Tarta de limón sin horno

Compartir Twittear
4.4/532 votos
Tarta de limón sin horno

Info.

Ingredientes para Tarta de limón sin horno

  • Para la base de galletas de la tarta: 80 g. de mantequilla
  • 1 paquete de vuestras galletas preferidas, en este caso tipo María (125 g. de galletas)
  • Para la crema de la tarta: 200 ml de nata líquida para montar o crema de leche
  • 1 bote pequeño de leche condensada (400 g.)
  • El zumo de 2 limones (120 ml. de zumo de limón)
  • 100 ml. de leche entera
  • 5 láminas de gelatina neutra
  • Para adornar: confetí comestible de colores

Cómo hacer una tarta de limón sin horno. ¿Te gusta el sabor de los cítricos? ¿Te apasiona el limón? Este es tu postre, tarta de limón, estamos en una época perfecta para preparar esta tarta de temporada.

No me digáis que no se os hace la boca agua, la fresca y ácida sensación de limón pero con un equilibrio dulce de leche condensada y nata montada. Si además parte de la tarta es un crujiente de galleta… uff, para mí casi ronda la perfección.

Este postre nos lo envía mi amiga Mónica y además lo ha adaptado para que lo pueda comer su madre que es celiaca. Sólo hemos tenido que sustituir las galletas por unas sin gluten.

En esta tarta he utilizado láminas de gelatina neutra para espesar la tarta en frío. Es muy práctica a la hora de preparar tartas y queda con una textura muy agradable. Os dejo con este postre venial, ya veréis como no os arrepentiréis de caer en la tentación.

Preparación de la base de galleta de la tarta de limón

  1. Untamos una capa muy fina de mantequilla en el molde. Derretimos el resto de la mantequilla usando el microondas, así es más rápido. Con la picadora trituramos las galletas.
  2. Si eres celiaco deben ser sin gluten, las podéis encontrar en casi todos los supermercados. Si no tuvieses picadora, en un trapo de cocina echamos las galletas, envolvemos y las machacamos con una cuchara o algo pesado, no queda tan fino pero sirve igual. Debería de quedar como si fuese pan rallado.
  3. Mezclamos la mantequilla derretida con las galletas trituradas.
  4. Distribuimos y repartimos por la base de un molde desmontable. Presionamos contra el fondo con la ayuda de una cuchara o con los dedos e introducimos a la nevera durante 1/2 hora.

Preparación de la crema de limón

  1. Hidratamos las hojas de gelatina neutra poniéndolas a remojo durante unos minutos en agua tibia. Seguid con los consejos que están al final de la receta.
  2. Empezamos montando la nata o crema de leche. Vamos a necesitar 200 ml de nata o crema de leche para montar.
  3. Montaremos la nata sin azúcar pues este postre lleva leche condensada y la base de galletas ya es dulce. Yo empleo la batidora con el accesorio de varillas eléctricas ya que es más cómodo que con varillas manuales.
  4. Empleamos un bol grande. Si está frío mucho mejor, al igual que la nata o crema de leche que debe de salir de la nevera.
  5. ¿Por qué frío? La nata es grasa y si pilla calor pierde consistencia, si no está fría va a ser difícil que suba como queremos, si es que sube. La temperatura idónea es de unos 10º C.
  6. Añadimos la nata fría al bol y batimos hasta que pase de estado líquido a una especie de crema, con un poco de espuma. Este proceso nos llevará unos 3-4 minutos nada más. Reservamos.
  7. Añadimos la leche condensada a un bol con el zumo de los limones.
  8. Ponemos en un cazo la leche entera y hervimos 3 minutos. Apartamos del fuego y añadimos las hojas de gelatina que tenemos ya hidratadas.
  9. En un bol vertemos la leche condensada y el zumo de los limones. Juntamos todo con la leche con la gelatina hasta que esté todo bien mezclado. Debe quedar una mezcla homogénea, cremosa y no demasiado espumosa.
  10. Es la hora de introducir la nata montada y debemos ir integrando sin que se baje la mezcla. Una vez que tenemos la crema lista la añadimos poco a poco sobre la base de galletas.

Presentación final de la tarta de limón

  1. Introducimos en la nevera con cuidado durante al menos 5 horas hasta que toda la crema esté firme. Lo mejor es que quede toda la noche en la nevera, al día siguiente tendréis una tarta de limón perfectamente cuajada.
  2. Cubrimos la superficie y los laterales de la tarta como más os guste, en este caso con confeti comestible de colores. Si queréis darle un toque mayor a cítrico, podéis confitar la piel de algún limón y adornar el mismo.
  3. Como toque final puedes añadir unas frambuesas ricas ricas para darle un toque de color y un mayor sabor a fruta. Probad otras combinaciones con fruta según la temporada: fresas, arándanos, moras… ¡Y voilá! la tarta ya está hecha.

Una tarta de limón que encantará en casa, os recomiendo que la prepararéis con otros cítricos y que la tunéis al gusto de casa. Podéis ver en este paso a paso como preparar esta tarta de limón sin horno.

Recomendaciones con la gelatina en hojas

  • Las hojas de gelatina se deben poner a remojo en agua fría durante 3 minutos. Las hojas no se disuelven, pero se ablandan e hidratan. Pasado este tiempo hay que cogerlas con las manos y exprimirlas suavemente. A continuación se procederá como indique la receta, generalmente añadiéndola a un líquido caliente y removiendo para su completa disolución.
  • Las hojas de gelatina que suelo usar vienen en bolsas con 9 unidades. Puede que necesitéis alguna más dependiendo del tamaño de la hoja de gelatina dependiendo de la marca que utilicéis.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Ana dice:

    La he preparado para el cumple y ha quedado muy rica. Gracias por todas las ideas que nos planteas en el blog, siempre tengo recursos contigo. La próxima tarta, la Sacher, con tu receta, por supuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.