Tallarines o tagliatelle con rebozuelos al ajillo. Receta de pasta con setas al ajillo

Fácil25 min.4 pers.
4.4/55 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Tallarines o tagliatelle con rebozuelos al ajillo. Receta de pasta con setas al ajillo

Ingredientes

  • 400 g de Tagliatelle o tallarines Garofalo
  • 500 g. de rebozuelos o rusinyols
  • 3 dientes de ajo
  • 1 guindilla, peperoncino o 1 cayena (opcional)
  • 1/2 cebolla mediana finamente picada
  • 100 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • Perejil fresco finamente picado
  • 50 ml. de vino blanco
  • 2-3 cucharadas de la cocción de la pasta
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)
  • Queso Pecorino, Parmesano o Grana Padano

Una receta de pasta versátil para cualquier día de la semana, una deliciosa receta de tallarines o tagliatelle con rebozuelos o setas al ajillo perfecta para los amantes de esta seta de temporada, el rebozuelo o rusinyols (Cantharellus cibarius), como se denominan en Cataluña.

Es rara la semana que no comemos pasta en casa, y aunque nos gustan los clásicos italianos, desde los espaguetis con almejas, los espaguetis con gambas al ajillo, los tradicionales espaguetis a la carbonara o los espaguetis a la boloñesa, entre muchas otras más. Pero cuando estamos en temporada de setas, no dejamos de aprovechar este ingrediente como acompañamiento de varias recetas, y con la pasta, la combinación es gloriosa.

Para esta receta hemos empleado tagliatelle, pero podríamos emplear pappardelle o unos tallarines, siempre una variedad larga y un poco más ancha que la de los espaguetis. La receta no puede ser más fácil, hacemos las setas con unos dientes de ajo y un poco de perejil que además de no aumentar el valor calórico del plato, consiguen aportar un sabor intenso y muy agradable al plato.

Estos rebozuelos nos los han regalado, pero ya en todos los mercados podéis encontrar todo tipo de setas de temporada, incluso setas secas, para poder emplearlas durante todo el año y que podáis deleitaros de un sabroso plato de setas. ¿Te animas a probarla?

Preparación de los rebozuelos o setas al ajillo

  1. Lavamos rápidamente los rebozuelos con agua corriente, los secamos bien y retiramos la parte final del tallo ya que es la parte con mayor concentración de tierra. Los cortamos o laminamos desde el sombrero hasta el tallo.
  2. Picamos finamente la cebolla y cortamos en láminas finas los dientes de ajo. Añadimos la cebolla finamente picada en una sartén grande con un chorro generoso de aceite de oliva virgen extra y la cayena (este último ingrediente de forma opcional). Sofreímos durante unos minutos a fuego medio alto para pille color.
  3. Añadimos los dientes de ajo, juntamos con el resto de ingredientes y en cuanto empiece a pillar color, los rebozuelos. Salpimentamos.
  4. Cocinamos a fuego alto, revolviendo frecuentemente. En mitad de la cocción, vertemos un poco de vino blanco y removemos, deje evaporar el alcohol y que quede un poco de líquido para poder juntar con la pasta.

Preparación de los tagliatelle y presentación final del plato

  1. El primer paso es tener los rebozuelos al ajillo ya preparados antes de que la pasta toque el agua. La salsa siempre debe esperar a los tagliatelle y no al revés. Calentamos en una cazuela un litro de agua por cada 100 gramos de pasta, es la medida recomendada por persona. No será necesario añadir aceite de oliva al agua de cocción para que la pasta no se pegue.
  2. Cuando empiece a hervir a borbotones echamos 1 puñado generoso de sal, unas 2 cucharadas rasas por cada 500 gramos de pasta. Seguidamente añadimos los tagliatelle, siempre todos juntos. Removemos con una cuchara de madera para que la pasta no se peguen y quede suelta.
  3. En el reverso o en este caso en la esquina inferior derecha del paquete de los tagliatelle viene el tiempo de cocción. Debemos guiarnos por estas instrucciones porque para cada tipo es distinto, en este caso son 8 minutos.
  4. Así conseguiremos lo que se llama pasta “al dente” o en su punto justo, es decir, que no se pase, aunque un gran consejo es probarla casi al final, por si acaso en el envase nos engañan. Una vez transcurrido el tiempo escurrimos la pasta inmediatamente, reservando un poco de agua de cocción.
  5. Añadimos los tagliatelle o tallarines recién hechos a los rebozuelos al ajillo y añadimos unas cucharadas del agua de la cocción de la pasta. Mezclamos todo con una cuchara para que se junten bien los sabores. Opcionalmente, decoramos cada plato con un poco más de perejil fresco finamente picado, y acabamos con un poco de Parmesano rallado por encima. Servimos recién hechos.

Desde luego es un plato sencillo y rápido de hacer, perfecto para los amantes de la pasta y las setas. Aprovecha que estamos en temporada de rebozuelos y disfruta de ellas y de nuestras propuestas. Os aconsejo dejar parte del queso rallado al gusto para que cada comensal se sirva a su gusto.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Beatriz dice:

    Jamás había oído y visto esta clase de platillo, me dejo muy sorprendido pero obvio lo preparare se ve muy sabroso. Lo intentaré, seguro que sale de rechupete. Muchas gracias por sus ideas y recetas. Todas muy buenas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.