Tempura. Origen e historia. Del país del Sol naciente a tu cocina

5/53 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

No hay duda que la cocina japonesa está en alza. En Recetas de Rechupete somos muy fans de esta comida y siempre que podemos nos acercamos a un restaurante japonés para disfrutar del sushi, sashimi, udon soba y demás delicias del sol naciente.

Pero aparte de fans, también somos curiosos, así que siempre estamos pensando como podemos replicar esos sabores en casa, que siempre (o casi) saben mejor. Y eso nos ha pasado con la tempura. Es un rebozado característico de la cocina japonesa muy sencillo de realizar y que os dará unos resultados deliciosos.

A continuación os hablaremos de su origen, historia, los tipos de tempura que podéis realizar y como hacerlo para que os salga perfecto. Ya en un anterior post os hablamos de todos los trucos y consejos para que os quede de diez puntos, pero Os aseguramos un resultado de 10.

Origen e historia de la tempura

Por raro que nos parezca, la tempura no tiene su origen en Japón, si no en la península Ibérica. En concreto en Portugal, donde sabemos que los misioneros jesuitas portugueses que llegaron a Japón llevaron con ellos esta técnica culinaria que caló muy bien en el país del sol naciente.

No se tiene del todo claro por qué se le puso este nombre. Algunas fuentes aseguran que se debe a que era un plato tradicional de la cuaresma, y del concepto en latín ad tempora quadragesimae (hacia la cuaresma) los japoneses adaptaron la palabra tempura. Otra opción podría ser una adaptación de la palabra tempero, que en portugués significa condimento, y que se adaptará al japonés creando la palabra tempura.

Lo que sí está claro es que es de origen portugués y que los japoneses lo adaptaron y lo incluyeron dentro de su cocina tradicional. Será a partir del siglo XVII y XVIII cuando se popularice por todo el país y se empiece a rebozar toda clase de alimentos, desde verduras a pescado y marisco, incluyendo carne. Esto lo hacían para intentar preservar el sabor de los ingredientes y darles un toque crujiente con el rebozado.

A día de hoy, la tempura es uno de los platos estrella de Japón. Puedes encontrar tempura en platos de fideos Udon o un cuenco de arroz con tempura como ingrediente principal. Incluso existe en el país del sol naciente una cadena de restaurantes especializada en tempura que, sinceramente, son una verdadera delicia.

Tipos de tempura

Los tipos de tempura dependen del ingrediente que quieras rebozar en este momento. Los más comunes suelen ser verduras o pescado y marisco, pero no dejéis que eso os limite, porque podéis rebozar en tempura casi todo.

De entre los pescados y mariscos, los más populares para rebozar son los langostinos y gambas, conocidos como ebi tempura, la tempura de calamar o ika tempura, los pescados blancos o sakana tempura y la anguila, también conocida como unagi tempura.

Con respecto a las verduras, podéis utilizar cualquiera que se os pase por la cabeza. Calabazas, boniatos, zanahorias o berenjenas son siempre una muy buena elección que el darán color y distintas texturas a vuestras tempuras.

Y a partir de aquí, podéis usar la imaginación. Nosotros os recomendamos usar pequeños trozos de pollo, con un resultado espectacular, pero podéis probar también con algas, huevo e incluso helado, un postre muy original de algunos restaurantes nipones.

Como hacer tempura

En este post os presento como hacer una tempura de verduras, que luego podéis extrapolar para otros ingredientes. Es importante que tengáis presente la técnica y los siguientes consejos.

  1. La realización de la tempura es muy sencilla y no os va llevar demasiado tiempo. Solo necesitáis 100 g de harina y 160 ml de agua muy fría.
  2. Es fundamental que el agua este casi congelada para un resultado perfecto, por lo que os recomendamos poner debajo del cuenco con agua uno mas grande que tenga hielo, para que la mantenga muy fría.
  3. Debéis mezclar el agua con la harina de forma muy ligera, aunque se os queden grumos. De hecho los grumos es parte fundamental de una buena tempura.
  4. Una vez tenéis la mezcla hecha, rebozáis los alimentos que vayáis a consumir y los freís en aceite muy caliente. Hacedlo uno por uno, no rebocéis antes de freír y los dejéis esperando porque pierde consistencia. Cuando el rebozado ya esté dorado los sacáis con cuidado y los escurrís para eliminar el exceso de aceite.

Como veis, es muy sencillo de realizar y los resultados son deliciosos. Probadlo en casa y dejadnos en comentarios que os parece el resultado. Seguro que vuestra tempura os saldrá de rechupete.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.