Tarta de castañas San Martiño

Compartir Twittear
3.4/55 votos
Tarta de castañas San Martiño

Info.

Ingredientes para Tarta de castañas San Martiño

  • 250 g. de castañas (cocidas y peladas) o de crema de castaña
  • 200 ml. de leche entera LARSA (Galicia Calidade)
  • 150 g. de almendra picada
  • 4 huevos medianos
  • 170 g. de azúcar
  • 30 g. de azúcar, para montar claras
  • 180 g. de mantequilla (textura pomada)
  • 100 g. de harina de trigo de repostería
  • 8 g. de levadura química (tipo Royal)
  • Para la decoración: 50 g. de azúcar glass
  • 50 g. de chocolate para cobertura del título San Martiño

Cómo hacer Tarta de castañas “San Martiño”.

El otoño es mi estación favorita del año, por los magníficos productos de temporada, y sobre todo por una de mis debilidades, la castaña de mi tierra.

En torno a ella se celebra una de las fiestas más importantes de Ourense: los Magostos, donde se exalta este producto tan característico de Galicia.

El día grande de estas fiestas es el 11 de noviembre, día de San Martiño, el patrón de la ciudad de Ourense.

Es una celebración gastronómica en la que se degustan productos típicos de esta estación otoñal: chorizos, churrasco, vino y castañas. Y todo bien acompañado de la familia, los/as amigos/as y las tradicionales hogueras, donde se asan todos esos manjares.

Desde 15/20 días antes de San Martiño, la mayoría de pastelerías de la ciudad preparan esta tarta de castañas, típica de estas fechas festivas.

Algunas incluso la ofrecen durante toda la temporada de la castaña, para aprovechar el gran tirón que tiene. Es un postre que combina castaña y almendra, resultando una tarta suave, con una textura abizcochada y un sabor delicioso.

Este amor incondicional mío por la castaña podéis palparlo en el blog, donde encontraréis un montón de recetas con ella, como la tarta de castañas con chocolate, la tarta de queso y crema de castañas o la bica de castañas.

Os dejo con esta tarta tradicional de castañas, con una textura abizcochada, pero densa y con un intenso sabor a frutos secos y castañas.

Preparación de las castañas. Crema de castañas

  1. Antes de ponernos en faena, retiramos la mantequilla de la nevera, porque vamos a necesitar que esté blandita para la receta, con textura “pomada”.   
  2. Le hacemos un pequeño corte a las castañas, para evitar riesgos de que nos “exploten” al cocinarlas. Las escaldamos 5 minutos en agua hirviendo. Retiramos del agua y las dejamos enfriar.
  3. En cuanto podamos echarles la mano sin quemarnos, vamos a pelarlas.
  4. Con la mano o con la ayuda de un cuchillo, podremos retirar la cáscara y la piel sin complicaciones. Una vez listas, las picamos en cuartos.
  5. Vertemos la leche en un cazo, calentamos y añadimos las castañas troceadas.
  6. Vamos a cocerlas durante 15 minutos, a fuego medio/bajo. Luego trituramos con la batidora, hasta obtener una crema suave y homogénea. Reservamos.
  7. Separamos las yemas de las claras. Éstas las guardamos en la nevera, para que luego estén frías y sea más fácil montarlas.
  8. En un bol, echamos la mantequilla (textura pomada), 170 g. de azúcar y las yemas de huevo.
  9. Batimos bien, para que resulta una crema homogénea. Podemos darle un toque de batidora si vemos que quedan grumos o resulta una crema algo basta.
  10. Incorporamos ahora la crema de castañas, volvemos a mezclar. Le damos también un toque de batidora, para dejar la crema con una mejor textura.

Preparación de la crema de la tarta de castañas

  1. En este momento, ponemos a precalentar el horno, 10 minutos a 180º C.
  2. En un bol grande, echamos y mezclamos los ingredientes secos: la almendra picada, la harina de trigo y la levadura.
  3. Incorporamos la crema dulce, y seguimos mezclando poco a poco, hasta que esté todo bien integrado.
  4. Sacamos las claras del frigorífico. Añadimos 30 g. de azúcar y comenzamos a montarlas con las varillas eléctricas, a velocidad alta.
  5. En un par de minutos las tendremos listas. Las añadimos a la crema, mezclando poco a poco y con movimientos envolventes.
  6. Untamos el molde con un poco de mantequilla. Vertemos la crema de la tarta.

Horneado y presentación final de la tarta de castañas San Martiño

  1. Horneamos unos 30/35 minutos a 180º C. Os pongo este intervalo de tiempo porque cada horno es un mundo. Comprobad con un pincho y si sale limpio es que la tarta está lista.
  2. Retiramos del horno y dejamos enfriar. Decoramos con azúcar glass, que podéis repartir con la ayuda de un colador.
  3. Finamente, para darle el toque ourensano a nuestra tarta, calentamos el chocolate hasta que esté líquido.
  4. Lo pasamos a un biberón o a una manga pastelera. Con un poco de maña y sin prisas, escribimos las letras “San Martiño”.

Y ya tendríamos lista nuestra deliciosa tarta de castañas, espero que os guste tanto como a mí. Un dulce estupendo de temporada y para todo el año que va genial con un té o un café a media tarde.

Aquí tenéis un paso a paso en fotos donde muestro como preparar esta receta de la tarta de castañas San Martiño. No os perdáis detalle para que os salgan de rechupete.

Galería de la receta

Consejos para una tarta de castañas de rechupete

  • La receta tradicional de esta tarta se prepara con castañas frescas, pero comprendo que no siempre es posible encontrarlas, aunque estemos en temporada.
  • Pero no hay problema, porque hay otras alternativas. En grandes superficies es posible encontrarlas congeladas, ya peladas y cocidas, o comprar castañas pilongas e hidratarlas en casa de víspera.
  • Igualmente podríamos usar Crema de castañas ya elaborada. En establecimientos gourmet y en tiendas online es fácil encontrarla. Si la usamos directamente, además de ahorraros trabajo, podréis hacer esta tarta en cualquier época de año.
  • Si compráis castañas frescas, buscadlas de buena calidad y bien “sanas”. Poned atención en que tengan la piel brillante y estén duras al tacto. Una vez en casa, si no vais a utilizarlas en el momento, conservadlas en un lugar fresco y seco.
  • Para la decoración final, si no sois muy mañosos con el tema del chocolate, existen en el mercado unos tubos de chocolate líquido ya preparados para decorar.
  • Y si os agobiáis mucho con este tema, pues no pasa nada si no lleva letras de chocolate. Con el toque del azúcar glass ya queda un toque delicioso.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.