Tarta de mango fácil y sin horno

Compartir Twittear
4.5/540 votos
Tarta de mango fácil y sin horno

Info.

Ingredientes para Tarta de mango fácil y sin horno

  • 400 ml de crema de leche o nata líquida 35% M.G
  • 2 mangos maduros (De 800 g. a 1 kilo aprox. las 2 piezas)
  • 100 g. de mantequilla
  • 150 g. de azúcar (unas 7 cucharadas)
  • 250 g. de galletas tipo María
  • 2 sobres de gelatina neutra Royal (10 g. cada uno)
  • 150 ml de agua
  • 250 g. de crema de queso
  • 350 g. de mermelada de mango

Cómo preparar una tarta de mango. Si hablamos de recetas de postres en general, la clásica tarta de queso con una combinación de fruta suele ganar por goleada.

Una capa de crujiente galleta, luego incorporamos los mangos de temporada en la propia crema que junto la nata montada tendrá textura de mousse y acabaremos con una capa de deliciosa mermelada de mango. Mucha fruta en un postre exótico, refrescante y muy original.

El contraste es perfecto, es una cheesecake fresquita, fácil de hacer y ligera. Una tarta de mango sin horno con su delicado sabor a fruta tropical resultan de lo más apetecible cuando el mango está de temporada.

El truco de la tarta es justamente la calidad de su ingrediente principal, el mango. No deben estar verdes o la tarta no sabrá a nada. Lo mejor es que los compréis muy maduros y ya comprobaréis al pelar la fruta que sólo su aroma ya alimenta.

Acabamos de empezar una colaboración de la que estoy muy orgulloso, llevaremos a todos vosotros una receta con vídeo cada mes sobre uno de los muchos productos que están de promoción en Ahorra Más. En este caso hemos aprovechado su oferta en mangos, una magnifica ocasión de aprovechar esta fruta de temporada.

Una tarta con una combinación de sabores de esta exquisita fruta, el mango, el toque suave de la crema y el crujiente de la galleta.

Preparación de la base de la tarta de mango

  1. Derretimos la mantequilla (usad el microondas, es más rápido, a temperatura baja unos 2 minutos). Con la picadora trituramos las galletas.
  2. Si no tuvieses, en un trapo de cocina echamos las 25 galletas y envolvemos para luego las trituramos con una cucharada, tenedor o algo pesado. No te queda tan fino pero sirve igual. Añadimos por encima la mantequilla derretida.
  3. Cogemos la mezcla de mantequilla y galletas. La repartimos por la base de un molde desmontable grande. En este caso era de 23 cm. de diámetro. Si empleáis un molde más pequeño os quedará más gruesa, si el diámetro es mayor de 23 cm. más finita.
  4. Apretamos contra el fondo con la ayuda de una cuchara o con los dedos e introducimos a la nevera durante 20 minutos para que se endurezca.
  5. Reservamos hasta que tengamos que rellenar con la crema mousse de mango.

Consejos para pelar los mangos

Antes de empezar con la receta os aconsejo un vídeo con un sencillo truco para pelar y cortar el mango de forma sencilla. Sin que se aplaste la pulpa y suelte excesivo jugo. En este vídeo te cuento cómo partir mangos sin mancharte demasiado.

Preparación del relleno de la tarta de mango

  1. Ponemos a hidratar la gelatina (los 2 sobres de gelatina neutra, unos 10 g. cada sobre) con 100 ml de agua más o menos.
  2. Pelamos los mangos tal como os aconsejo en el vídeo anterior y cortamos en trozos pequeños. Metemos todo en una picadora o batidora (de vaso o americana) con la crema de queso y el azúcar (o equivalente en edulcorante). Batimos todo hasta que quede todo homogéneo.
  3. Una vez hidratada el agua con la gelatina la metemos en el microondas hasta que se funda. Con 15 segundos será suficiente, removemos con un tenedor o cuchara y introducimos en la mezcla anterior. Volvemos a batir hasta que quede una mezcla homogénea y cremosa. La gelatina tiene que estar bien integrada en la crema.
  4. Montaremos la nata con una o dos cucharadas de azúcar. No mucho pues la fruta ya tiene mucho azúcar y la base de galletas ya es dulce. Yo empleo la batidora con el accesorio de varillas eléctricas ya que es más cómodo que con varillas manuales.
  5. Empleamos un bol grande. Si está frío mucho mejor, al igual que la nata o crema de leche que debe de salir de la nevera.
  6. ¿Por qué frío? La nata es grasa y si pilla calor pierde consistencia, si no está fría va a ser difícil que suba como queremos, si es que sube. La temperatura idónea es de unos 10º C.
  7. Añadimos la nata fría al bol y batimos hasta que pase de estado líquido a una especie de crema, con un poco de espuma. Este proceso nos llevará unos 5 minutos nada más. No es necesario que esté completamente firme. Cuanto más dura esté la nata más nos costará mezclarla con el resto de la preparación y corremos el riesgo de que se baje por completo.
  8. Vertemos la nata montada a la crema del relleno de la tarta mediante movimientos envolventes, sin prisa. Utiliza una espátula o lengua de repostería hasta que esté totalmente integrada.
  9. El siguiente paso es verter sobre la base de galletas toda la mezcla que tenemos reservada.
  10. Alisamos bien la superficie con una espátula. Cubrimos con papel film para que no pille olores y sabores de la nevera. Dejamos cuajar la tarta dentro de la nevera durante un mínimo de 4 horas.
  11. Metemos de nuevo a la nevera para que solidifique la crema.

