Tarta San Marcos. Receta tradicional que no pasa de moda

Dificultad media75 min.10 pers.
3.8/58 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Tarta San Marcos. Receta tradicional que no pasa de moda

Ingredientes

  • Para el bizcocho: 4 huevos M (temperatura ambiente)
  • 140 g de azúcar
  • 160 g de harina de trigo especial repostería
  • 5 g de mantequilla (blanda o en pomada)
  • Para el almíbar: 150 g de azúcar
  • 150 g de agua
  • 1 cucharada de zumo de limón.
  • Para el relleno y decoración de nata montada: 600 g de nata para montar (bien fría)
  • 120 g de azúcar glacé.
  • Para la cobertura de yema tostada: 4 huevos
  • Azúcar ,el mismo peso de los huevos
  • 90 g de agua
  • 15 g de almidón de maíz
  • Para decorar : almendra fileteada (opcional)

Tarta San Marcos, la tarta de toda la vida que ahora podrás hacer en casa, una tarta que nunca pasa de moda.

La Tarta de San Marcos es un clásico de la repostería que no podía faltar en nuestro recetario. Este popular dulce es toda una institución en la pastelería de nuestro país y se puede encontrar en cualquier punto de la geografía, norte, sur, este u oeste.

En su fórmula más básica, la Tarta de San Marcos se compone de dos capas de bizcocho genovés, un delicioso almíbar ligero, un relleno de nata montada azucarada y una cobertura de yema pastelera. Existen versiones más sofisticadas en las que el número de capas aumenta de dos a tres y las capas del relleno alternan nata montada azucarada y trufa. 

Llevamos años comiendo y disfrutando de esta popular tarta y no nos cansamos de ella. Un postre que es una delicia que se funde en la boca. El esponjoso bizcocho empapado en almíbar, la nata montada y la yema pastelera combinan a la perfección y, por eso, esta tarta no ha pasado nunca de moda y dudamos de que lo haga.

Aunque no es una receta complicada, debemos avisaros que son cuatro las elaboraciones que hay que tener listas antes de poder montar la tarta. Por ello es importante organizarse antes de lanzarse a prepararla. Mientras se hornea el bizcocho se puede preparar el almíbar y montar la nata, así adelantamos trabajo. Y luego, cuando el bizcocho se enfría, preparamos la yema pastelera y todo listo para rematar la faena. En poco más de una hora está lista.

Es una tarta perfecta para una ocasión especial: cumpleaños, aniversario, etc. Con esta receta no hará falta que salgas a comprarla a la pastelería, si sigues nuestros pasos con atención te saldrá sí o sí. ¡Qué la disfrutéis!

Preparación del bizcocho base de la tarta

  1. Calentamos el horno a 180ºC, arriba y abajo con calor tradicional, y forramos la base y los bordes de una bandeja de horno de 27×31 cm aproximadamente con papel sulfurizado. Untamos la base con mantequilla derretida.
  2. Con unas varillas eléctricas, un robot de cocina o unas varillas manuales batimos los huevos junto con el azúcar hasta blanquear, es decir, hasta que el color cambie y la mezcla se vuelva pálida y haya triplicado su volumen.
  3. Tamizamos la harina y la añadimos a la mezcla anterior, de poco en poco. Removemos con suavidad cada vez, con movimientos envolventes de abajo a arriba para que no pierda el aire incorporado con el batido. No añadimos más harina hasta no haber incorporado toda la anterior.
  4. Pasamos la mezcla a una manga pastelera para que resulte más fácil extenderla, de manera uniforme y con igual grosor, por toda la bandeja. Cocemos a media altura durante 10-12 minutos o hasta que la superficie se vea ligeramente dorada.
  5. Una vez cocida la plancha de bizcocho, la desmoldamos y dejamos que se atempere antes de cortarla por la mitad. Reservamos.

