Tarta de chocolate cementerio para Halloween

Compartir Twittear
4.4/55 votos
Tarta de chocolate cementerio para Halloween

Ingredientes

  • Para el bizcocho base: 150 g de mantequilla
  • 175 g de azúcar
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Un pellizco de sal
  • 3 huevos “M”
  • 185 g de harina de trigo
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 120 g de yogur natural
  • 150 g de chocolate negro para postres
  • Para la cobertura de chocolate: 150 ml de nata para montar 35% M.G.
  • 150 g de chocolate negro para postres
  • Para la decoración de la tarta: 8 galletas rectangulares
  • 8 galletas de chocolate
  • 50 g de chocolate negro para postres

Cómo hacer tarta de chocolate cementerio para Halloween.

Halloween es la excusa perfecta para hacer dulces tan divertidos como esta tarta cementerio de chocolate. Nos podríamos dejar llevar por la gochez máxima que conlleva esta fiesta, cargadita de azúcar por todos los costados, pero nos vamos a contener. Esta tarta es de las más comedidas que tenemos en nuestro haber.

Consiste en un bizcocho de chocolate cubierto de ganache y decorado con galletas a modo de lápidas. Nos gusta mucho más al día siguiente porque el bizcocho se asienta, así que sí tenéis la oportunidad de hacerla 24 horas antes, no dudéis en poneros manos a la obra.

Es una tarta perfecta para poner el broche de oro a una celebración de Halloween o como pieza central de una mesa dulce. Los amantes del chocolate la adorarán. Está tan buena que no querréis dejar nada en el plato.

Preparación del bizcocho de chocolate. Base de la tarta

  1. Cortamos la mantequilla en pequeños trozos o lascas y la introducimos en un recipiente amplio y hondo. Añadimos el azúcar y batimos con ayuda de unas varillas eléctricas durante unos 3-4 minutos o hasta obtener una mezcla cremosa. Añadimos la esencia de vainilla y la pizca de sal y seguimos batiendo.
  2. A continuación incorporamos los huevos, de uno en uno, y batimos entre añadido y añadido. No agregamos el siguiente huevo hasta que el anterior se haya integrado bien en la masa. Mezclamos la harina de trigo con la levadura química y añadimos a la preparación anterior.
  3. Batimos de nuevo, con las varillas al mínimo para no hacer volar la harina, hasta integrar por completo. Ya solo queda añadir el yogur e integrar y, por último, el chocolate.
  4. Este último hay que fundirlo antes de añadir a la masa. Podemos hacerlo al baño maría o en el microondas. En cualquiera de los casos necesitamos trocear el chocolate y colocar los trozos en un cuenco. Si optamos por el microondas, que es el método más rápido, conviene calentar a máxima potencia durante 30 segundos, remover y repetir. Llegará un momento en que el recipiente y el chocolate estén tan calientes que los trozos que no se hayan fundido lo harán por efecto del calor residual, así que no hará falta calentarlo más.
  5. Llegado este punto añadimos el chocolate fundido a la masa y batimos con las varillas eléctricas al mínimo hasta obtener una masa homogénea.
  6. Forramos un molde rectangular o cuadrado con papel vegetal y vertemos la masa en su interior. Es una masa densa que necesitamos extender con una espátula por toda la superficie.
  7. Precalentamos el horno a 180º C.
  8. Introducimos el molde en el horno a 180º C y cocemos durante 25-30 minutos (depende de la potencia del horno) en la parte central, con calor arriba y abajo con aire. Una vez horneado retiramos y dejamos enfriar sobre una rejilla antes de decorar.

Preparación de la cobertura y las galletas de decoración. Montaje final de la tarta cementerio

  1. Mientras tanto preparamos la cobertura calentando la nata en un cazo. Cuando arranque a hervir apagamos el fuego y añadimos el chocolate, previamente troceado. Dejamos que el calor de la nata funda el chocolate y, después de 10 minutos, removemos para homogeneizar. Reservamos.
  2. Para preparar las galletas que harán de lápidas fundimos 50 g de chocolate en un cuenco en el microondas. Hacemos lo mismo que hemos hecho anteriormente, es decir, calentamos unos segundos y removemos, volvemos a calentar otros segundos y removemos. Así hasta que esté fundido.
  3. Rellenamos con él una manga pastelera con una boquilla lisa y pequeña. Si no tenemos boquillas podemos hacer una pequeña abertura a cuchillo. Limpiamos las galletas, retirando el azúcar con que están cubiertas, y escribimos RIP en cada una de ellas. Dejamos secar, mejor si las introducimos en la nevera.
  4. Machacamos las galletas de chocolate hasta obtener una especie de tierra. Reservamos.
  5. Desmoldamos el bizcocho y retiramos el papel vegetal. Lo colocamos en un plato de servir o una tabla de madera y lo bañamos con la cobertura de chocolate atemperada. Nos ayudamos de una espátula para extenderla bien. Repartimos la tierra de galleta por la superficie y colocamos las galletas decoradas, clavándolas con suavidad en el bizcocho.
  6. Ya tenemos nuestra tarta cementerio lista para servir. Podemos añadir más objetos decorativos como chuches en forma de huesos o calaveras y cerrar el perímetro de la tarta con palitos de chocolate, pero a nosotros nos gusta no recargar la decoración.

Aquí tenéis un paso a paso en fotos donde muestro como preparar esta receta de tarta de chocolate cementerio. No os perdáis detalle para que os salgan perfectos, triunfo asegurado en Halloween.

Galería de la receta

Consejos para una tarta de chocolate cementerio para Halloween perfecta

  • La consistencia de la ganache no debe ser demasiado líquida, así que conviene dejarla atemperar unos 10-15 minutos antes de usar e ir con cuidado a la hora de extenderla por la superficie y, sobre todo, por los lados.
  • Si a vuestro bizcocho le sale joroba, la podéis retirar con un cuchillo de sierra para que quede liso y dar la vuelta al colocarlo en el plato. Con ello conseguiréis que quede bien lisa la superficie.
  • En vez de hornear el bizcocho en un molde rectangular o cuadrado, podéis usar uno redondo. Luego colocáis la decoración acorde con la forma del bizcocho y listos. No hace falta que os compréis un molde de esta forma solo para la ocasión.
  • Para que el montaje de la tarta sea más cómodo, podéis guardar el bizcocho en la nevera unas horas.
  • En caso de preparar la cobertura con antelación, es necesario sacarla de la nevera al menos una hora antes y remover o batir antes de usar para que sea más fácil trabajar con ella.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.