Teresitas de sartén rellenas de crema pastelera. Postre asturiano

Compartir Twittear
3/527 votos
Teresitas de sartén rellenas de crema pastelera. Postre asturiano

Ingredientes

  • Para la masa de las teresitas: 450 g. de harina de trigo tipo repostería
  • 50 g. de manteca de cerdo
  • 100 ml. de vino blanco
  • 50 ml. de agua tibia
  • Sal fina (3 gramos aproximadamente)
  • 10 g. de levadura fresca prensada de panadería o 3 g. de levadura seca de panadero
  • 1 nuez de mantequilla (en pomada)
  • Para la decoración de las teresitas: Azúcar blanco
  • Canela en polvo
  • Para la fritura: Aceite de girasol o aceite suave de oliva virgen extra
  • Para la crema pastelera: 250 ml. de leche entera
  • 2 yemas de huevo (XL)
  • 75 g. de azúcar blanco
  • 25 g. de fécula o almidón de maíz (tipo Maicena)
  • 1 vaina de vainilla o una cucharada de esencia de vainilla líquida
  • La piel de medio limón

Cómo hacer teresitas de sartén rellenas de crema pastelera.

Este postre tradicional asturiano, de tan llamativo nombre, lo tenía en mi mente desde hace ya tiempo. La verdad, aún no las había probado y le tenía muchas ganas ya que varios amigos asturianos me habían hablado de ellas. Ahora que he hecho la receta y las he catado, puedo decir que ha comenzado una gran amistad.

En el blog podéis encontrar otros postres tradicionales asturianos, como las famosas casadielles, los frixuelos, el omnipresente arroz con leche o las ricas galletas Moscovitas. Parece difícil estar a la altura de estos súper postres, pero las Teresitas de sartén están perfectamente a su altura.

Se trata de un postre tradicional en Asturias, sobre todo en fechas señaladas, como son Todos los Santos y Carnaval. Debido a lo ricas que están y a la demanda de los clientes, muchos establecimientos las tienen disponibles durante todo el año en su repertorio de dulces.

Lo más usual es encontrarlas rellenas de crema de almendra o de crema pastelera, pero también hay variaciones, elaboradas con otros rellenos dulces. Podemos decir que cada casa asturiana o cada pastelería, tiene su propia receta.

Su elaboración se basa en unos paquetitos, preparados con una masa similar a las mencionadas casadielles, que luego rellenamos y freímos en aceite bien caliente. Una variante sería también hacerlo con masa de hojaldre comprada, para ahorrar tiempo y trabajo, aunque el resultado final no es el mismo.

Con estas cantidades os dará para unas 15/18 Teresitas, para 6 personas aproximadamente. Todo depende del tamaño que les deis o de los golosos que sean los comensales. Recalculad en todo caso las cantidades según vuestras necesidades.

Preparación de la masa de las teresitas

  1. Antes de nada, poned la mantequilla y la manteca de cerdo, a temperatura ambiente unos 30 minutos antes. Para que se atemperen y cojan la textura blanda que necesitamos.
  2. Vertemos 50 ml. de agua tibia en un vaso y diluimos en ella la levadura. Desmenuzamos con los dedos y mezclamos.
  3. En un bol grande, vamos añadiendo el vino blanco, el agua con levadura, la mantequilla, la manteca de cerdo, 1 cucharada de azúcar blanco y finamente un pellizco de sal. Con unas varillas integramos todo hasta que quede una mezcla homogénea.
  4. Añadimos ahora la harina, tamizada, y vamos mezclando con los dedos. Poco a poco se irá formando la masa. Echamos harina en las manos por si se nos pega demasiado. Como con todas las masas, añadimos algo de harina si es necesario. Formamos una bola y dejamos reposar la masa, tapada con un trapo limpio, durante al menos una hora. A temperatura ambiente.

Preparación del relleno. Crema pastelera. Forma y fritura de las teresitas

  1. Mientras reposa la masa, vamos a preparar el relleno dulce, que en este caso es la crema pastelera. En el blog tenemos la receta para que os salga de primera. Os llevará sobre 40 minutos, así que todo encaja mientras reposa la masa. Hecha la crema, la dejamos reposar a temperatura ambiente.
  2. Pasado el tiempo de reposo, amasamos ligeramente la masa para que coja de nuevo elasticidad. Espolvoreamos la encimera con harina, y extendemos la masa con el rodillo. Queremos que nos queden unos 2/3 mm de grosor. Tampoco demasiado fina, o no aguantará el relleno.
  3. Vamos haciendo rectángulos de masa, de unos 10 x 6 cm. y rellenamos con una cucharada de crema pastelera y cerramos, haciendo un paquetito. Sellamos los bordes con la ayuda de los dedos. Repetimos el proceso con el resto de la masa.
  4. En un cazo, vertemos aceite de girasol y calentamos. Necesitamos que esté caliente, pero que no llegue a humear. Vamos friendo las Teresitas, en tantas de dos en dos, para no enfriar el aceite. Vuelta y vuelta, hasta que estén doradas por ambos lados. Retiramos y reservamos sobre papel absorbente.

Decoración de las teresitas de sartén. Presentación final

  1. Terminada la tanda, las rebozamos en una mezcla de azúcar y canela en polvo, por ambos lados. Las pasamos a un plato o fuente, y dejamos que se atemperen antes de consumir. Lo habitual es consumirlas templadas o frías.
  2. Como veis, no es una receta demasiado complicada, y el resultado es espectacular. Las teresitas de sartén están buenísimas, ya veréis como os dejan sin ellas en un santiamén. Y si sobran, no es problema, al día siguiente siguen estando “de rechupete”.

Aquí tenéis un paso a paso en fotos donde muestro como preparar esta receta de teresitas de sartén. No os perdáis detalle para que os salgan perfectos, triunfo asegurado en Todos los Santos o Carnaval.

Galería de la receta

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.