Roscas o rosquillas huecas. Dulce de convento

Fácil60 min.3 pers.
3.6/515 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Roscas o rosquillas huecas. Dulce de convento

Ingredientes

  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra suave
  • 65 ml de agua
  • 70 g de harina de trigo de todo uso
  • 2 huevos L
  • 100 g de azúcar glasé
  • 1 clara de huevo
  • 1 pizca de sal 83 gramos)

Cómo hacer roscas o rosquillas huecas caseras.

El universo pastelero español está repleto de joyitas que merece la pena probar. Teníamos muchas ganas de hacer estas roscas huecas, un dulce de convento delicioso como las tradicionales yemas dulces y que habíamos fichado hace tiempo, y no nos han defraudado en absoluto. Es más, nos han enamorado al primer mordisco.

Se trata de una combinación de masa choux (sí, como la de los profiteroles y bocaditos de nata) y merengue en forma de rosquilla al horno. Nada más. Son muy sencillas de preparar, con pocos y humildes ingredientes, pero con un resultado soberbio.

La pasta choux se hornea en forma de rosca y se deja secar en el horno para que no pierda la forma. Después se cubre con merengue, que se puede dejar endurecer con un poco de reposo o no, y listas para degustar.

En casa han volado y ha habido consenso en que estas roscas huecas hay que hacerlas de nuevo y lo más regularmente posible. No podemos más que animaros a que las probéis y nos contéis qué os parecen. Seguro que coincidís con nosotros en que están de rechupete.

Preparación de la masa choux

  1. La base de estas roscas es una masa choux, la misma con la que se preparan los profiteroles y los petit choux de toda la vida.
  2. Prepararla es muy sencillo y, para ello, empezamos calentando el agua y el aceite en un cacito. Cuando la mezcla empiece a hervir retiramos el cacito del fuego y añadimos toda la harina de golpe, para escaldarla con el calor de los ingredientes líquidos.
  3. Removemos con una cuchara de madera hasta obtener una pasta lisa y densa que se desprenda de las paredes del cacito. A continuación añadimos los huevos, uno a uno. Removiendo bien e incorporando el primero huevo antes de añadir el segundo. Al principio parecerá misión imposible, pero es importante no parar de remover porque el huevo termina integrándose en la masa.
  4. Este proceso se puede hacer con varillas eléctricas, pero resulta infinitamente más cómodo continuar usando la cuchara de madera y nos ahorramos otro utensilio que fregar.

Forma de las roscas

  1. Transferimos la masa a una manga pastelera y dejamos atemperar. Mientras tanto cubrimos una bandeja de horno con papel vegetal o con un tapete de silicona.
  2. Dibujamos círculos de masa, dejando algo de separación entre unos y otros para que no se peguen al crecer en el horno. Si no queremos usar una manga pastelera, podemos depositar porciones de la masa en la bandeja y darles forma circular con el dorso de una cuchara humedecido con agua (para evitar que se pegue).

Horneado, decoración y presentación de las roscas huecas

  1. Introducimos la bandeja en el horno, precalentado a 180 ºC con calor arriba y abajo, y cocemos durante unos 5-20 minutos o hasta que estén dorados.
  2. Finalizado el tiempo de horno, apagamos y dejamos que reposen en su interior durante 10 minutos.
  3. Abrimos ligeramente la puerta del horno y dejamos que salga el calor lentamente al tiempo que los roscos se enfrían antes de retirar la bandeja.
  4. Cuando los roscos estén fríos los cubrimos con merengue. Para ello batimos las claras y la sal en un recipiente hondo, limpio y bien seco. Cuando empiecen a espumar añadimos el azúcar, poco a poco y sin dejar de batir. Batimos durante unos 8 minutos o hasta obtener un merengue liso y brillante.
  5. Cubrimos los roscos con el merengue (es posible que sobre algo, así que lo podemos hornear o comer tal cual, a cucharadas) y ¡listo!
  6. Si queremos que el merengue quede duro, dejamos secar los roscos a temperatura ambiente durante unas horas antes de consumir. ¿Podréis aguantar?

Sigue todos los pasos de esta receta de roscas o rosquillas huecas en este álbum. No os perdáis detalle para que os salgan perfectas.

Galería de la receta

Consejos para unas roscas huecas perfectas

  • La masa choux es fácil de preparar, pero es importante respetar las cantidades de los ingredientes para que no quede demasiado líquida ni demasiado espesa.
  • Los huevos a utilizar tienen que ser de tamaño L, si los usáis más pequeños o más grandes, es posible que tengáis que ajustar la cantidad de harina.
  • El glaseado se puede preparar con azúcar glasé y quedará más fino, pero el sabor no cambiará en absoluto.
  • Para que las roscas no se desinflen tras el horneado, conviene dejar que se enfríen dentro del horno dejando la puerta semi abierta. Aunque esta receta es tal cual la contamos, se nos ocurre que tienen que estar deliciosos si los rellenamos de algún tipo de crema, nata o chocolate. Rizando el rizo.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.