Puré de boniato, perfecto como guarnición

Compartir Twittear
3.9/510 votos
Puré de boniato, perfecto como guarnición

Ingredientes

  • 1 boniato o batata grande de unos 500 g. o bien dos boniatos enteros pequeños
  • 1 nuez de mantequilla generosa (25 g. aprox.)
  • 25 ml. de leche entera
  • ½ cucharadita de canela molida
  • La ralladura de un trocito de jengibre fresco (opcional y no más de 2-3 gramos)
  • 1/4 cucharadita de nuez moscada molida
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)
  • Aceite de oliva virgen extra (opcional a la hora de hornear)
  • Papel de aluminio para hornear los boniatos
  • Para decorar: Frutos secos tostados

Cómo hacer puré de boniato casero.

El boniato o batata es un tubérculo similar a la patata pero más dulce. Con él preparamos en casa varias recetas, lo asamos, freímos, convertimos en buñuelos o pastel, pero la forma más sencilla es hacerlo en formato puré. Un acompañamiento perfecto para esta Navidad, ideal para acompañar todo tipos de carne, aves y pescados.

El puré tiene una consistencia más densa que las cremas, siendo este similar al clásico puré de patatas (hecho con otro tubérculo) o bien uno de los acompañamientos preferidos de casa, el puré de castañas. El de boniato o batata se puede comer solo o usarlo para acompañar otros platos, combina genial, sobre todo con carne o pescado.

Este puré está hecho a partir de boniato cocido, pero se puede hacer también con boniato al horno o al microondas. Podéis darle vuestro toque con algunas especias, las cantidades de especias que podéis añadir van al gusto de cada uno, y el sabor depende del tamaño del boniato o boniatos que preparéis.

Como colofón final, podéis decorarlo con unos frutos secos tostatidos en la sartén, a nosotros nos encantan las nueces y cuando hay presupuesto, unos piñones Ya veréis como complementan a la perfección con el sabor dulce del puré, además de aportar un toque crujiente.

Os dejo con este puré tan sencillo, famoso en la gastronomía anglosajona o en la peruana. Una receta que crea un equilibrio entre su sabor dulce y los sabores fuertes de carnes, guisos, caza o incluso, pescados con toques picantes o cítricos.

Horneado o preparación de boniato o batata en el microondas

  1. Lavamos muy bien los boniatos y luego podemos prepararlos de 2 formas, o bien asamos el boniato en el horno o bien en el microondas.
  2. Si lo vamos a asar en el horno, lo mejor es precalentar el horno a 190ª C y luego envolver el o los boniatos en papel de aluminio untando el interior con un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
  3. Lo asaremos en la parte central del horno con calor arriba y abajo durante 40 minutos. Comprobamos el punto de asado pinchando con un palillo o un tenedor hasta que notemos que están tiernos. Deben de ceder sin problema a la hora de pincharlos. Luego dejamos que enfríen y reposen unos 15 minutos antes de pelarlos.
  4. Si optamos por el método del microondas, es todo mucho más fácil, una vez que los boniatos están limpios, lo metemos en un envase apto para el microondas (o si no tenemos envueltos en papel de cocina) y se harán a 850 W durante unos 12 minutos.
  5. Si vemos que aún no están tiernos podemos hacerlos uno o dos minutos más y volver a probar, hasta que tenga el punto que queremos. Algo similar a cuando hacemos patatas al microondas.

Preparación del puré de boniato o batata. Presentación final

  1. Pelamos los boniatos y los llevamos a un bol grande, aplastamos con un tenedor hasta conseguir una textura grumosa. Veréis que es muy sencillo pues estarán tiernos. La otra opción es hacerlo con un pasapuré o trituradora, para conseguir una textura cremosa.
  2. Añadimos la mantequilla, la leche entera, la canela, la nuez moscada y el jengibre recién rallada. Salpimentamos y mezclamos todo hasta conseguir una crema homogénea, a mi me gusta que se note algún trocito, pero lo dejo a vuestro gusto.
  3. Si vemos que aún con la mantequilla y la leche queda demasiado denso para nuestro gusto, le podéis añadir un chorrito de aceite de oliva virgen extra, conseguiréis una mezcla más cremosa. Servimos frío, templado o caliente dependiendo de como nos guste.

De manera opcional podemos poner unos frutos secos tostados encima, para darle un toque crujiente. Esta buenísimo el sólo o acompañando carnes o pescados.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.