Pão de Ló. Receta tradicional portuguesa

Compartir Twittear
4.6/516 votos
Pão de Ló. Receta tradicional portuguesa

Info.

Ingredientes para Pão de Ló. Receta tradicional portuguesa

  • 8 yemas de huevo
  • 2 huevos enteros (tamaño M)
  • 150 gr. de azúcar blanco
  • 60 gr. de harina de repostería
  • 1 pizca de sal
  • Molde metálico (20-23 cm. de diámetro)
  • Papel de barba (similar sobaos) o papel de horno

Cómo preparar un Pão de Ló portugués. Portugal es una fuente inacabable de recetas de postres tradicionales y particulares.

Me considero un amante de su gastronomía, y podéis comprobarlo perfectamente en el blog, donde encontraréis un buen número de recetas del país vecino. Supongo que mi condición de gallego favorece este sentimiento.

La receta que hoy, Pão de Ló portugués, es un bizcocho húmedo, súper esponjoso, donde el principal ingrediente son los huevos. Podríamos decir que es un dulce de Convento.

Exteriormente parece un típico bizcocho, de color tostado, pero luego su interior es húmedo y esponjoso. Al cortarlo, es  como un coulant de chocolate, con el huevo que se desparrama desde el interior del bizcocho.

Lo que se utiliza principalmente son las yemas de huevo, pero las claras no las tiréis, hay una segunda vida para ellas. Podéis preparar otros dulces que se preparan con las claras, como la Bica de Laza, unas cocadas, unos financiers, merengue italiano o también para tortillas, si nos pasamos al salado.

Preparación del Pão de Ló portugués

  1. Nos llevará poco tiempo el prepararlo, así que aprovechamos para ir poniendo el horno a precalentar. A 200º C, en la función “calor arriba/abajo”.
  2. Separamos las yemas de las claras (8 en total), y reservamos éstas para alguna otra receta. En un bol grande, añadimos las yemas, los dos huevos enteros y el azúcar. Batimos bien, con las ayuda de unas  varillas eléctricas o si tenemos destreza, con varillas manuales.
  3. Añadimos ahora la harina tamizada (con la ayuda de un colador o similar) y una pizca de sal. Mezclamos con movimientos envolventes, con una espátula, para que no se baje la crema.
  4. Forramos el molde con papel de barba (o de horno si no lo encontráis) y vertemos la crema en el molde. Horneamos unos 12-15 minutos, vigilando el bizcocho para que no se queme demasiado.
  5. Puede parecer poco tiempo pero el resultado que queremos es que quede hecho/doradito por fuera, y jugoso/húmedo por dentro.
  6. Dejamos enfriar unos pocos minutos y servimos. Comprobaréis como se desparrama el interior del bizcocho, hasta el punto de que se podría comer con cuchara.

Si lo dejáis reposar un poco más, a partir de 10 minutos, quedará esponjoso pero ya con más aspecto de bizcocho tierno. No sería el auténtico Pão de Ló portugués.

Otra buena opción, es hacerlo en moldes individuales (metálicos o de papel), aunque en este caso habrá que reducir el tiempo de horneado. Con 6/7 minutos sería suficiente.

Espero que disfrutéis de este dulce tan tradicional de Portugal y “Bom proveito” rechupetes.

En recetas de rechupete somos unos enamorados de Portugal y su cocina, el éxito de la cocina portuguesa se ve en las visitas que vienen al blog de recetas como el bacalao dorado , los pasteles de Belem o el Bacalhau à Gomes de Sá … aunque iremos publicando más y más, pasión por nuestro país vecino.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de Pão de Ló portugués en este álbum, no os perdáis detalle y os saldrá perfecto.

Origen e historia del Pão de Ló portugués

  • El origen de esta receta nos lleva hasta mediados del siglo XVIII. Se dice que cocinero genovés Giobatta Carbona fue enviado a España por el Marqués Domenico Pallavicino (embajador de España, nombrado por Fernando IV) con esta receta.
  • Él fue el creador de este bizcocho, al que se le puso el nombre de “Pan di Spagna” (Pan de España) en Italia.
  • El historiador Julio Carreira aporta en un comentario que los misioneros jesuitas portugueses en la ciudad de Nagashaqui lo introdujeron en Japón en el siglo XVI.  Allí tomó el nombre de “Pao de Castilla“.
  • En Portugal es un bizcocho muy extendido, que se puede encontrar en pastelerías de todo el país. Hay algunas zonas donde es más típico o conocido, como el de Ovar, Alfeizerão, Margaride o Arouca. Es posible encontrarlo con el interior más seco, pero ya no sería como la receta original de Pão de Ló.
  • La receta de hoy es concretamente del “Pão de Ló de Ovar”, una localidad que se encuentra en el Norte de Portugal, a unos 40 km por debajo de Oporto. En esta localidad es el producto estrella. Lo podréis encontrar en la mayoría de pastelerías y es compra obligada si la visitamos.
  • Precisamente en Ovar, el Pão de Ló comenzó a elaborarse en los Conventos y comunidades de monjes. Lo suyo es acompañarlo de un vino de Oporto, un buen café y luego disfrutar de la sobremesa.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Marieta dice:

    Una delicia como todos los postres portugueses pero es un ” pecado ” para la operación bikini. Me encantan todas vuestras recetas y creo que con ésta voy a hacer una excepción pues aún estamos en Abril y tenemos tiempo de ponernos a tono para el verano, jejeje.

  2. José Solana dice:

    Muy bueno! Hoy fue la fiestas de las Colectividades en Tandil, Buenos Aires, Argentina y cada país presenta sus danzas típicas, en el escenario, y su gastronomía en su stand.
    Vine intrigado del por el Pão y me encontré con uds, que me lo explicaron a la.perfección.
    El que me traje para tomar el cafecito en la cama era de los sequitos, los que no chorrean en su interior. Ahora me intriga este…

    Muchas gracias!

  3. Catalina dice:

    Lo probé en Lisboa, es riquísimo, delicioso. Voy a intentar hacerlo en casa siguiendo tu receta. Gracias Alfonso

  4. Julio Carreira dice:

    Bons días Alfonso! Lamento, mas a origem do pao de lo é mesmo portuguesa. Se procurarmos qualquer livro sobre as influencias europeias na cultura japonesa vera noticias bem concretas da sua introduçao no Japao no seculo XVI por missionarios jesuitas portuguesas na cidade de Nagashaqui. Aqui tomou o nome de pao de Castela. Existem mesmo outas referencias anteriores a sua utilizaçao em Portugal , mas esta e de uma fonte bem insuspeita e neutra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.