Tarta de queso y membrillo

Compartir Twittear
4.2/534 votos
Tarta de queso y membrillo

Info.

Ingredientes para Tarta de queso y membrillo

  • 300 g. de vuestro queso crema preferido
  • 250 ml de nata para montar
  • 100 g. de azúcar
  • 4 huevos
  • 15 g. de gelatina en hojas
  • 300 g. de membrillo
  • Para la base de la tarta: 200 g. de vuestras galletas preferidas
  • 75 g. de mantequilla
  • Para untar el molde (si no es delmoldable) 20 g.

Cómo preparar una tarta de queso y membrillo. El queso con membrillo es, sin duda, una de las recetas dulces más sencillas que podemos disfrutar.

Dado que su preparación no podría ser más fácil. Está claro que su éxito depende al cien por cien de la combinación de sabores de sus dos ingredientes.

De hecho el queso con membrillo es una receta tan simple que sería genial poder crear algo más elaborado a partir de ella. Un postre que apasiona en Galicia, y que suele ser el colofón de una buena comida.

Hemos publicado cómo preparar membrillo casero y dulce de membrillo en el blog. Aunque siempre podéis comprar alguna marca de membrillo que os guste y animaros con esta receta.

Con sólo un ratito en la cocina y unos cuantos ingredientes muy fáciles de conseguir, podemos hacer una fantástica tarta de queso y membrillo. 

¡Todo eso sin necesidad ni de encender el horno! Espero que os animéis con ella.

Preparación de la base de galleta de la tarta

  1. Para preparar la base de la tarta metemos las galletas en una picadora de vaso y las trituramos muy finas, si queda algún trozo sin deshacer, podemos acabar con un tenedor o con los dedos.
  2. Calentamos la mantequilla en el microondas hasta que se haya derretido por completo. Como referencia: 3 minutos al 50% de potencia.
  3. En un bol, mezclamos las galletas y la mantequilla con la ayuda de una varilla manual hasta que se hayan convertido en una masa.
  4. Si nuestro molde es de una pieza, untamos el fondo con mantequilla. Si es desmontable, cubrimos el fondo con papel de horno y recortamos el exceso después de cerrarlo.
  5. Vertemos la mezcla en el fondo y apelmazamos con una cuchara asegurando que llegamos hasta los bordes y tratando de que el espesor sea uniforme.
  6. Metemos el molde en la nevera para que la masa se compacte (media hora).

Preparación de la tarta de queso y membrillo

  1. Con una batidora comenzamos a montar la nata, añadiendo progresivamente la mitad del azúcar (50 g.).
  2. Añadimos el queso en crema a la nata y mezclamos (si es necesario, con la batidora). Aunque queda mejor que lo vayamos integrando con unas varillas para no bajar el aire de la nata montada.
  3. Sumergimos la gelatina en agua tibia para que se hidrate.
  4. Una vez montada la nata o crema de leche y la gelatina en agua, vamos a batir ligeramente los huevos con el resto del azúcar (50 g.).
  5. Si la tarta la vais a consumir en unos días, es mejor utilizar sólo las claras (sin las yemas). De esta forma, podéis montar las claras a punto de nieve y os quedará más esponjosa. Aunque el huevo en sí le da más sabor.
  6. Incorporamos la gelatina escurrida en los huevos y mezclamos todo muy bien con la ayuda de un tenedor.
  7. Mezclamos todos lo ingredientes (los huevos con la gelatina, la nata montada y el queso crema) hasta que esté uniforme. Debe quedar todo totalmente integrado para que actué la gelatina por todos lados igual.
  8. Untamos de mantequilla las paredes del molde y vertemos la mezcla ayudando a que se extienda hasta los bordes y tratando de que la parte superior quede lo más plana posible. Volvemos a meter en la nevera.

El membrillo y presentación final de la tarta

  1. Cortamos el membrillo en trozos pequeños, lo ponemos a calentar a fuego medio (5 sobre 10) con medio vaso de agua, removiendo hasta que se hayan deshecho todos los grumos.
  2. Cuando sea un líquido retiramos del fuego y dejamos que temple.
  3. Verificamos la consistencia de la tarta, cuando sea firme y antes de que la cobertura de membrillo se haya solidificado, vertemos ésta sobre el molde hasta cubrirlo por completo.
  4. Dejamos enfriar en la nevera, preferiblemente toda la noche. Al día siguiente esta tarta estará fría y deliciosa.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en esta receta de tarta de queso y membrillo.

