Pasteles de boniato o pastissets de moniato. Receta navideña

Compartir Twittear
3.7/57 votos
Pasteles de boniato o pastissets de moniato. Receta navideña

Ingredientes

  • 75 ml de aguardiente u otro licor de alta graduación
  • 75 ml de aceite de oliva
  • 35 g de azúcar
  • 250 g de harina
  • 2 boniatos pequeños
  • 1 ralladura de limón
  • 1 rama de canela
  • 1 huevo

Cómo hacer pasteles de boniato o pastissets de moniato o de Nadal

El pastel de boniato (en valenciano pastisset de moniato) o empanada de boniato es una especie de pastel en forma de empanadilla relleno de una masa de boniato deliciosa, aromatizada con limón y canela.

Son típicos de la Comunidad Valenciana y habituales en muchos de sus municipios. También se los conoce por pastissets de Nadal, pues es muy tradicional prepararlos en Navidad.

Son uno de esos postres de toda la vida que merecen la pena hacer y, sobre todo, conservar. Están tremendamente deliciosos. La masa es suave, quebradiza y ligeramente dulce y el interior es cremoso y con un toque cítrico y aromático soberbio. Recuerda al sabor del pastel de boniato y canela que tenemos en el blog, y que por supuesto, os animo también a preparar.

Están igual de buenos recién salidos del horno que fríos y son perfectos para acompañar el café de la sobremesa. Bueno, quien dice el café dice la infusión o la copita de licor. Todo dependerá de las costumbres de cada cual. Sea cual sea, no dejéis de hacerlos. Son un bocatto di cardinale.

Preparación del relleno de los pasteles de boniato

  1. Comenzamos esta receta preparando el relleno, que tiene que estar frío para cuando rellenamos la masa formando las empanadillas. Para ello pelamos los boniatos y los cortamos en dados.
  2. Calentamos abundante agua en una cacerola y lo cocemos durante 15 minutos aproximadamente o hasta que esté tierno. El tiempo exacto dependerá del tamaño de los trozos.
  3. Retiramos el agua y, en la misma cacerola, machacamos el boniato cocido junto con la ralladura de limón. Añadimos el azúcar y la rama de canela y cocemos el conjunto durante unos 10 minutos a fuego medio, removiendo sin parar para evitar que el azúcar se queme.
  4. Retiramos la cacerola del fuego y dejamos enfriar el relleno completamente. Lo mejor es hacerlo la tarde anterior y dejarlo en la nevera toda la noche. Así nos aseguramos que está bien frío.

Preparación de la masa para hacer los pasteles

  1. Para preparar la masa mezclamos el licor con el aceite en un recipiente hondo. Añadimos el azúcar y un poco de harina y removemos.
  2. Continuamos añadiendo la harina, poco a poco, al tiempo que removemos y trabajamos la masa.
  3. Cuando la masa esté lista la extendemos sobre la superficie de trabajo con ayuda de un rodillo. La idea es que quede fina, pero que no se rompa al doblar. Cortamos con un cortapastas de 10 centímetros. Retiramos el sobrante.

Montaje y presentación final del pastel de boniato de Nadal

  1. Colocamos una cucharadita de relleno en el centro de cada círculo de masa y doblamos sobre sí mismos. Presionamos los bordes y sellamos con ayuda de un tenedor. Repetimos la operación con la masa sobrante hasta utilizarla toda.
  2. Colocamos los pasteles de boniato sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal o un tapete de silicona y los pincelamos con huevo batido.
  3. Cocemos en el horno, precalentado a 200 ºC  durante 15-20 minutos o hasta que comiencen a adquirir un tono dorado por los bordes. Retiramos la bandeja del horno y dejamos enfriar antes de consumir.

Podéis seguir los pasos de elaboración de estos pasteles de boniato en este álbum.

Galería de la receta

Consejos para unos pasteles de boniato o pastissets de moniato o de Nadal perfectos

  • La cantidad de harina es aproximada. Sí la vemos muy líquida, podemos añadir un poco más. Y viceversa. Sí la vemos muy seca podemos añadir un poco más de aceite y/o de licor. Siempre en pocas cantidades para que dar con el punto óptimo sea lo más rápido posible.
  • Si queremos un acabado más goloso, espolvoreamos los pasteles de boniato con azúcar y canela molida después de pincelar con huevo y antes de meter en el horno. Se forma una capa crujiente de azúcar que está deliciosa.
  • Puede que cocinar estos pasteles de boniato resulte un proceso largo, pero si nos organizamos bien y preparamos el relleno el día anterior es todo más llevadero. Además, el resultado es tan magnífico que merece la pena.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.