Polvorones de almendra caseros. Receta navideña

Compartir Twittear
4.4/58 votos
Polvorones de almendra caseros. Receta navideña

Info.

Ingredientes para Polvorones de almendra caseros. Receta navideña

  • 300 g de manteca de cerdo
  • 300 g de harina de trigo
  • 100 g de almendras peladas tostadas (Sin sal)
  • 1 limón
  • 1 cucharadita colmada de canela (unos 10 g de canela molida)
  • 350 g de azúcar glass (300 g para los polvorones y 50 g para espolvorearlos a modo de decoración)

Cómo hacer polvores caseros de almendra.

Uno de sus postres navideños (o merienda) favoritos que os aseguro se convertirá año a año en una de vuestras recetas preferidas.

Estos son los clásicos polvorones que todos conocemos pero caseros, que la cosa cambia mucho. Los polvorones son uno de los dulces más famosos de Navidad en España.

La localidad de Estepa, en Andalucía, es quizá la más famosa por su fabricación de mantecados y polvorones en España. Aunque existen otras localidades donde también preparan estos pequeños manjares, que son igualmente valorables en calidad y sabor, como los polvorones toledanos o los de Tordesillas.

Si os animáis a prepararlos os daréis cuenta que hay una diferencia abismal con los industriales, al meterlos en la boca se deshacen, son muy ligeros y el sabor intenso almendra es totalmente distinto, su textura es ligeramente crujiente en el exterior y muy suave en su interior.

Un dulce tan sencillo que hasta sus ingredientes son de andar por casa, nada complicados de encontrar: harina, almendras, azúcar, manteca y un poco de canela.

No lo dudéis que no hay mejor ambientador para el hogar que una bandeja de polvorones recién horneados o un buen trozo de Roscón para dejarle a los Reyes Magos en la gran noche… no os olvidéis de dejar un chupito de licor café al lado que os aseguro que así dejan más regalos :)

Preparación de la base de los polvorones

  1. El primer paso es tostar la harina: lo más importante es que no se queme y que sólo se cocine.
  2. Para ello la ponemos en una sartén o cazo a fuego suave y la cocinamos sin parar de remover durante unos 7 minutos. Hay que retirarla antes de que empiece a tomar color.
  3. Tamizamos la harina para evitar los grumos que se habrán formado.
  4. Puedes deshacerlos en un mortero, entre dos cucharas o simplemente con una picadora. Picamos las almendras muy finas y rallamos la piel del limón.
  5. Una vez fría la harina hacemos un volcán con ella. Ponemos en el centro la manteca en punto de pomada y el resto de ingredientes, teniendo en cuenta que hay que reservar unos 50 g. de azúcar glass para la decoración.
  6. Amasamos con las manos hasta que se quede una pasta fina.
  7. Dejamos enfriar la masa en el frigorífico durante 90 minutos.

Forma. Horneado y presentación final de los polvorones

  1. Extendemos la masa fría sobre una superficie lisa, de modo que forme una placa de 1 cm de espesor aproximadamente.
  2. Con un molde o vaso vamos recortando los círculos y los ponemos en la bandeja del horno separados unos 3 centímetros entre ellos.
  3. Precalentamos el horno a 120º C.
  4. Una vez esté a la temperatura, introducimos en la bandeja del medio con temperatura arriba, abajo y aire. Dejamos que se cocinen durante 25 minutos.
  5. Sacamos la bandeja y, con ayuda del tamiz, espolvoreamos el azúcar glass sobre los polvorones aún calientes. Deben enfriar preferiblemente dentro del frigorífico y los desmoldamos.

No hace falta que os diga que están deliciosos, con esta receta tenéis para 3 ó 4 polvorones para cada uno, no seáis glotones y compartid.¡Buen provecho y no tenéis excusa que aún los podéis comer en Navidad!

Aquí tenéis un paso a paso en fotos donde muestro como preparar esta receta de polvorones. No os perdáis detalle para que os salga perfecta.

Consejos para unos polvorones de rechupete

  • Para su presentación os recomiendo que los envolváis en papel de seda o conservadlos en una caja metálica con un buen cierre.
  • Esta es una receta base que podéis tunear con otros ingredientes añadiendo otros frutos secos como avellanas o nueces, y darle otros colores y aromas: chocolate, limón, anís, semillas de sésamo, etc. Como siempre os digo, imaginación al poder.
  • Para aquellos amigos/as del otro lado del charco os aclaro que en Uruguay, Paraguay o Argentina a la mantequilla se le llama manteca.
  • En España y para esta receta la manteca es la grasa o gordura del cerdo, en este caso empleamos manteca de cerdo ibérico que es de mayor calidad. Podéis conseguir la manteca en cualquier supermercado o pidiéndola a vuestro carnicero de siempre. Los demás ingredientes son muy fáciles de conseguir.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.