Rollitos de jamón

Compartir Twittear
3.5/54 votos
Rollitos de jamón

Info.

Ingredientes para Rollitos de jamón

  • 2 paquetes de jamón cocido
  • 2 cebollas medianas
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 2 tomates
  • 8 espárragos verdes gruesos (aproximadamente)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Para la bechamel: 1 cucharada colmada de harina de trigo
  • 50 g. de mantequilla
  • 1 vaso de leche desnatada (220 ml.)
  • Un pellizco de sal
  • Y aromáticas al gusto (recomiendo): 3 g. de orégano, 3 g. de albahaca, 3 g. de tomillo y una pizca de nuez moscada

Cómo hacer unos rollitos de jamón rellenos. ¿Quién dijo que una receta sabrosa tiene que estar reñida con que sea sana?

El que piense así sólo tiene que hacerme un poquito de caso y preparar esta receta, unos rollitos de jamón cocido de con verduras, para cambiar de idea.

Hay que cuidarse y mimarse, pero comiendo bien a diario y este plato lleva esa filosofía a rajatabla, unos espárragos verdes que quitan el hipo, cebolla, pimiento rojo y verde, un poco de ajo sin pasarse, tomate que sabe a tomate y una salsa ligera para juntar sabores.

Una receta con carne sana, sencilla de preparar y por supuesto sabrosa, eso lo hemos conseguido con estos canelones donde el jamón cocido se convierte en el protagonista sustituyendo a la pasta. Los hemos rellenado de verduras pero podéis cambiar optar por el que más os guste. Ya la he preparado varias veces y está última versión es sin duda la mejor.

Imaginación al poder para ponerle aquellas verduras que más os gusten: alcachofas, apio, cebolleta, espárragos, pimiento, tomate… siempre con la base de un buen sofrito.. ¿A qué esperáis para entrar en la cocina y poneros manos a la obra?

Preparación de los rollitos

  1. Lavamos todas las verduras y hortalizas que vamos a emplear. Cortamos los espárragos verdes un poquito más largos que el ancho del jamón cocido para que sobresalgan a la hora de enrollarlos.
  2. Calentamos en una cazuela agua y cuando comience a hervir añadimos dos puñados generosos de sal.
  3. Cocemos los espárragos durante 5 minutos, lo justo para que queden al dente, ni muy blandos ni muy duros. Retiramos del agua y reservamos en un plato.
  4. Cortamos las cebollas en juliana y los pimientos en bastones de unos 5 cm de largo.
  5. En una cazuela añadimos un chorrito de aceite de oliva virgen extra y pasamos la cebolla hasta que nos quede dorada y melosa.
  6. Reservamos en un bol. A continuación, en la misma cazuela salteamos el pimiento hasta que suelte parte de su agua, reservamos en otro bol, esperando para el montaje final.
  7. Pelamos dos dientes de ajo y salteamos en la misma cazuela donde hemos preparado la cebolla y los pimientos.
  8. En cuanto cambie de color añadimos los espárragos y le damos un toque de calor, con 1 minuto por cada lado es más que suficiente. Ya tenemos todos los ingredientes para preparar nuestros rollitos.
  9. Pelamos los tomates y cortamos en cuadraditos pequeños, reservamos a la espera de la bechamel.

Preparación de la salsa ligera Bechamel

  1. Tamizamos la harina con un colador, es importante para que luego no se produzcan grumos.
  2. Ponemos en un cazo a calentar a fuego la leche durante 4-5 minutos sin que llegue a hervir para luego acelerar el proceso de preparación de la salsa.
  3. En otro cazo echamos la mantequilla y la calentamos a fuego bajo hasta que se derrita, tiene que tornar a un color avellana y sacará un poco de espuma que podemos quitar si queremos.
  4. Luego añadimos la harina tamizada y dejamos que se mezcle hasta que formen pequeñas masas de  tono dorado (Roux, es el nombre que tiene la mezcla de harina y mantequilla que nos ayudará a ligar la bechamel).
  5. Este tostado es importante para que la harina no quede cruda y le de mal sabor a la bechamel.
  6. Removemos muy bien con una cuchara de madera la harina con la mantequilla hasta quede como una bola.
  7. También podéis utilizar a medidas iguales mantequilla y aceite de oliva. El aceite le da un toque especial, podéis probar a ver si os gusta.
  8. Echamos la leche caliente en el cazo, añadimos sal, pimienta al gusto, orégano, tomillo, albahaca y un poco de nuez moscada molida.
  9. Removemos de manera continua con una varilla (5-6 minutos).
  10. Para controlar la temperatura lo mejor es dejar el fuego al mínimo. Quedará un mezcla homogénea y lo más importante, sin grumos.
  11. Si no tenéis controlada esta salsa y os quedan grumos, podéis arreglarla con un toque de batidora, así os quedará perfecta. Por último añadimos los trocitos del tomate fuera del fuego y juntamos sabores. Dejamos reposar.

Preparación final de los rollitos y presentación final

  1. Precalentamos el horno a 180º C. Ponemos el jamón en una fuente y colocamos en el medio un espárrago, un poco de cebolla, unos trocitos de pimiento y una cucharadita de bechamel con tomate.
  2. Cerramos las lonchas de jamón bonnatur hasta que queden enrolladas en forma de canutillo, como si fuese un canelón. Así hasta que tengamos 5 de estos rollitos, los cubrimos todo con la bechamel ligera.
  3. Horneamos 5 minutos a 190º C en la zona media del horno con el calor arriba, abajo y aire. En los minutos finales le damos un toque de gratinado con el grill durante 1 minuto en la parte superior del horno ¡y ya están listos!

Una receta sencillísima y de un resultado espectacular. Ahora a cocinar ¡y buen provecho!

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en la receta de rollitos de jamón rellenos. No os perdáis detalle y saldrá perfectos.

Consejos para unos canelones de jamón cocido de rechupete

  • Es un plato que se recomienda comer calentito. Así aprovechamos la cremosidad de esta bechamel ligera tan pronto sale del horno. Los podéis tomar como primer plato, como única comida para una cena ligera o perfecta para llevar en el tupper al trabajo.
  • Las verduras y hortalizas a la plancha que hemos utilizado combinan con el jamón cocido y todo sabor funciona a la perfección como base del plato. Debéis controlar muy bien los tiempos del final de la receta para que todos los ingredientes queden tiernos y jugosos, con los sabores del campo.
  • La albahaca, el tomillo y el orégano que lleva la bechamel ligera juegan un papel muy importante y si encima lo acompañamos de trocitos de tomate natural… el sabor os trasladará a la casa de vuestra abuela.
  • Congela perfectamente, así que si os apetece hacer cantidad no hay problema. Ya que luego podéis conservarlo en recipientes aptos para congelar y tenerlo listo para otra ocasión. Recordad descongelar el día anterior y en la nevera.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.