Perdices estofadas a la toledana

Compartir Twittear
3.4/55 votos
Perdices estofadas a la toledana

Info.

Ingredientes para Perdices estofadas a la toledana

  • 4 perdices
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 5-6 clavos
  • 1 hoja de laurel
  • 150 ml. vino blanco
  • 100 ml. vinagre
  • Tomillo
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer perdices a la toledana.

Hoy toca una vuelta por lo tradicional del repertorio gastronómico de nuestro país. Nos ponemos mano a la obra con un plato clásico de la cocina de Castilla la Mancha, perdices a la toledana.

Aunque las aves más consumidas sean, casi con toda seguridad, el versátil pollo y el sabroso pavo, existen más alternativas en el mercado. Perdices, codornices, capones, picantones o pulardas son opciones muy a tener en cuenta, tanto para momentos especiales como para nuestro día a día.

Esta receta es sencilla y muy sabrosa, que no consiste más que en un estofado de perdices cocinadas con verduras y hierbas aromáticas. Podemos servir las perdices con las verduras como guarnición u optar por preparar una salsa con el caldo del estofado y las verduras cocinadas.

Además de esto pensamos que unas deliciosas patatas a lo pobre serán el acompañamiento perfecto para una receta tan sencilla con sabrosa.

Es cierto que los precios de unas y otras no son los mismos, aun así los amantes de las aves y los platos tradicionales  estarán encantados con la receta de hoy, perdices a la toledana con patatas a lo pobre dignas de la mejor de las mesas.

Antes de empezar a cocinar. Las perdices

  1. Las perdices que fácilmente podemos conseguir en supermercados o grandes superficies, vienen ya evisceradas, sin plumas y sin cabeza. Por esto nosotros en casa sólo debemos lavarlas bien por dentro y por fuera para eliminar posibles restos.
  2. Revisaremos con cuidado por si queda algún resto de plumas y retiraremos las que podamos encontrar.  Secamos con un papel de cocina las perdices por dentro y por fuera.
  3. Con cordón de cocina, atamos las perdices para hacer que mantengan su forma.

Preparación de perdices a la toledana

  1. En una cazuela grande calentamos un chorrito de aceite de oliva y doramos las perdices por todas sus caras, añadiendo una pizca de sal.
  2. Retiramos las perdices y las reservamos. En la misma cazuela, con un poco más de aceite de oliva, si es necesario, incorporamos las verduras.
  3. Añadimos la cebolla, los ajos y las zanahorias en dados, la hoja de laurel, tomillo, clavo, pimienta y sal.
  4. Rehogamos las verduras con las hierbas aromáticas durante 10 minutos.
  5. Reincorporamos las perdices a la cazuela, regamos con el vino y el vinagre y cocinamos 5 minutos más a fuego medio/alto.

Cocción de las perdices y presentación final

  1. Cubrimos con agua y cocinamos. En este punto tenemos dos opciones, si hemos decidido emplear la olla rápida, serán suficientes 10 minutos de cocción desde que se ven las dos válvulas. Pasado este tiempo apagamos y dejamos que se baje la válvula para abrir.
  2. Si optamos por una cocción tradicional, será necesaria 1 hora de cocción desde el momento en que el agua comience a hervir.
  3. En caso de duda probamos la carne para ver que las perdices están tiernas.
  4. Retiramos las perdices de la cazuela y trituramos la salsa de verduras para servir de acompañamiento.
  5. Podemos reservar las perdices dentro de la salsa hasta el momento de servir.
  6. Servimos las perdices con patatas a lo pobre y salsa del guiso.

Aquí tenéis un paso a paso en fotos donde muestro como preparar esta receta de perdices a la toledana. No os perdáis detalle para que os salgan perfectas.

Galería de la receta

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.