Pastel o tarta de setas. Boletus Edulis y níscalos

Compartir Twittear
4.3/54 votos
Pastel o tarta de setas. Boletus Edulis y níscalos

Info.

Ingredientes para Pastel o tarta de setas. Boletus Edulis y níscalos

  • 1 base de masa quebrada o masa brisa de aprox. de 23 cm de diámetro (200 gr.)
  • 300 ml de nata 35% Materia Grasa MG (nata para montar)
  • 4 huevos
  • 300 g. de setas variadas (las que más os gusten)
  • 1 puerro grande o 2 pequeños
  • Aceite de oliva virgen extra (para saltear el puerro y las setas)
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Papel para horno

Cuando llega el Otoño, o este “Veroño” como lo han bautizado este año, el monte se llena de castañas y sobre todo, de uno de los ingredientes que más me gusta, las setas. Después de las primeras lluvias de Septiembre empieza la aparición de este manjar y en Octubre podemos decir que estamos en plena temporada de setas. Mis suegros son unos apasionados de este mundillo, tengo suerte, pues siempre me regalan algún boleto o níscalo de su recorrido por la sierra madrileña. En esta ocasión, Encarna ha preparado una tarta o pastel de setas que os recomiendo que preparéis en casa, el sabor del puerro, recuerda a una quiche Lorraine pero con todo el sabor a hongo, a tierra.

El equilibrio de sabores en este pastel es perfecto. El puerro y la nata aporta contundencia con lo que no te vas a quedar con hambre, te lo aseguro. Las setas que hemos empleado, boletus Edulis y níscalos son ligeras, con un alto contenido de agua y con altas cantidades de vitaminas y minerales, le dan a esta tarta una gran variedad de aromas y sabores. Las setas y las castañas han entrado en mi cocina para quedarse hasta Navidad, me encanta el Otoño.

Para aquellos que no tengáis oportunidad de conseguir estas dos especies, nos os preocupéis, podéis acceder a las setas u hongos enlatados o en conservas, que tenéis en el mercado. Y si no os atrevéis con ellas, siempre podéis recurrir a la seta de cultivo que hay durante todo el año, la seta de cardo o bien los apreciados champiñones, valen para darle ese aroma y sabor a este pastel. Recordad que hay que cocinar con producto de temporada y aprovechar los ingredientes que nos aportan. Los hongos y setas son ingredientes saludables para esta temporada, versátiles y diversos y os animo a aprovecharlos para lograr platos nutritivos así como ligeros, en esta época del año.

Podemos elaborar platos muy diversos, desde esta tarta a un plato de pasta, un risotto con setas, empanadas, ensaladas o un estupendo guiso. Cualquier ocasión es perfecta para darnos un homenaje, espero que os guste este pastel, muy fácil de preparar y que queda con una textura deliciosa y muchísimo sabor, de rechupete.

