Salsa picante diabla o diabólica

Fácil20 min.8 pers.
5/51 voto

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Salsa picante diabla o diabólica

Ingredientes

  • 1 taza de salsa española (300 ml.)
  • 50 ml. de vinagre de vino blanco
  • 100 ml. de vino blanco para cocinar
  • 1 chalota
  • 1 hoja de laurel
  • 1 guindilla, ajis o chile picante (cantidad variable en función de las preferencias)
  • 1 cucharada de tomate concentrado
  • 3 g. de sal fina
  • Pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Opcional: 1/2 cucharadita de pimentón de la Vera picante

Es lógico que su nombre nos lleve a pensar que se trata de una salsa picante, porque así es. La salsa diabla es considerablemente picante y puede elaborarse con varios tipos de chiles, ajís o guindillas. En muchos casos, los platos que contienen esta salsa adquieren este mismo nombre por contenerla entre sus ingredientes. Algo similar a lo que pasa con la salsa brava y sus famosas patatas bravas españolas.

En el blog la podéis ver en diversas preparaciones con el apelativo «a la diabla«. Es el caso de los huevos a la diabla, nuestras famosas patatas a la diabla, las brochetas a la diabla, el pollo a la diabla e incluso los langostinos o camarones a la diabla.

Una salsa así puede hacer que tu plato pase de ser uno básico y común a transformarse en un conjunto de sabores que combinen a la perfección y enamoren tus sentidos.

Su origen es principalmente casero y los usos que se le suelen dar de cara a la cocina son muy variados; desde sopas y carnes hasta para la mezcla con otras salsas. Para la elaboración de esta, es necesario que tengas previamente elaborada la salsa española.

Preparación de la salsa diabla

  1. El primer paso consistirá en pelar y picar la chalota muy fina para después ponerla en una olla pequeña a fuego medio junto con el vino blanco, el vinagre, el laurel y la pimienta al gusto.
  2. Una vez que hierva, bajaremos el fuego y dejaremos que se reduzca. Mientras, agregaremos la salsa española y lo salaremos a nuestro criterio. El siguiente paso será incluir en nuestra mezcla el chile o guindilla picada muy muy pequeña y habiendo retirado las semillas.
  3. Deja que todo se cocine e integre durante 10 minutos y pasado ese tiempo, retíralo del fuego y pásalo por una batidora de mano si lo crees conveniente. En el caso de que prefieras la salsa más grumosa puedes dejarla tal y como está.
  4. Si prefieres una salsa más suave y el haberla batido no es suficiente, puedes agregar más salsa española. Dejamos que baje su temperatura y ya habremos terminado.
  5. Se puede guardar en un bote hermético en la nevera durante semanas, antes de usar agitar bien y mejor a temperatura ambiente.

¿Con qué podemos usar la salsa diabla?

  • Esta salsa es ideal de cara a untarla, para la verdura o la carne e incluso para agregarla en otros platos.
  • Las carnes con las que más combina pueden ser el cerdo a la parrilla o la carne de res de tal forma que se vaya mojando en ella sin necesidad de verterlas por encima de estas. También puede acompañar al pollo asado al horno.
  • Por otro lado, para los mariscos; calamares, gambas… funciona a la perfección.
  • Asimismo, si quieres aportar un poco de picante a tus salsas puedes mezclar un poco de esta con ellas; salsa de tomate, hamburguesas, para perritos calientes, sopas o incluso como base de tu pizza favorita.

Esta salsa tiene infinidad de usos y si eres amante del picante ¡anímate y pruébala!

Platos con salsa diabla

A continuación, te informamos de algunos de los platos más comunes que contienen esta salsa.

Camarones a la diabla

  1. Se emplean unos camarones grandes y sin cáscara y se cuecen durante poco tiempo para que no obtengan una textura muy blanda, después se les agrega la salsa.
  2. Este plato aporta innumerables vitaminas y nutrientes además del fósforo, las proteínas y el potasio.

Pollo a la diabla

  1. En este caso, utilizamos un pollo entero, la salsa, pimienta y limón. Dividimos el pollo a la mitad y retiraremos aquellas partes no comestibles para después aplastarlo de tal forma que las dos partes se encuentren a la misma altura.
  2. Después agregaremos el zumo de limón y la pimienta. Cocina el pollo en una sartén con un chorrito de aceite de oliva y espolvorearemos unas pocas virutas de ralladura de limón. Cuando esté hecho agrégale la salsa diabla. Este alimento aporta infinidad de proteínas y es muy bajo en grasas.

Mejillones a la diabla

  1. Necesitaremos un kilo y medio de mejillones, dos dientes de ajo, un vaso de vino blanco, una cebolla pequeña y perejil. Rehogaremos en una cazuela con un chorrito de aceite la cebolla y los ajos en láminas para después agregar los mejillones, el vino y el perejil.
  2. El último paso consistirá en agregarles la salsa cuando ya los hayamos servido. Este plato constituye una fuente de vitamina C, hierro y fósforo.

Pescado a la diabla

  1. Este plato es un poco más elaborado ya que es necesario filetear un pescado de tal forma que obtengamos 4 unidades. Después los salpimentaremos y los agregaremos a una sartén con un chorrito de aceite y el ajo previamente picado.
  2. Una vez fritos, incorporaremos lentamente la salsa diabla en la sartén para que, durante el proceso, el pescado vaya absorbiendo la salsa lentamente. Este pescado es muy proteico y tiene muy poca grasa, la cual es saludable para el organismo.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.