Tarta o tartaletas de frutas

Compartir Twittear
5/54 votos
Tarta o tartaletas de frutas

Info.

Ingredientes para Tarta o tartaletas de frutas

  • 400 g. de masa quebrada
  • Para la crema pastelera: 250 ml. de leche entera
  • 15 g. de fécula o almidón de maíz, tipo Maicena
  • 1 palito de canela
  • La piel de un limón y una naranja
  • ½ cdita. de esencia de vainilla
  • 45 g. de azúcar blanquilla
  • 1 huevo M
  • Para el brillo de las tartaletas: 1 hoja de gelatina neutra
  • 125 ml. de agua
  • 1 cucharada de azúcar
  • Las frutas para las tartaletas: 1 kiwi, 6 fresas, 3 mandarinas, uvas, un mango, moras u arándanos... o las frutas que prefiráis (la que más os guste, esto es una sugerencia)

Cómo hacer una tarta o mini tartas de frutas con base de masa quebrada y rellenas de crema pastelera.

Tengo un recuerdo claro de cuando era pequeño, cuando había algo que festejar, cumples, bodas, no sé, cualquier celebración que reuniera a un grupo, mi tía Carmen traía siempre una de esas bandejas de pastelitos surtidos. Ya sabéis, profiteroles rellenos de nata o crema pastelera, milhojas de crema, bizcochitos con nata y mis preferidos, las tartaletas de frutas.

Hoy preparado la versión casera de esas tartaletas que tanto me gustaban de niño, en mi opinión con un resultado genial. Una forma de hacerlas, aunque si queréis hacer la versión en formato grande, también os valen estas cantidades.

Se trata en realidad de un postre muy sencillo en el que utilizamos una base de masa quebrada, un relleno de crema pastelera casera coronada con las frutas de temporada que más nos gusten, y acabamos con una capa de brillo para tartas.

Aunque es cierto que bien podemos utilizar masa quebrada comercializada, el resultado no tendrá punto de comparación, os animo a que os pongáis manos a la obra con esta receta.

En realidad muy fácil y que siempre podemos hacer por tandas, la masa quebrada admite perfectamente el preparar la masa con días de antelación. Y sino tenéis muchas ganas de hacerla, siempre hay elección en una comprada, pero por favor, que sea de calidad.

Preparación de la masa quebrada y crema pastelera

  1. Comenzamos preparando la masa quebrada. Podéis encontrar la receta en el blog, prepararla el día anterior o retirarla del congelador 30 minutos antes de manipularla si hemos decidido congelarla.
  2. Continuamos con la crema pastelera. Separamos 50 ml. de leche en una cuenco e incorporamos la fécula de maíz, mezclamos bien y reservamos.
  3. En un bol a parte mezclamos el azúcar y el huevo y batimos hasta que espumen. Reservamos.
  4. Calentamos le resto de la leche con la piel de limón y naranja, la esencia de vainilla y el palito de canela. Cuando comience a hervir retiramos la olla del fuego dejamos que se temple antes de añadir la mezcla del huevo y el azúcar. Mezclamos bien hasta tener una crema homogénea.
  5. Volvemos a poner el cazo al fuego y agregamos la leche con Maicena diluida. Removemos constantemente hasta que veamos que ha espesado.
  6. Retiramos del fuego y seguimos removiendo hasta que se forme una crema homogénea, sin grumos.
  7. Vertemos la crema pastelera en un bol y removemos de vez en cuando hasta que se enfríe, así evitaremos que se forme una costra en su capa superficial.
  8. En este punto podemos guardar la crema pastelera en el frigo tapándola con un papel film, dejándola de un día para otro.

Forma y horneado de las bases de masa quebrada

  1. Extendemos la masa quebrada sobre una superficie enharinada, con la ayuda de un rodillo. La dejaremos más bien fina, de unos 3 o 4 mm.
  2. Ayudándonos de los moldes que vayamos a utilizar para hacer las tartaletas, recortamos la masa dejando un perímetro de unos 2 cm. a mayores del diámetro del molde. Podéis ver en el paso a paso como hacerlo de forma fácil.
  3. Engrasamos los moldes con mantequilla y espolvoreamos con harina. Colocamos la masa quebrada forrando cada uno de los moldes, recortamos el exceso de masa de los bordes y pinchamos la base con un tenedor para evitar que suba la masa durante el horneado. Guardamos los moldes con la masa en el frigo durante unos 20 minutos.
  4. Con el horno previamente caliente a 200º C, sin ventilador y con calor por arriba y por abajo, horneamos las bases de masa quebrada durante unos 12 o 14 minutos. Debemos estar pendientes para evitar que se puedan tostar en exceso.
  5. Retiramos los moldes del horno y los dejamos sobre una rejilla durante unos minutos antes de desmoldar y esperar a que se enfríen.
  6. Una vez que tenemos las bases de masa quebrada lista y la crema pastelera fría, preparamos el brillo para tartas.

Preparación del brillo, colocación de la fruta y presentación final

  1. Para ello hervimos 75 ml. de agua con el azúcar en un cazo, retiramos del fuego y añadimos la hoja de gelatina previamente hidratada durante unos 20 minutos. Removemos para que la hoja se disuelva.
  2. Añadimos el resto del agua fría y dejamos que se enfríe y comience a espesar para utilizarlo.
  3. Cuando vemos que el brillo está listo, casi cuajado totalmente es el momento de ponernos con el montaje de las tartaletas.
  4. Ponemos la crema pastelera en una manga y rellenamos cada una de las bases. Colocamos encima la fruta que queramos troceada y, con un pincel de cocina, pintamos la superficie de nuestras tartaletas.

Si no os ha llegado con el texto, podéis ver todas las fotos de la receta en el paso a paso de la receta de tartaletas rellenas de crema pastelera y fruta fresca. Si tenéis dudas seguid la fotos y os saldrá unas tartatelatas muy fáciles y de rechupete a la primera.

Galería de la receta

Consejos para una tarta o tartaletas de fruta de rechupete

  • Podéis elegir casi la fruta fresca que más os guste, en nuestro caso hemos utilizado kiwis, mandarinas y frescas para unas y uvas, fresas, mango y moras para otras. Os aconsejo que utilicéis fruta de temporada para hacer la mejor tarta de fruta del mundo mundial.
  • Aunque se trata de un postre con varias elaboraciones podremos evitarnos trabajos sin hacemos la masa y la crema con antelación. Ahorraremos mucho trabajo si el postre es para una celebración.
  • Así en un momento podremos montar unas estupendas tartaletas de fruta caseras. Aunque puedes hacer un formato más grande, depende de lo que te guste en casa. Un pastel buenísimo, totalmente de rechupete.
  • Si queremos una base de masa quebrada muy crujiente lo mejor es aislar la base cuando haya enfriado (después de hornear) con una fina capa de chocolate. Así evitaremos que la crema pastelera humedezca la base de la masa quebrada. Sólo tenéis que calentar vuestro chocolate preferido en el micro o al baño maría y luego pincelar con ella la masa a modo de aislante.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.