Preparación de la tarta de setas

  1. Podemos elegir cualquier tipo de hongo o seta para este pastel de setas, si bien mis preferidas en esta temporada son los Boletus Edulis y los níscalos. Primero limpiaremos bien las setas, quitándoles toda la arena con un paño limpio. Ya sabéis que no se mojan. A continuación, se trocean; pero nos quedamos con un par de ellas para laminarlas a lo largo y utilizarlas para decorar la tarta y que se vea que tipo de setas lleva el pastel. Reservamos.
  2. Colocamos la masa en un molde bajo sin quitarle el papel que la acompaña en el paquete. Es papel sulfurizado y nos evitará tener que untar el molde con mantequilla para que la masa no se pegue. Presionamos ligeramente por todo el borde para darle forma.
  3. Con un tenedor pinchamos bien toda la base para evitar que la masa crezca en exceso durante el horneado y ponemos encima unas legumbres crudas (para evitar que se formen burbujas debajo).
  4. Con el horno previamente caliente a 180º C, hacemos una media cocción de la masa durante aproximadamente 10-15 minutos, hasta que se tueste un poco. Esta cocción previa es muy importante para evitar que se rompa la tarta debido al peso del relleno en el desmoldado final. Así te saldrá perfecta.
  5. Vamos a cortar el puerro, en esta ocasión solo utilizaremos la parte blanca de los puerros, por lo que cortaremos por la zona anterior a las hojas, donde apreciamos que el tallo empieza a tener un tono verde. Retiramos también la parte inferior o raíz, donde tiene esa especie de “bigotes”. La parte sobrante no la tiréis, podéis aprovechar las hojas para añadirlas a un caldo de verduras y el tallo en un sofrito.
  6. Pasamos los tallos blancos por agua debajo del grifo para limpiarlos y quitarles algún resto de tierra o suciedad que traigan. Los cortamos longitudinalmente en dos mitades y luego los troceamos en porciones de unos 2-3 cm de grosor.
  7. Salteamos en un sartén con un poquito de aceite de oliva virgen extra, el puerro, unos 3-4 minutos a temperatura media. Queremos que se vayan cocinando y ablandando antes de añadir las setas. Le damos un punto de sal, de esta manera sueltan su agua y se cocinan antes. Añadimos las setas elegidas, mezclamos y rehogamos unos 5 minutos.
  8. En un bol echamos la nata y los huevos previamente batidos y mezclamos bien. Añadimos una pizca de pimienta negra molida y sal, batimos.
  9. Cuando vemos que las setas y el puerro están listos, los añadimos al bol y removemos para integrar.
  10. Vertemos la mezcla sobre la masa prehorneada y metemos al horno ya caliente a 200º C unos 20 o 25 minutos, hasta que veamos que el huevo está cuajado. Comprobamos que la quiche está horneada pinchándola con un palillo. Si sale seco es que ya está.

La podemos tomar tanto fría como caliente, pero yo opino que recién salida del horno está en su plenitud. Animaros y prepararlo veréis que es delicioso y sencillo y si lo hacéis ya me contaréis. Simplemente de rechupete.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros. Perfectas para una cena ligera, una fiesta o porque sí, una manera deliciosa de compartir la comida con los amigos y la gente a la que queréis.

Consejos y recomendaciones

  • Puedes ayudar a que tu tarta tenga más sabor y un toque distinto añadiendo un poquito de bacon o panceta. Le dará un toque más enérgico. Si no encuentras panceta puedes usar bacon o si prefieres una versión más ligera también puedes hacerla con tacos de pavo o jamón cocido.
  • Este pastel a mi me gusta tomarlo caliente, pero si lo desmoldamos nada mas sacarlo del horno casi seguro que se nos romperá lo dejo enfriar en el frigorifico y lo desmoldo cuando está tibio.
  • Podemos elegir cualquier tipo de hongo o seta para este pastel de setas, si bien mis preferidas en esta temporada son los Boletus Edulis y los níscalos. Pero no sólo de estas setas vive el hombre, tenéis setas de cardo, moixernons, sombrerillos,… el monte está lleno de ellas. Si elegimos setas de cultivo tienen sus ventajas: se pueden consumir todo el año, se consiguen a buenos precios y nunca son venenosas. También puedes utilizar los paquetes de setas variadas que encontraréis en los supermercados (puede utilizarse un paquete de setas variadas congeladas).
  • La mayor parte de las setas y hongos comestibles tienen similares características nutricionales, sin embargo, podemos conseguir especies muy diferentes en color, formato y textura, por ejemplo los níscalos son muy distintos a los champiñones y éstos también se diferentes notablemente de las gírgolas o de las trompetas de la muerte.
  • Si lo preferís, podemos añadirle también un poco de ajo y perejil muy picado, pero a mí me gusta así ya que no enmascaro ni tapo con nada el aroma de estos hongos.
  • Si te sientes creativo puedes probar otras combinaciones para tu tarta: con jamón, con espinacas y piñones…

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.