Preparación de la cubierta de mango. Montaje final

  1. El paso más complicado quizás sea la cubierta de mango. Vamos a emplear un poquito de gelatina que hidrataremos en un poquito de agua (con la mitad de un paquete, 5 gramos es suficiente).
  2. Si tenemos mermelada de mango, la suelen vender en Ahorra Más en temporada, todo será muy fácil. Si no la tenéis, podéis emplear aquella mermelada (albaricoque, melocotón, calabaza…) que más os guste. Otra opción sería preparar mermelada de mango a partir de mangos maduros, un poco de zumo de limón, agua y azúcar.
  3. Ponemos la mermelada de mango en un cazo al fuego con 50 ml. de agua hasta ebullición (o al micro directamente 2 minutos).
  4. Retiramos del fuego y añadimos la gelatina que previamente hemos calentado un poquito en el micro (12 segundos). Removemos hasta su completa disolución.
  5. Si quedan grumos, batimos ligeramente toda la mezcla para que quede homogénea.
  6. Sacamos el recipiente con el resto de la tarta ya cuajada y le añadimos esta crema. Asegúrate de que la capa superior está lo bastante dura para que no se mezcle con la cobertura.
  7. Si queremos que tenga un acabo de pastelería, sólo tenéis que preparar un almíbar ligero con agua y azúcar. Con la ayuda de un pincel le damos una capa de brillo con este almíbar y dejamos que enfríe unos minutos en la nevera. Aunque este paso es opcional.
  8. Dejamos que enfríe durante unas 5 horas en la nevera. Cuando veamos que está todo cuajado ya podemos sacar la tarta y desmoldamos. Lista para disfrutar.

No dejéis de disfrutar de todos los dulces de rechupete en nuestras recetas de postres. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Consejos para una tarta de mango de rechupete

  • Os aseguro que el acabado es el de una tarta profesional de repostería de cualquier pastelería pero con el toque de sabor casero que le da cada uno.
  • Creo que puede aceptar variaciones con otras frutas. Aunque no se como saldrá por el tema de agua puesto que muchas frutas tiene gran cantidad de líquido.
  • Puedes dejarla hecha de un día para otro y así poder disfrutar más de tus invitados.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. irnk dice:

    Hola,

    Que buena pinta! La quiero hacer, pero no entiendo muy bien este paso:
    “Vaciamos el contenido de un sobre de gelatina neutra Royal en un bol que esté seco. De 200 ml de agua fría (un vaso aproximadamente), separamos una tacita y le añadimos la gelatina neutra”

    Es necesario poner la gelatina en un bol seco primero y luego echar esa gelatina en agua? o directamente se puede echar el agua en el bol donde ya esta la gelatina?

    • Alfonso dice:

      Hola Irnk! No, directamente en el agua, pero recuerda quitar parte de la misma para calentar. Lo que intento comentar, es que primero se tiene que hidratar la gelatina con el agua y luego le añadimos calor para que se integre perfectamente. Así no quedarán grumitos en el puré de mango y saldrá una cobertura perfecta. Espero que te haya servido de ayuda. He intentado explicar un poco mejor ese punto para que sea más fácil seguir la receta. Un saludo!

  2. ana dice:

    Hola, cuando dices 6 mangos grandes,,, te refieres aproximadamente de cuantos gramos cada uno? por que aquí hay mangos muyyy grandes y quizás salgo de la receta
    Un saludo

  3. soledad dice:

    Exquisita de verdad, la hice tal cual pone en la receta y ha sido un éxito total

  4. Fer Ramirez dice:

    Hey, muy buenas! estoy a punto de hacerla, me encanto.
    Tengo una pregunta, cuantos gramos tiene un sobre de gelatina neutra”? Por que aqui me venden los gramos que pida, no venden por sobres. O cuanto seria lo adecuado para que le ponga?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.