Pimientos rellenos de atún y huevo al horno

Fácil60 min.4 pers.
3.3/513 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Pimientos rellenos de atún y huevo al horno

Ingredientes

  • 4 pimientos rojos
  • 1 cebolla grande
  • 1 calabacín
  • 1 tomate
  • 200 g. de tomate triturado
  • 2 huevos
  • 200 g. de atún claro en aceite de oliva (conserva)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de azúcar
  • Pimienta negra recién molida y sal (al gusto de cada casa)

Los pimientos rellenos son un clásico de los menús semanales en casi cualquier casa. Hay multitud de recetas con pimientos y de variantes, tantas como cocineros/as. Y es debido a que son fáciles de preparar, muy resultones en la mesa y también muy versátiles, ya que podemos hacer el relleno que más nos guste o apetezca en cada momento.

En el blog hemos hecho pimientos rellenos de varios tipos, tanto los de piquillo como los de carne gruesa, en fresco. Podéis encontrar los clásicos pimientos rellenos con carne, los deliciosos pimientos rellenos de langostinos, los tradicionales pimientos rellenos de bacalao o los de morcilla. Siempre comenzamos por preparar el relleno, y luego rematamos la receta con un tiempo de horno, que varía según el grosor de los pimientos. 

En esta ocasión, voy a decidirme por los pimientos dulces, los que habitualmente vemos en la sección de verduras. Los hay de varias coloraciones: rojos, verdes y amarillos, y de diversos tamaños. Pero en este caso, solo utilizaré los rojos. Es posible encontrarlos durante todo el año, debido al cultivo en invernaderos. Los propios de temporada, podéis comprarlos en los meses de verano y otoño. Para preparar este plato necesitamos pimientos de tamaño pequeño/mediano, y que sean similares.

Si los pimientos están buenos, ya veréis como este relleno de atún, verduras y huevo cocido es delicioso. Vais a disfrutar de una auténtica receta de rechupete. Utilizaremos atún claro en conserva, en aceite de oliva, que es de una mejor calidad.

Si ya queréis hacer un plato para nota, usad una conserva de bonito del norte, un auténtico manjar. El pisto de verduras es de los básicos, con cebolla, tomate y calabacín, pero podéis modificarlo o maquearlo a vuestro gusto. Con las verduras nunca vamos a poner pegas, ¿no creéis?

Preparación de los pimientos. Antes de cocinar

  1. Estos pimientos rellenos se pueden hacer directamente en la bandeja del horno, pero para evitar ensuciar y luego el trabajo de limpiarlo, siempre suelo usar una fuente adecuada para horno. Eso sí, comprobad antes de nada que el tamaño sea el necesario para colocar todos los pimientos en ella.
  2. Lo primero de todo, lavamos los pimientos y los secamos con una papel de cocina. A continuación les damos un corte horizontal en la parte superior, creando una especie de tapa. Los limpiamos interiormente, retirando las semillas y las partes blancas.
  3. De esta manera nos quedará la parte inferior lista para rellenar y el reto para tapar dicho relleno, durante el horneado. Si los pimientos vienen con rabillo, dejad un poco para que luego sea más fácil destaparlo. Hecho todo este proceso de vaciado, reservamos para más tarde.

Preparación del relleno de los pimientos

  1. Lavamos las verduras. Picamos la cebolla en ‘brunoise’ pequeña. Pelamos el calabacín y lo cortamos en dados pequeños. El tomate lo mismo, en dados de igual tamaño.
  2. En una sartén grande, con un poco de aceite de oliva, pochamos las verduras a fuego medio durante 10 minutos. Salpimentamos a media cocción, para ayudar a que suelten su agua.
  3. Cuando estén blanditas las verduras, echamos el tomate triturado. Mezclamos bien. Añadimos una cucharada de azúcar, así equilibramos la acidez del tomate. Cocinamos 15 minutos, a fuego medio/bajo, para que vaya espesando el pisto. Mientras tanto, cocemos los huevos. Contamos 11/12 minutos desde que comience a hervir el agua.
  4. Volvemos al relleno. Incorporamos el atún, previamente escurrido, y mezclamos. Seguimos con los huevos cocidos, que picamos y añadimos. Volvemos a mezclar todo junto.

Relleno de los pimientos y horneado

  1. Precalentamos el horno 10 minutos a 200º C, función “calor total” o ventilador.
  2. Sobre una fuente apta para horno, colocamos las partes inferiores de los pimientos, de manera que no se toquen entre ellos. Comprobamos que están bien equilibrados, y no se caen, si no les hacemos un pequeño corte en la base para que asienten bien sobre la fuente.
  3. Salamos los pimientos y los rellenamos, sin pasarnos del borde. Tapamos con la parte superior que habíamos cortado y listos para el horno.
  4. Colocamos la bandeja en posición central. Bajamos la temperatura del horno a 180º C, calor “arriba y abajo”,  y horneamos 20 minutos. Id comprobando el estado de los pimientos en la parte final del horneado, ya que cada horno es un mundo. Lo importante es que no se chamusquen demasiado exteriormente. Si eso os pasa, bajad la temperatura y aumentan un poco el tiempo.
  5. Pasado el tiempo, retiramos del horno y dejamos que reposen unos minutos antes de servirlos. Veréis que su piel está tostada y completamente arrugada. Esto es debido a que han perdido buena parte de su agua durante el horneado. Por su parte, el relleno estará bien jugoso.

Aquí tenéis todas las fotos donde muestro como preparar esta receta paso a paso. No os perdáis detalle para que os salgan unos pimientos rellenos de rechupete.

Galería de la receta

Consejos para unos pimientos rellenos de rechupete

  • Un complemento que le va muy bien a esta elaboración es que le añadáis queso rallado sobre el relleno, una vez llenos los pimiento, y justo antes de meter en el horno. El queso se fundirá y quedará integrado en el relleno.
  • Al ser rellenos y cocinados en el horno, es más manejable utilizarlos de un tamaño adecuado, aprox. 8-10 cm. de altura. Para darle colorido al plato, he escogido de varios colores, pensando de nuevo en los más peques de la casa.
  • Esta variedad de pimientos rojos son carnosos y de carne gruesa. El color exterior es brillante e intenso, y su piel lisa. Tras cocinarlos, nos darán un sabor delicado, suave, y con un toque dulce.
  • A la hora de comprarlos, comprobad que sean carnosos, con color brillante, duros al tacto. , con un color brillante. La piel debe de estar bien lisa, sin partes golpeadas o con manchas.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.