Galería de la receta

Consejos para una tarta de queso de rechupete

  • Para servir, es importante asegurarse de que cortamos también la base de galleta. Si hemos usado papel de horno para la tarta. Éste se queda en la base del molde en lugar de acabar en el plato de nuestros invitados.
  • Las siguientes cantidades son para un molde redondo de 23 centímetros. Con ellas obtendréis una tarta de algo menos de 4 centímetros de alto.
  • Si conseguís uno de esos moldes en los que en fondo puede separarse de las paredes. Servir la tarta será mucho más sencilla y podréis conseguir un aspecto perfecto, sin que se pegue a los laterales.
  • Si no tenéis gelatina en hojas no os preocupéis, os dejo con las equivalencias para que no tengáis problemas si empleáis gelatina neutra en polvo.
  • Para esta receta empleamos 15 g. de gelatina en hojas que es un sobre y medio de gelatina en polvo (marca Royal). Un sobre de gelatina neutra en polvo son 10 g. y equivale 6 hojas de gelatina. Si no tenéis gelatina pero si Agar Agar, un gramo de esta alga son 3 hojas de gelatina.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Sarah Merida dice:

    Excelente receta, muchas gracias por compartirla! Saludos desde Guatemala

  2. Ricardo dice:

    Increíble combinación de sabores! No se me había ocurrido esta tarta y he triunfado, un éxito. Este fin de semana la vuelvo a preparar para unos amigos que tenemos cenita. Le voy a dar salida a todo el membrillo casero que he preparado con la receta de tu madre. Mil gracias chef.

  3. Elisa Gpe. dice:

    Hola Alfonso… Estaba viendo la receta de la tarta de queso y tengo una duda, algo no me quedó muy claro, mira…
    Aquí no venden hojas de gelatina en este caso sería grenetina, cuántos gramos usaría para esta receta?…..otra cosa…y las yemas dónde quedan? Muchos saludos… Elisa

    • Alfonso dice:

      Hola Elisa! Ya he actualizado la receta con tus dudas, para la gelatina, he puesto las equivalencias (las que yo conozco con las marcas que empleo en casa) en los consejos y recomendaciones. Las yemas no las tires, valen para más recetas.

  4. teterrina dice:

    Buenísima…ahora empiezo.. Creo que me saldrá de rechupete..jajaja. Gracias.Chef!!

  5. Merchi Núñez dice:

    Buenos días!!
    Sigo teniendo una duda , en las imágenes que publicas se ve que mezclas las claras con azúcar y después las incorporas a la mezcla, pero en el texto no hablas para nada de eso.
    Esperando tu respuesta. Grazas
    Enhorabuena por tu blog

    • Alfonso dice:

      Hola Merchi! Creo que no has leído bien la receta:
      Punto 3. Vamos a batir las claras a punto de nieve. Separamos las claras y las batimos con el resto del azúcar (50 gr). Las yemas no las tiréis, las podemos emplear para otras recetas, directamente a la nevera para que no se estropeen.
      Punto 4. Incorporamos la gelatina escurrida en las claras que hemos montado. Lo mezclamos todo muy bien con la ayuda de un tenedor. Echamos las claras de huevo que hemos montado con la gelatina sobre la nata y el queso. Mezclamos todo hasta que esté uniforme, debe quedar todo totalmente integrado para que actué la gelatina por todos lados igual.

  6. Josefina dice:

    Una tarta muy original y como en mi caso, apasionada del queso y el membrillo… deliciosa. Tiene todo lo que le pido a un postre. Gracias equipo rechupetín.

  7. Carlos dice:

    Descubrí tu blog preparando el membrillo que hace tu madre, es el mejor que he probado hasta ahora. Ya es nuestra receta oficial en casa, y tengo aún la última tartera del que preparé en Noviembre. Bien, he preparado tu tarta de queso y membrillo,… ya tengo mi postre preferido del 2019, la ostia! Buenísisimmoooooo! Gracias crack.

  8. concha dice:

    Hola! Dices que montas los huevos con 50 gr de azúcar, y luego dices que son claras , y que sobre esto añades la gelatina.
    Merchi te pregunta acerca de esto, y tu le dices que solo son las claras. Sin embargo en las fotos se ven los huevos enteros a los que se le añade el azúcar….no entiendo nada… Gracias

    • Alfonso dice:

      Hola Concha! Tal como cito en la receta (sí, con huevos enteros), aunque se puede hacer sólo con claras:
      Una vez montada la nata o crema de leche y la gelatina en agua, vamos a batir ligeramente los huevos con el resto del azúcar (50 g.).
      Si la tarta la vais a consumir en unos días, es mejor utilizar sólo las claras (sin las yemas). De esta forma, podéis montar las claras a punto de nieve y os quedará más esponjosa. Aunque el huevo en sí le da más sabor.
      Incorporamos la gelatina escurrida en los huevos y mezclamos todo muy bien con la ayuda de un tenedor.
      Mezclamos todos lo ingredientes (los huevos con la gelatina, la nata montada y el queso crema) hasta que esté uniforme. Debe quedar todo totalmente integrado para que actué la gelatina por todos lados igual.

  9. Morena dice:

    Siempre que la preparo quedo como una gran chef! A todo el mundo que la prueba le encanta. Gracias por tus ideas, en la vida pensé en hacer una tarta de queso y ponerle cobertura de membrillo, la combinación es genial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.