Tarta o pastel tres leches

Fácil120 min.10 pers.
4.8/55 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Tarta o pastel tres leches

Ingredientes

  • 4 huevos L
  • 225 g de azúcar
  • 120 g de harina de trigo
  • 150 ml de nata líquida (35% M.G.)
  • 150 ml de leche evaporada
  • 150 ml de leche condensada
  • 2 claras de huevo
  • 40 ml de agua
  • 20 g de azúcar glasé

Cómo hacer tarta o pastel tres leches

Una tarta, torta o postre Mexicano delicioso a base de un bizcocho esponjoso muy húmedo y tan rico que seguro no te deja indiferente. Es muy fácil de hacer y perfecto para cualquier ocasión, ya sea el desayuno, la merienda o para la hora del café; y por supuesto para celebrar un cumpleaños.

La de hoy es una tarta muy popular que hemos conocido gracias a las redes e internet. Se trata de la tarta o pastel Tres Leches. Es uno de los dulces más queridos y populares de Latinoamérica, especialmente en México, Venezuela, Colombia, Perú, Chile, Ecuador y Puerto Rico.

Su elaboración es sencillísima. Se trata de un bizcocho esponjoso que se emborracha en una mezcla de tres leches distintas (condensada, nata líquida y evaporada) y se sirve habitualmente coronada de merengue a punto de nieve. La elección del bizcocho es muy importante, tiene que soportar el peso y la humedad de las leches sin desmoronarse ni romperse. Aunque se pueden hacer otros, nuestra elección es la del clásico bizcocho genovés: un básico de la repostería que aguanta lo que le echen.

Existen versiones con cuatro y hasta cinco leches en las que, a las mencionadas en el párrafo anterior, se utiliza dulce de leche y leche de coco. En todas sus versiones este postre es una verdadera maravilla, por supuesto muy sabrosa, jugosa y adictiva. Una receta casera de lo más apetecible con la que siempre se acierta.

Preparación de los bizcochos

  1. Empezamos esta receta por el bizcocho, que necesita estar frío para poder empaparlo en las leches y decorar. Dividimos el azúcar en dos. Por un lado 120 g que usaremos para el bizcocho y, por otro, 130 g que usaremos para el merengue. Reservamos este último.
  2. Precalentamos el horno a 160º C, con calor arriba y abajo. Separamos las claras de las yemas en dos recipientes distintos.
  3. Batimos las claras, mejor si es con varillas eléctricas porque lleva su tiempo y nos ahorraremos el esfuerzo. Cuando empiecen a espumar añadimos la mitad del azúcar, dejando que caiga en forma de lluvia y sin dejar de batir. Cuando las varillas dibujen un trazo en las claras, pero no estén duras, paramos de batir y reservamos.
  4. Batimos las yemas junto con el resto del azúcar. El color cambiará y se volverán pálidas (esto es lo que se llama blanquear). También aumentarán en volumen por la cantidad de aire incorporado y se volverán cremosa. Al igual que con las claras, paramos de batir cuando las varillas dibujen un trazo en las yemas.
  5. Tamizamos la harina y la incorporamos las yemas batidas, poco a poco, alternando con las claras montadas. Removemos con una lengua de silicona, realizando movimientos envolventes para que no baje el volumen.
  6. Una vez obtenida una masa homogénea y sin grumos, rellenamos con ella un molde de 18 cm de diámetro x 7 cm de alto y base desmoldable. Si el molde utilizado no es antiadherente, podemos rociar las paredes con spray desmoldante o enmantequillar.
  7. Alisamos la superficie con una espátula e introducimos el molde en el horno que ya está a 160º C, colocándolo en la parte baja del horno.
  8. Horneamos durante 35-40 minutos o hasta que veamos que está bien cocido. Esto dependerá del horno de cada cual, al igual que la temperatura que puede oscilar 10º C arriba o abajo.

Preparación de tarta o pastel tres leches

  1. Retiramos el bizcocho del horno y dejamos enfriar antes de desmoldar. Una vez frío preparamos la mezcla con la que mojar el bizcocho. Es tan sencillo como mezclar los tres tipos de leche en un recipiente hondo, removiendo bien con unas varillas.
  2. Colocamos de nuevo el bizcocho en el molde, que podemos forrar por dentro con papel vegetal o film transparente o no. Todo dependerá de lo hermético que sea el cierre del molde. El nuestro es 100% fiable así que no lo hemos forrado, pero si sospecháis que el vuestro puede dejar escapar algo de líquido lo mejor es forrarlo.
  3. Pinchamos toda la superficie del bizcocho con una brocheta o cuchillo y empapamos con la mezcla de las tres leches. Lo hacemos poco a poco, esperando a que el bizcocho haya absorbido lo vertido antes de añadir más.
  4. Cuando hayamos terminado de empapar el bizcocho cubrimos el molde con papel film y dejamos reposar en la nevera de un día para otro para que tome cuerpo.. A la hora de servir, retiramos el bizcocho de la nevera y desmoldamos, colocándolo sobre un plato de presentación.

Presentación final de la tarta. Almíbar y merengue

  1. Preparamos un merengue para decorar la superficie. Para ello semi montamos las claras y reservamos.
  2. Preparamos un almíbar calentando el agua y los 130 g de azúcar a fuego medio. Cuando alcance 110º C lo retiramos del fuego e incorporamos a las claras dejándolo caer en un hilo fino al tiempo que batimos las claras a máxima potencia. Cuando hayamos incorporado todo el almíbar continuamos batiendo un par de minutos más hasta que el merengue esté frío.
  3. Rellenamos una manga pastelera con el merengue y decoramos la superficie. Espolvoreamos con azúcar glasé y doramos con un soplete para darle un efecto más atractivo.

Sigue todos los pasos de esta receta de tarta o pastel tres leches en el álbum. No os perdáis detalle para que os salga perfecta.

Galería de la receta

Consejos para una tarta perfecta

  • Para preparar esta tarta o pastel tres leches he usado una base de bizcocho genovés, perfecto por ser un bizcocho sin grasa que absorbe la mezcla de las tres leches estupendamente y aguanta estoicamente sin desmoronarse.
  • Este no es un tres leches emborrachado como mandan los cánones. Hemos reducido la cantidad de líquido porque lo presentamos como tarta. Si queréis empaparlo más, podéis cambiar el formato y presentarlo en una fuente como si de un pudin se tratara.
  • Hay tres tipos de merengue, cada uno con distinto nivel de dificultad. El que os contamos en esta receta es el merengue italiano, de consistencia firme y duradera. No es el más fácil, aunque tampoco es difícil.
  • El merengue se puede aromatizar con diversos extractos y saborizantes, como vainilla, ralladura de cítricos o cacao en polvo.
  • En caso de no ser aficionados al merengue, esta tarta o pastel se puede decorar con nata montada o sin decoración alguna. Aunque en este último caso pierde bastante la gracia.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.