ABC

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Pastel sueco de queso. Västerbottenostpaj

Compartir Twittear
5/51 voto
Pastel sueco de queso. Västerbottenostpaj

Info.

Ingredientes para Pastel sueco de queso. Västerbottenostpaj

  • Tiempo de preparación: 60 minutos
  • 1 base de masa quebrada o masa brisa de aprox. de 23 cm de diámetro (200 gr.)
  • 2 tazas de leche entera
  • 2 tazas de crema de leche (nata para montar)
  • 300 g de queso rallado Västerbottensost
  • 4 huevos
  • 1 cucharadita de azúcar en polvo
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto, recordad que el queso ya tiene sal)

Hace poco tocó cena digital de los chicos del IE y como todos los años por estas fechas nos reunimos en casa de Niklas, un emprendedor como la copa de un pino que no deja de sorprendernos en cada cita con nuevas ideas. En la cena nos juntamos unos cuantos amigos/as que poco a poco van creciendo, cada uno aportando algo en el mundo digital. Si llegamos a montar una empresa entre todos, madre mía la que se puede liar. Emma Kristina Zethelius era una de las asistentes, ella es sueca, le encanta la cocina y se animo a preparar uno de los pasteles más famosos de Suecia, su Västerbottenostpajel. Un delicioso, cremoso y sabroso pastel de queso Västerbotten perfecto para cualquier ocasión, aunque es más normal encontrarlo en las mesas suecas en un día festivo.

Se puede servir caliente, tibio o frío y suele ir acompañado de crema agria o crème fraîche, con cebolla roja muy picadita, pepinillos, un toque de mostaza y su caviar sueco (huevas de Kalix). Este caviar tan famoso en Suecia aquí es totalmente desconocido, si no fuese por Emma seguiría sin probarlo (os lo aseguro), pues es bastante caro (en el precio por persona no incluyo el coste de este ingrediente). Es un acompañante perfecto para este pastel de queso, pero siempre se puede sustituir por huevas que encontremos en España, las de trucha le irían perfectas. El caviar sueco de Kalix viene de los ríos de Laponia, en el archipiélago de la Bahía de Botnia. Estas huevas del pescado corégono adquieren un sabor único gracias a la afluencia de el agua dulce de los ríos en el mar. Su color naranja lo convierte en un plato único, por lo que la UE ha concedido la Indicación Geográfica Protegida para el Caviar de Kalix, y es degustado en los banquetes reales y en los banquetes del premio Nobel.

En Suecia, el queso Västerbotten se considera una herramienta imprescindible para el final del verano la fiesta del cangrejo de río, y también se come junto con el tradicional plato de arenque en escabeche, durante todo el año. Y por supuesto añade todo su sabor al pastel Västerbotten. El pueblo de Burträsk afirma que el queso Västerbotten fue inventado allí en la década de 1870 por Eleonora Lindström. Según la leyenda, ella se quedó sola para agitar la cuajada de queso tradicional, pero fue interrumpido y dio paso a este tipo de queso.

Esta receta está hecha para unas 8 porciones, si sois más comensales deberéis cambiar  la cantidad de ingredientes. En algunos casos, esto puede resultar en la necesidad de ajustar el tiempo de cocción y por supuesto podéis cambiar los ingredientes como por ejemplo el queso (difícil de encontrar en España) por un queso con fuerza y sabor, yo lo cambiaría por un Idiazabal por ejemplo. No es una receta muy común pero como siempre os digo, es genial poder conocer la gastronomía de otros países, de Suecia por ejemplo podéis encontrar en el blog sus hamburguesa de salmón o Laxwallenbergare y por supuesto las albóndigas. Muchas gracias Emma por dar a conocer lo mejor de tu país.

Preparación del pastel de queso sueco

  1. Colocamos la masa en un molde bajo sin quitarle el papel que la acompaña en el paquete. Es papel sulfurizado y nos evitará tener que untar el molde con mantequilla para que la masa no se pegue. Presionamos ligeramente por todo el borde para darle forma.
  2. Con un tenedor pinchamos bien toda la base para evitar que la masa crezca en exceso durante el horneado y ponemos encima unas legumbres crudas, en este caso con garbanzos (para evitar que se formen burbujas debajo).
  3. Con el horno previamente caliente a 180º C, hacemos una media cocción de la masa durante aproximadamente 10-15 minutos, hasta que se tueste un poco. Esta cocción previa es muy importante para evitar que se rompa el pastel sueco debido al peso del relleno en el desmoldado final. Así te saldrá perfecta.
  4. Rallamos el queso y reservamos.
  5. En un bol echamos las crème freîche o la nata para montar, la leche entera y los huevos previamente batidos y mezclamos bien. Añadimos una pizca de pimienta negra molida y sal, añadimos el queso y batimos todo hasta que esté bien integrado.
  6. Vertemos la mezcla sobre la masa prehorneada y metemos al horno ya caliente a 200º C unos 20 o 25 minutos, hasta que veamos que el huevo está cuajado. Comprobamos que la quiche está horneada pinchándola con un palillo. Si sale seco es que ya está.

La podemos tomar tanto fría como caliente, pero yo opino que recién salida del horno está en su plenitud. Os dejo con un pastel con muchos nombres Västerbotten, Västerbotten, Westerbottensostpaj… pero que está de rechupete.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros. Perfectas para una cena ligera, una fiesta o porque sí, una manera deliciosa de compartir la comida con los amigos y la gente a la que queréis.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.