Preparación para el almíbar y de la nata montada para el relleno y decoración

  1. Para preparar el almíbar ponemos todos los ingredientes (agua, azúcar y limón) en un cazo y calentamos hasta llevar a ebullición. Bajamos la intensidad del fuego y cocemos a fuego suave durante 10 minutos. Reservamos.
  2. Y para preparar la nata montada: En un recipiente hondo y amplio batimos la nata con ayuda de unas varillas eléctricas, un robot de cocina o unas varillas manuales.
  3. Cuando comience a adquirir cuerpo añadimos el azúcar glacé, en dos o tres tandas, y seguimos batiendo hasta que esté consistente. Cuidado con pasarnos en el batido o se nos cortará la nata. Reservamos en la nevera.

Cobertura de yema pastelera

  1. Pesamos los huevos, sin cáscara, y preparamos la misma cantidad de azúcar.
  2. En un cacito colocamos los huevos y el agua, batimos hasta mezclar bien. Mezclamos también, a parte, el azúcar con el almidón de maíz. Agregamos los sólidos al líquido y mezclamos bien en frío con unas varillas para que el almidón de maíz se hidrate y no se formen grumos.
  3. Calentamos a fuego bajo, removiendo de vez en cuando para que no se agarre la mezcla a la base. Cuando la mezcla alcance los 65º C y empiece a espesar, batimos enérgicamente con unas varillas metálicas para que quede una yema fina.
  4. Cuando empiece a hervir, retiramos del fuego y dejamos enfriar. Reservamos.

Montaje y decoración final de la tarta San Marcos

  1. Colocamos una de las mitades de la plancha de bizcocho sobre una fuente de servir y pincelamos con el almíbar hasta calar bien. Sobre el bizcocho extendemos una capa de crema chantilly, como de medio centímetro de grosor. No pasa nada si sale por los lados, pues luego vamos a decorar los laterales y quedarán cubiertos.
  2. Colocamos la segunda plancha de bizcocho sobre la capa de relleno, alineando bien con la base. Repetimos el calado con el almíbar, pincelando con una brocha hasta que esté bien humedecido. Cubrimos con una capa de yema pastelera y alisamos con una ballena o el dorso de un cuchillo largo (jamonero, de pan o similar). Repasamos los laterales para que queden lisos.
  3. Rellenamos una manga pastelera con boquilla de estrella con la crema chantilly sobrante y decoramos los laterales y los bordes de la superficie al gusto. Por último decoramos al gusto, esparciendo almendras laminadas por el contorno de la superficie, tostadas o no, con guindas o lo que más nos guste y/o tengamos a mano.
  4. Refrigeramos 1-2 horas antes de servir.

Sigue paso a paso esta riquísima receta de la Tarta de san Marcos en el álbum.

Galería de la receta

Consejos para una Tarta de San Marcos de rechupete

  • Podemos añadir un poco de esencia de vainilla a la mezcla del bizcocho y/o a la nata montada para darle un toque extra de sabor, aunque la receta clásica no lo lleva.
  • Para que los huevos blanqueen rápido y aumenten en volumen es importante que estos estén a temperatura ambiente. En caso de haber olvidado sacarlos de la nevera, podemos colocar en recipiente con los huevos y el azúcar sobre un cacito con agua y colocarlo a fuego bajo. El vapor atemperará la mezcla y hará más fácil la tarea.
  • El almíbar se puede aromatizar con un poco de alcohol, como ron o brandy.
  • En algunas pastelerías se tuesta la superficie de la Tarta de San Marcos, pero nosotros no lo hemos hecho en esta ocasión. Para ello solo hay que espolvorear un poco de azúcar por la superficie y quemar con un soplete hasta dorar.
  • Igualmente, la almendra laminada usada para la decoración se puede tostar y dejar enfriar antes de usar. Le dará un toque de color a la tarta.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Alfredo dice:

    Una tarta que llevo disfrutando desde pequeño y que nunca pensé en hacerla en casa, y dicho y hecho, este fin de semana me lie en la cocina… de rechupete. Ya no la vuelvo a comprar nunca más. Gracias por tus sabios consejos y esa manera que tienes de explicar, me encanta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.