Por qué hacer y consumir pan con masa madre. Beneficios

Compartir Twittear
3.5/52 votos

Hacer pan de masa madre en casa.

En estos días de encierro por el covid19 todos en cierta medida nos hemos lanzado a hacer pan en casa, primero con panes sencillos, como quien dice para aprender y luego hemos aprendiendo poco a poco, todos juntos a hacer panes más complejos.

Y los que ganan por goleada dentro de los panes caseros artesanos son los de masa madre, más calidad y el sabor en su máxima expresión. El pan de toda la vida.

Hacer pan en casa parece complicado pero no lo es, siempre con algún pero… aunque una comida con una hogaza que contenga todo el sabor del pan de antaño, es un plus siempre. Toques lácticos y algo de acidez que me recuerdan a mi niñez en la aldea en Ourense cuando mi abuela preparaba pan no forno de leña.

Hoy en día se ha puesto de moda el “do it yourself“, el “hygge” o alguno de esos términos que, en el fondo, hacen referencia al consumo responsable y al disfrute de los pequeños placeres, por lo que no debes dejar pasar la oportunidad de hacer tu propio pan casero.

¿Pero que qué es la masa madre de la que habla todo el mundo? Seguro que lo habéis escuchado y leído en infinidad de ocasiones. La masa madre nos es más que levadura, pero en este caso es levadura natural. Hace el mismo papel que la levadura de panadero fresca o seca que podemos comprar en las tiendas, pero es una levadura casera que aporta mucho sabor y jugosidad a los panes.

Si no tenéis masa madre, este puede ser un buen momento para prepararla. Ya os hemos contado en qué consiste el proceso, que dura entre 5 y 6 días, con todo tipo de detalle. Solo necesitáis agua, harina, un puñadito de uvas pasas y un acidulante (limón o vinagre). El resto es paciencia y organización, para que no se os pase un día sin darle una vuelta.

Un resumen de las ventajas de un pan casero con masa madre es fácil, el pan aguantará hasta una semana sin perder sus propiedades y, lo más importante, redescubrirás el sabor del pan. Pero hay más… no dejes de leer.

Beneficios que aporta el pan de masa madre a nuestra alimentación

  1. Mejora la digestión. Este tipo de elaboración propicia que las bacterias en la levadura tengan una misión importante, predigerir el almidón de los granos. Lo que quiere decir que tardaremos en hacer la digestión y en procesarlo.
  2. Contiene mucho ácido láctico. El pan con masa madre contiene lactobacilos en una proporción mayor que los panes elaborados con otras levaduras. La mayor cantidad de lactobacilos se traduce en mayor producción de ácido láctico, lo que facilita la digestión y la absorción de minerales como potasio, magnesio y zinc.
  3. Menos gluten. Cuando se prepara este tipo de pan se debe pensar en que llevará mucho tiempo y ese factor hace que también se descomponga el gluten para convertirse en aminoácidos.
  4. Se conserva de manera natural. Los panes elaborados con masa madre duran más tiempo en buenas condiciones. Siempre que los tengamos envueltos en un trapo de algodón, podemos disfrutarlos durante 3-4 días y seguirá estando ¡de rechupete! Muchos panes en el mercado necesitan de conservadores artificiales para que puedan durar mucho tiempo; sin embargo, el pan con masa inhibe el crecimiento de moho, ya que en la elaboración se produce ácido acético y se conserva de manera natural.
  5. Tiene un bajo índice glucémico. Tal vez muchas personas evitan comer pan debido a que tienen problemas con su peso, es evidente que el pan blanco industrial genera este tipo de problemas, pero con moderación, en el pan con masa, esto no es así. El pan no engorda si sabes cómo y con qué comerlo.
  6. Contiene vitaminas y minerales. La composición de la masa madre es tan compleja que alberga muchos nutrientes. Entre ellos se encuentran las vitaminas B1 a B6, B12, folato, tiamina, niacina, riboflavina, vitamina E, hierro, magnesio, calcio, fósforo, zinc y potasio. Además, también tiene un increíble balance de proteínas y ácidos grasos.
  7. Mejora la textura y sabor. La masa madre mejora la textura y sabor del pan debido a la levadura natural y las bacterias que intervienen en su proceso de elaboración y la fermentación ayuda a que haya un alto contenido de fibra.

Algunas preguntas que me hacéis sobre el pan

  • ¿Cómo debe ser un pan de calidad? Un pan que sea sabroso, jugoso, aromático, estimulante y con olor al pan de toda la vida.
  • ¿Dónde se concentra el sabor en la miga o en la corteza? Siempre en la miga
  • ¿Mejor panes grandes o pequeños? Esto es al gusto de cada uno, pero mejor los grandes. Empiezan a ser buenos a partir de 400 gramos pues conservan mejor los aromas. Los panes de mayor tamaño, con más tiempo de horneado, tienen un plus sobre los más pequeños, requieren más tiempo, pero la paciencia, en el pan, tiene premio, como también lo tiene saber hacer esos míticos bolos. Las masas solo se esponjan mediante dos procesos, el de la fermentación, por un lado, y el de la hidratación, por otro.
  • ¿Acidez en el pan de masa madre? Se pueden hacer panes de masa madre que no sean muy ácidos, incluso panes ligeros… todo depende del tipo de masa madre que emplees y de la harina con el que está hecho ese pan.

Si tienes alguna pregunta sobre este tema no dudes en dejar tu comentario y gustosamente lo contestaremos e incluiremos en este post.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.