Potaje de garbanzos andaluz

Compartir Twittear
4.3/533 votos
Potaje de garbanzos andaluz

Info.

Ingredientes para Potaje de garbanzos andaluz

  • 500 g. de garbanzos
  • 300 g. de carne de cerdo (para guisar)
  • 1 chorizo
  • 2 patatas grandes
  • 1 cebolla
  • 1 zanahoria grande
  • 1 pimiento rojo
  • 4 dientes de ajo
  • 100 ml. de vino blanco
  • 2 hojas de laurel
  • Agua (cocción garbanzos)
  • Sal fina (al gusto)
  • Aceite de oliva virgen extra

Cómo preparar un potaje de garbanzos andaluz. En los meses de otoño e invierno, si hay una receta de legumbres estrella, es sin duda un buen potaje.

Un plato que entra de maravilla en los días más desapacibles, y son de esos que yo llamo “reconfortantes”. El potaje suele prepararse legumbres, y luego admite un sinfín de ingredientes.

Casi cualquier cosa podemos añadirle a un potaje, y seguirá siendo un plato espectacular. En casa siempre optamos por los garbanzos, una legumbre muy versátil y que siempre da buenos resultados.

Este potaje de garbanzos andaluz es una receta popular, tradicional, muy extendida en esa comunidad. Dependiendo de cada provincia, de cada comarca, o incluso de cada casa, encontraremos variantes en sus ingredientes o en su preparación.

De lo que estoy seguro es que en todos los casos es un plato que triunfa en la mesa. Se puede tomar como “plato único”, y solo faltaría acompañarlo de un buen pan para completar el menú. Además es de esos que sobra de un día para otro, y al día siguiente está todavía más rico, ya que ha espesado un poco más el caldo del potaje.

En el blog encontraréis más recetas de potaje con garbanzos, como el conocido potaje de vigilia, típico de Semana Santa, al estilo gallegos con este potaje de grelos con chorizo, el clásico potaje de garbanzos y espinacas o una opción totalmente vegetariana con el potaje de garbanzos con verduras. Como veis es un plato que me tiene conquistado.

Antes de cocinar los garbanzos

  • Podéis usar garbanzos secos o ya cocidos (para ahorrar tiempo y trabajo). Encontraréis en el mercado muchas variedades y tamaños, pero los que suelo usar son los garbanzos castellanos de tamaño grande, forma esférica y un característico color amarillento.
  • Lo recomendable es usar garbanzos secos, ya que permiten controlar el punto de sal del guiso y evitamos los tratamientos que traen los envasados.
    • Si empleamos los garbanzos secos, de víspera (el día anterior) los ponemos en agua templada con un puñado de sal, y los dejamos en remojo al menos unas 12 horas.
    • Antes de cocinarlos, lavadlos para quitar posibles impurezas y que no se cuele ningún garbanzo estropeado Sólo nos quedará escurrir y apartar hasta el momento de preparar el potaje.
    • En el caso de los comprados, ya cocidos, es necesario lavarlos muy bien. Para que no quede ningún resto de la gelatina que rodea a los garbanzos. Añadidlos al final de la cocción del guiso, sólo para que se impregnen bien del sabor del resto de los ingredientes.

Preparación del potaje. Cocción de los garbanzos

  1. De víspera, el día anterior, ponemos los garbanzos secos a remojo, en agua tibia. Añadimos un puñado de sal, y dejamos al menos 12 horas hidratándose.
  2. Al día siguiente, comenzamos por cocer los garbanzos, una vez escurridos. En una cazuela con agua abundante (dos dedos por encima de los ingredientes), incorporamos los garbanzos, la zanahoria en cuartos, dos dientes de ajo pelados y las hojas de laurel.
  3. Llevamos a ebullición, y luego ponemos a fuego bajo. Salamos ligeramente, tapamos y cocinamos unos 90 minutos. Vigilamos por si aparece algo de espuma en la superficie, y la retiramos. Si preferís la olla exprés, con 15/20 minutos estarían listos los garbanzos.
  4. Mientras se cuecen los garbanzos, vamos con el resto de la receta. Cortamos la carne en dados, salamos al gusto y la doramos en una sartén, con aceite de oliva virgen extra. Reservamos.

Preparación del potaje andaluz. Degustación

  1. Picamos el chorizo en dados pequeños, y lo sofreímos un minuto en la misma sartén. Reservamos hasta el final del proceso.
  2. Picamos la cebolla, el pimiento y el ajo en brunoise (dados pequeños). En la misma sartén, pochamos las verduras a fuego medio, durante 10/15 minutos.
  3. Es el momento de añadir la carne. Mezclamos y cocinamos un par de minutos. A continuación vertemos el vino blanco. Reducimos 10 minutos más.
  4. Una vez terminada la cocción de los garbanzos, incorporamos el sofrito a la cazuela. Pelamos las patatas, las picamos en dados (tamaño similar a la carne), y también las añadimos a la cazuela.
  5. Probamos el caldo, y rectificamos de sal si es necesario. Esto va por gustos, ya sabéis.
  6. Tapamos y cocinamos 10 minutos a fuego bajo. Finalmente, añadimos el chorizo al potaje, que teníamos reservado.
  7. Con el fuego apagado, dejamos reposar otros 10/15 minutos.

Y ya está listo nuestro potaje de garbanzos, que nos ha llevado su trabajo la verdad. Pero todo esfuerzo se compensa, ya veréis que auténtico platazo “de rechupete”. Espero que os guste.

No dejéis de disfrutar de todos los guisos, estofados y sopas de rechupete en nuestras recetas de sopas y guisos. También como siempre os recomiendo, pasaros por nuestro especial de recetas fáciles y baratas

Podéis ver todas las fotos de la receta de potaje andaluz en este paso a paso.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. TERESA CAM LY VDA. DE BERNAL dice:

    voy a preparar este platillo que me parece excelente…gracias por la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.