Salsa o crema de queso Cheddar. Una receta irresistible para acompañar tus platos

Fácil20 min.6 pers.
4/53 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Salsa o crema de queso Cheddar. Una receta irresistible para acompañar tus platos

Ingredientes

  • 400 g. de queso Cheddar
  • 100 g. de crema de queso untable
  • 50 g. de mantequilla (sin sal)
  • 4 cucharadas pequeñas de maicena o almidón de maíz
  • 250 ml. de leche entera
  • Sal (al gusto de cada casa)
  • Opcional: un toque picante con un poquito de guindilla, aji o cayena (al gusto)

Amantes del queso: hoy es vuestro día. Hoy os traemos una receta de salsa de esas que pueden hacer que tus nachos alcancen el siguiente nivel, la salsa de queso cheddar. Esta salsa es un éxito asegurado en cualquier reunión junto a unas buenas patatas, tus nachos preferidos, una hamburguesa o unos totopos, y casi seguro será siempre la primera en acabarse.

A veces no hay que complicarse mucho para tener lo mejor, y la salsa de queso Cheddar es el ejemplo perfecto, una receta muy rápida y sencilla. Con salsa de queso es imposible fallar, uno de los acompañamientos perfectos en muchas recetas, ya lo veréis. Os contamos cómo hacerla.

Preparación de la base de la salsa

  1. Lo primero que haremos será calentar la leche en un cazo. No tenemos que dejar que hierva, con templarla un poco es suficiente. La leche nos servirá de base para la salsa.
  2. Mientras se calienta, aprovechamos para cortar el queso cheddar en dados de aproximadamente un centímetro.
  3. Cuando tengamos la leche caliente, añadimos la maicena. El truco está en ir haciéndolo poco a poco para que se disuelva bien, si no, se hará una pasta sin esa textura cremosa que buscamos para nuestra salsa. Dejamos que la maicena se vaya disolviendo poco a poco hasta que nos quede una textura homogénea.
  4. En otra olla, ponemos a calentar mantequilla a fuego bajo. Pasa lo mismo que con la leche: no debemos dejar que hierva, sólo queremos que se derrita. Una vez nuestra mantequilla esté derretida, la vertimos en el cazo de leche y echamos también nuestro queso untable. Batimos la mezcla ayudándonos de una varilla (si no tenemos, un tenedor también está bien) y tratamos de conseguir una textura homogénea, con todos los ingredientes bien integrados.

Preparación de la salsa o crema de queso Cheddar

  1. Una vez tengamos la textura que queremos, es el turno del queso cheddar. Echamos los dados que habíamos cortado previamente y dejamos que se derrita. El truco aquí para una salsa cheddar de rechupete está en no ser impacientes. Es importante dejar que se derrita a fuego lento, porque el queso cheddar se quema fácilmente y eso nos arruinaría todo el sabor.
  2. Una vez que el queso se haya fundido, podemos añadir sal al gusto opcionalmente (tened en cuenta que el queso ya es salado de por sí) y removemos hasta lograr una textura homogénea, entre lo cremoso y lo espesito, que queremos contundencia.
  3. Cuando esté listo, sólo queda lo mejor: disfrutarla. Pero ojo, lo mejor es consumir la salsa al momento, porque con el paso del tiempo esta salsa se espesa bastante y pierde esa cremosidad que tanto nos gusta.

Seguro que después de ver la receta os ha entrado hambre, ¿eh? Pues no tendréis que esperar mucho, en diez minutos tenéis la salsa hecha para «dipear». Y a vosotros, ¿con qué salsa se os cae la baba cada vez que untáis?

Consejos para una salsa cheddar de rechupete

  • Por supuesto, hay una clave para lograr un sabor por encima de la media: utilizar buenos quesos. Cuanto mayor sea la calidad del ingrediente, mejor será el resultado.
  • A algunos nos va la marcha, y por eso siempre se puede pensar en un toque de picante para alegrar un poco la salsa cheddar. Si le queréis añadir ese toque travieso a la salsa, cuando tengamos nuestro queso cheddar bien fundido, podemos añadir media cucharada pequeña de cayena molida. Podéis variar las cantidades, pero recordad que no todo el mundo tolera igual el picante.
  • El acompañamiento es importante. Además de con unos clásicos nachos, podéis pensar en alguna receta de patatas asadas o cómo acompañamiento que le vaya bien a esta magnífica salsa. Nosotros os recomendamos usar la salsa cheddar para hacer unas bacon & cheese fries o unas buenas patatas deluxe, pero la verdad es que esta salsa le va bien a casi todo.
  • Podemos sustituir el queso Cheddar por el queso que más nos guste y así tener tu crema de queso perfecta. Puedes emplear un queso Gouda, Edam, Emmental, Grana Padano, Parmesano o Mozzarella. Imaginación al poder.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.