Recetas que debemos a la literatura

Compartir Twittear
5/51 voto

Los libros y la cocina nos dejan sorpresas como las que podéis leer a continuación.

La gastronomía está muy presente también en la literatura, y no, no me refiero solo a libros de cocina o de recetas, sino a platos estrella que pasaron de ser contados en historias a formar parte de ¡nuestra historia!

Por si todavía hay alguno que no conoces, voy a contarte cuáles son las mejores recetas literarias y cómo prepararlas para que te queden libro.

SOPA DE LA RECONCILIACIÓN

Isabel Allende nos habla de esta exquisita receta en Afrodita. Es una sopa hecha a base de setas por mujeres que buscaban reconciliarse con sus hombres.

La verdad es que no sé si les daría resultado, pero hay que reconocer que la combinación de sopa y setas es siempre un acierto. Habrá que probar.

TOMATES VERDES FRITOS

Puede que te suenen por la película de Jon Avnet o por la novela de Fannie Flag, pero si todavía no los has preparado en casa ¡estás tardando!

El truco es que los tomates, al estar todavía verdes, tienen una consistencia dura ideal para freír y su sabor ácido contrasta con la fritura.

Primero deberás pasar los tomates por huevo batido y suero de leche. A continuación los rebozas en harina de maíz (para darle un tono amarillento) salpimentar y ¡listo!

Puedes servirlos como aperitivos o guarnición tal y como recomiendan en el libro.

ARANCINI

Lo que en algunas comunidades españolas se conoce como una ‘bomba’. Es, básicamente, una bola de arroz rellena con carne picada. Una croqueta gigante en la que se sustituimos la bechamel por el arroz. Más o menos.

Se hicieron famosas por ser el plato favorito de Montalbano, el comisario protagonista de las novelas de Andrea Camilleri que nos ha dejado hace poco. Te animo a que pruebes a cocinarlas en casa. Están TREMENDAS.

DUELOS Y QUEBRANTOS

No hace falta ser Dulcinea para cocinar como en El Quijote. Quijano era un fantasioso, pero a la hora de comer lo tenía claro. Entre aventura y aventura necesitaba un plato contundente para pasar el día.

Duelos y quebrantos es un plato que forma parte de la gastronomía manchega en el que se intercalan chorizo, tocino de cerdo y otros tipos de carne revuelto con huevos en una sartén y servido, cómo no, en cazuela de barro.

Yo ya estoy deseando que llegue el invierno para ponerme al lío e hincarle el diente.

GUISO DE CONEJO  “El señor de los anillos”

Tanto si eres fan de esta trilogía como si no has visto ninguna, te contaré que J.R.R Tolkien es un apasionado de dar detalles sobre sus costumbres, por eso en Las dos torres nos habla de la pasión de su raza por la comida de un modo muy explícito.

Tomando un poco de agua, sal, zanahorias, nabos, hierbas aromáticas y un par de buenos conejos es como Sam se marca un guiso para que Frodo no decaiga y mantenga sus fuerzas hacia el Monte del Destino.

TORRIJAS DE NATA

Y para terminar un postre, ¿no? En Como agua para chocolate de Laura Esquivel se preparan unas torrijas de nata que se te cae la baba solo con leerlo. La receta es muy parecidas a la de nuestras torrijas de semana santa.

No sé si después de esta entrada, además de despertaros el apetito, os habrán entrado más ganas de leer. Si es así, bienvenidos, recordad que leer es alimentar el alma.

Seríamos peores de lo que somos sin los buenos libros que leímos, más conformistas, menos insumisos y el espíritu crítico, motor del progreso, ni siquiera existiría“. Mario Vargas Llosa

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.