Salsa Gravy. Receta tradicional para acompañar carnes y asados

Fácil30 min.4 pers.
5/52 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Salsa Gravy. Receta tradicional para acompañar carnes y asados

Ingredientes

  • 400 ml. de caldo de carne
  • 30 g. de mantequilla
  • 30 g. de harina de trigo de todo uso
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)

Si te gusta la salsa, y no habla de mover tus caderas al ritmo de salsa, seguro que conoces esta salsa que os presentamos hoy en nuestro blog. La salsa Gravy, aunque su nombre te suene a chino, estamos seguros de que la has probado e incluso hecho en algún momento.

Aún recuerdo las comidas familiares de cada domingo en casa de la abuela, con esa carne asada bañada por una salsa marroncita, deliciosa, que a todos nos encantaba mojar con pan y no podíamos para de hacer barquitos hasta que se acababa.

Esa salsa marroncita, como yo decía, se llama salsa Gravy, una salsa a base de caldo de carne, que se liga con una roux rubia. Una salsa básica procedente de la gastronomía anglosajona, pero hoy en día ya es una salsa internacional, y la encontramos en muchas recetas de otros países como en la cocina americana y canadiense. Se suele utilizar para napar (cubrir por encima) cualquier tipo de carnes asadas, como el pavo de Acción de Gracias, carnes estofadas, a la parrilla o a la brasa, salchichas o acompañando a un puré de patatas.

Como la mayoría de salsas, ya podemos encontrar el formato preparado o envasado o semi preparado en los supermercados, pero ya sabes lo que pensamos, lo natural y casero vale por diez. Así que ponte manos a la obra, que vamos a deciros como salsear un poquito. Una salsa básica, exquisita e imprescindible, para que pongas a prueba en las próximas comidas o cenas de Navidad con amigos y familiares.

Preparación de la salsa Gravy

  1. Empezaremos preparando una roux rubia con la que vamos a ligar el caldo de carne. Si aún no sabes que es, atento que te lo explicamos. Se trata de una técnica culinaria que se utiliza para unir y espesar el caldo.
  2. Para ello prepararemos una roux rubia y vamos a espesar el caldo. Lo primero es poner la harina en una sartén para tostarla ligeramente, cuanto más la tuestes más oscura saldrá la salsa, pero en esta ocasión como decimos queremos una roux rubia, es decir clarita. Una vez que tengamos la harina tostada la retiramos.
  3. Después en un cazo, pondremos la mantequilla a fuego suave hasta que se derrita. Y una vez derretida, añadimos la harina que hemos tostado y mezclamos rápidamente a fuego medio-alto con la ayuda de una varilla de cocina, para que no se queme.
  4. Conseguiremos una masa compacta y espesa, como la que hacemos para preparar una bechamel, pero en vez de agregar leche, en este caso añadimos el caldo de carne. A mí me gusta, previamente tener el caldo caliente, así añadimos a que se ligue mucho mejor y evitaremos la formación de grumos. Intenta que sea un caldito de carne natural y casero:
  5. Iremos añadiendo, poco a poco a fuego medio, en caldo con la ayuda de un cazo. Cada vez que añadamos un poco de caldo, movemos enérgicamente con la varilla de cocina para mezclar bien y conseguir que no salgan grumos.
  6. Para terminar, dale el punto deseado añadiendo sal y pimienta a tu gusto. Ya tenemos la salsa preparada para napar cualquier carne.

Una salsa perfecta para tus asados, como por ejemplo, la que hemos preparado para el pavo relleno asado para Navidad o Acción de Gracias.

Consejos para una salsa Gravy de rechupete

  • Importante remover bien para que así consigas una salsa con la textura deseada. Si hiciese falta se puede dar un toque de batidora (que no me oiga ningún chef de cocina). Conseguiremos una salsa más ligera, más espesa como más te guste. Debes saber que cuando se enfríe la salsa va a espesar.
  • Si, aun así, no has conseguido que no salgan los dichosos grumos, puedes pasar la salsa por una batidora y después por un chino o colador para conseguir una textura fina.
  • Para una salsa Gravy perfecta para tus carnes con un sabor distinto, utiliza caldo de carne (cerdo, ternera…), de ave (pavo o pollo). Incluso puedes hacer tu salsa con un toque de hierbas aromáticas o un punto de salsa Worcestershire. También hay quien añade unas gotas de limón o de vinagre balsámico o de vino. Imaginación al poder.
  • Otra cosa importante, comprar el doble de pan porque no te va a sobrar.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.