche tibia, el agua tibia, la miel y la levadura desmenuzada. Mezclamos y dejamos reposar la mezcla, tapada con un paño limpio, 15 minutos a temperatura ambiente. Pasados los 15 minutos removemos y veremos que la mezcla queda espumosa. 
  2. Añadimos a la mezcla el yogur y el aceite, mezclamos para integrar. Incorporamos la mitad de la harina y la sal. Removemos con una cuchara.
  3. Vamos añadiendo el resto de la harina y seguimos mezclando. Enharinamos una superficie de amasado limpia y lisa. Amasamos unos diez minutos, la masa no tiene que pegarse en los dedos. Si se pega podemos dejarla reposar 15 minutos y seguir amasando después. Si es necesario podemos añadir un poco más de harina pero sin pasarnos.
  4. Formamos una bola con la masa. Engrasamos un bol grande con aceite o mantequilla y ponemos la masa dentro. La cubrimos con un paño limpio y dejamos que doble su tamaño a temperatura ambiente. Este proceso dependiendo de la temperatura del lugar puede tardar entre 1 y 3 horas.
  5. Cuando la masa haya doblado su tamaño, la pasamos de nuevo a la superficie de amasado, esta vez sin enharinar. Aplanamos la masa con las manos y le damos forma de rectángulo. Con un cuchillo engrasado cortamos doce porciones de tamaño similar y con las manos damos forma de bola a cada porción.

Forma y preparación del pan naan

  1. Con ayuda de un rodillo (mejor si está engrasado también) vamos alisando las bolas de masa, dejando unos panecillos planos con una altura de 0,5 cm aproximadamente. Con las manos podemos acabar de dar la forma de pan indio, no es necesario que sean  todos iguales.
  2. Picamos el ajo o lo cortamos muy fino, lo mezclamos con el cilantro y la mitad de la mantequilla, podemos usar un mortero si preferimos o una batidora a poca potencia. Reservamos a temperatura ambiente.
  3. En una sartén antiadherente derretimos el resto de la mantequilla. Una vez derretida la pasamos a un vaso o cuenco. En la misma sartén que ha quedado engrasada ponemos uno o dos panecillos. Y a medida que se vayan asando, vamos pincelando con la mantequilla derretida.
  4. Cocinamos 5-10 minutos por cada lado hasta que estén dorados, cuando se hinchen o salgan burbujas es el momento de dar la vuelta. Al sacar los panecillos de la sartén y mientras sigan muy calientes los pincelamos con la mezcla reservada de mantequilla ajo y cilantro que se derretirá al momento fundiéndose con el pan. Servimos templados.

Podéis ver todas las fotos de esta receta paso a paso en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrá un pan naan de rechupete.

Galería de la receta

Consejos para pan naan de rechupete

  • La masa final no tiene que ser demasiado gruesa para que podamos cocinar los panes sin problemas en la sartén. Es un pan fácil de preparar que se prepara en 45 minutos más una o dos horas de reposo para que esté perfecto.
  • La masa fermentará mejor en un lugar cálido donde la temperatura sea estable, por ejemplo en el interior del horno apagado.
  • Estos panes no aguantan muy bien el paso de las horas una vez cocinados, así que si hemos hecho demasiada cantidad podemos congelar la masa (ya con la forma de pan pero sin cocinar) sin ningún problema. Sólo tenemos que separar los panes en laminas de film para que no queden pegados. El día que queramos comerlos los dejamos descongelar a temperatura ambiente y los asamos en la sartén después tal cómo proponemos en esta receta.

 

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.