Spaghetti dell’Ubriacone o borrachos en godello blanco

Compartir Twittear
5/51 voto
Spaghetti dell’Ubriacone o borrachos en godello blanco

Info.

Ingredientes para Spaghetti dell’Ubriacone o borrachos en godello blanco

  • 400 g de espaguetis marca Barilla Nº 5
  • Agua para cocer la pasta (Unos 4 litros de agua aproximadamente)
  • 2 dientes de ajo, finamente picados
  • 1 botella de vino blanco (en este caso un godello de Oimbra)
  • 2 pastillas de caldo de pescado
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • 100 ml de oliva virgen extra
  • Un chorrito de Moscatel. Es opcional pero le queda muy bien.
  • 2 latas de anchoas (85 g x 2 latas, peso neto) El aceite lo añadimos a la salsa.
  • 100 g de trucha ahumada
  • 1 bote de Bonito del Norte (200 g aprox)
  • 15 tomates Cherry

Esta semana he estado de vacaciones en Galicia y ha impresionante, gastronómica a tope. Mi tierra está en fiesta continua durante el verano y vayas donde vayas te encuentras jolgorio permanente. Como buenos gallegos la gastronomía y la calidad del producto de la zona es lo primero y da igual la población, todas tienen algo que mostrar, de forma que os animo a que paséis por allí unos días y cambiéis la playa por un buen plato de pulpo.

Esta receta es una evolución de los Spaghetti All’Ubriaco que os presenté hace unas semanas, pero esta vez borrachos en vino blanco y acompañados por un salsa marinera y tomates cherry. Estamos en plena temporada de tomates y en la comida de verano con los amigos aproveché unos que tenía Mónica de la huerta de su padre en Vilariño, tomates con sabor a tomate. “Feos coma penedos pero exquisitos“. La preparación clásica de los espaguettis ubriaco en vino es muy famosa en Florencia. Quizás esta es un poquito más complicada que la anterior por la salsa pero sigue siendo muy rápida y sencilla. Para la cocción en vino blanco he elegido un godello ourensano y la salsa se compone de tomates cherry, anchoas, trucha y bonito del Norte. Es simplemente exquisita, ya me contaréis.


Preparación de los espaguetis

Normalmente os explico unos pequeños trucos para que los espaguetis queden al dente pero en este caso la preparación es distinta pues tenemos dos tipos de cocción, una en agua y otra en vino. Vamos al tema.

  1. Ponemos a calentar dos cazuelas. En una de ellas añadimos un litro de agua por cada 100 g de pasta, es la medida recomendada por persona excepto si tenemos apasionados/as por los espaguetis en casa. Estas proporciones (indicadas en los envases) ayudan a que la pasta no se pegue entre ella.
  2. Cuando empiece a hervir a borbotones la cazuela con agua echamos 1 puñado generoso de sal, unas 2 cucharadas rasas por cada 500 gramos de pasta. Seguidamente añadimos la pasta, siempre toda junta. Removemos con una cuchara de madera para que los espaguetis no se peguen y queden sueltos.
  3. En la otra cazuela ponemos a cocer el vino blanco con dos pastillas de caldo de pescado. Además añadimos un chorro de un vino dulce que tengamos por casa, en este caso Nacho tenía un moscatel de Jerez muy rico, así que chupito para el cuerpo y chorrito para la cazuela. Este tipo de vino suaviza al blanco y queda genial. Podéis sustituirlo por una cucharadita de azúcar blanco en caso de que no tengáis.
  4. El vino debe hervir a fuego lento, a ser posible tapado y manteniendo el calor mientras los espaguetis se hacen en el agua. Así conseguiremos que no se nos evapore el vino blanco.
  5. En el reverso del paquete de los espaguetis viene el tiempo de cocción. Como van a ser dos cocciones debemos invertir la mitad del tiempo recomendado en la del agua, escurrir los espaguetis y a continuación echarlos a la cazuela con el vino blanco caliente. En ese momento subimos la temperatura a un fuego medio-alto y acabamos de cocer los espaguetis utilizando el resto del tiempo recomendado en el paquete.
  6. Comprobamos como están de punto. Normalmente se habrá consumido el vino, aunque si ha sobrado un poco no importa.

Presentación de la salsa y acabado final del plato

  1. Pelamos los ajos y picamos finamente.
  2. Cortamos las anchoas y la trucha ahumada en pequeños trozos. Reservamos. El aceite de las anchoas lo añadimos a la cazuela o sartén donde prepararemos la salsa.
  3. Mientras la pasta está en el vino, ponemos el ajo y el pescado a sofreír con cuidado a fuego lento, para que no se pase. Ponemos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra porque luego lo vamos a mezclar con la pasta, y así no queda muy seca.
  4. Añadimos el bonito del Norte a la salsa y removemos todo durante unos 2 minutos a fuego bajo. De este tengo que hablar largo y tendido otro día pues la conserva que veis en la foto la prepara mi amiga Lydia con su familia, casi 40 kg de Bonito del Norte envasado en muchos botes. Este proceso es digno de contar, me ha dicho que ha hecho fotos y me las pasará con la explicación, así que tanto vosotros como yo aprenderemos una cosilla más.
  5. Cortamos los tomates cherry a la mitad y los introducimos en la cazuela. Juntamos con el resto de los ingredientes a fuego alto durante un minuto para que suelte algo de su jugo. Salpimentamos, poco pues recordad que esta salsa lleva anchoas.
  6. Una vez que los espaguetis estén al dente los mezclamos con la salsa, la sacamos del fuego y mezclamos todo con una cuchara para que se junten bien los sabores. Servimos inmediatamente en platos calientes.

Acompañadlo con un buen vino, yo os recomiendo un gran caldo de la bodega de Nacho. Espero que disfrutéis la receta y el vino. Ya me contaréis…

Vino recomendado:

Como complemento a esta receta Nacho Pérez nos recomienda otro vino de la zona de Monterrei, no se equivocó en la selección, una copa llama a otra… , este godello es perfecto:

  • “Quinta do Buble 2009” Godello (D.O. Monterrei)   Bodega Quinta do Buble: “Este vino 100% godello es la joya de los nuevos vinos de la zona de Oimbra, en Casa dos Montes, cerca de Verín, Ourense. Premiado como mejor blanco en la XX Cata de los vinos gallegos en el 2008 y Acio de Oro 2009 prueba que es un gran vino. La producción de este vino es pequeña y se deja madurar y estabilizar en depósitos de acero inox. Un vino de color amarillo pajizo de reflejos verdosos de capa fina. Limpio, brillante y cristalino. De muy buena lágrima, increíble en boca, muy fresco, un vino de acidez equilibrada que no molesta más tarde, tiene un ligero amargor equilibrado con recuerdos florales y manzana. En fin, un buen y gran vino no muy caro, su precio no sube de 8,50 €. No dejéis de probarlo.”.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.