Tirabuzones dulces de vino o cañas fritas. Postre de Semana Santa

Fácil45 min.6 pers.
4.7/53 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Tirabuzones dulces de vino o cañas fritas. Postre de Semana Santa

Ingredientes

  • 275 g. de harina de trigo de todo uso
  • 200 ml. de vino blanco dulce
  • 100 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 50 g. de azúcar blanco
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de postre de anís en grano o anisado o matalauva
  • Piel de 1/2 naranja o 1/2 limón
  • Aceite de oliva suave (para la fritura)
  • Moldes metálicos cilíndricos o caña de bambú seca

Sigo explorando el enorme recetario de nuestro país, y siempre encuentro recetas de postres tradicionales deliciosos, que llevan pasando de generación en generación cientos de años. Un buen ejemplo son estos tirabuzones dulces de vino, la típica masa frita con sus características propias, que están presentes en la gastronomía de muchas regiones. 

Los tirabuzones son unos dulces típicos de toda la comarca del Valle del Tiétar en Ávila, al igual que en la zona norte de Extremadura, concretamente en la comarca de La Vera. Estas recetas de fritura suelen prepararse en fechas señaladas como la festividad de Todos los Santos o Semana Santa, aunque si gustan en casa, cualquier momento es bueno para disfrutarlas, bodas, bautizos, comuniones o las fiestas populares de los pueblos. En una fiesta de verano preboda de una amiga de Ávila lo probé por primera vez, enamoramiento a primera vista. Acompañados con un vino de pitarra clarete, de esos que entran bien si están fresquitos. Aunque en este caso añadí a la masa, vino blanco dulce.

Lo enriquecedor de la cocina es que de la misma receta aparecen multitud de variaciones, en función del territorio o región donde nos encontremos. Estos tirabuzones no los había preparado nunca, y gracias a la abuela Pilar, los hemos preparado primero en casa para saber todos sus secretos, y luego ya grabado en vídeo y sesión de fotos en casa. Así que me llevé tirabuzones un fin de semana y otra semana, desayunamos este tipo de cañas fritas durante unos días. La ventaja de las pruebas y repruebas.

La masa es ligera y fácil de manejar, son laboriosos pero muy fáciles de preparar, y no hace falta que diga que están deliciosos, ya me los he guardado como “fijos” en casa. A pesar de que llevan vino, este se va cocinado, aunque el vino perdura bastante luego en el postre, por lo que no es muy recomendable para los más pequeños de casa.

En algunos pueblos de Extremadura y de Andalucía les llaman gañotes u otros postres similares como los famosos pestiños, los gañotes andaluces, las cañas fritas ourensanas o un sinfín de recetas de rosquillas que podéis preparar de maneras diferentes. 

Preparación de la masa de los tirabuzones de vino

  1. En un cazo, ponemos a calentar (fuego medio) el vino, el aceite de oliva virgen extra y el anís en grano. Llevamos a ebullición y luego apagamos el fuego. Mientras se calientan los líquidos, disponemos la harina en un bol grande. Le añadimos una pizca de sal y mezclamos.
  2. Echamos sobre ella el líquido caliente, colándolo para que no caigan los granos de anís y también con cuidado, para minimizar el riesgo de poder quemarse. Comenzamos a mezclar, primero con un tenedor y en cuanto vaya espesando, seguimos directamente con las manos.
  3. Amasamos bien, hasta conseguir una masa homogénea y flexible. Si la veis demasiado blanda, añadid un poco más de harina, pero con estas proporciones no debería de ser necesario. Lo que no puede quedar es pegajosa.
  4. La textura que queremos conseguir es la de poder extenderla con el rodillo y que no se nos rompa. Cuando tengamos la masa en su punto, la boleamos y la dejamos reposar en el bol, tapada con un paño limpio.

Damos forma a los tirabuzones. Fritura y presentación final

  1. Cogemos un poco de masa. Espolvoreamos  la encimera o la tabla con un poco de harina, y a continuación estiramos la masa con el rodillo (o una botella). Queremos que nos quede con unos 3 mm de grosor, ni muy fina ni muy gruesa.
  2. Recortamos con un cuchillo haciendo un rectángulo. Ahora hacemos tiras de masa, para que os sirva de orientación: 3 cm. de ancho y 15 cm. de largo, pero ya calculáis según la longitud de los moldes metálicos. Enrollamos la masa con cuidado y repetimos el proceso con el resto. Con esta cantidad de masa nos dará para 20-25 unidades, dependiendo de los moldes y del grosor de la masa.
  3. En una sartén alta, echamos abundante aceite de oliva suave. Calentamos a fuego medio. Añadimos la piel de naranja, que freímos un par de minutos, lo suficiente para aromatizar el aceite. Retiramos.  
  4. Ahora vamos friendo los tirabuzones, en tandas de 3-4 unidades, para no enfriar el aceite. Poco a poco veréis como la masa va hinchando y se desprende de los moldes, por lo que los vamos retirando de la sartén.
  5. Freímos bien los tirabuzones, hasta que estén tostaditos, por fuera y por dentro. No os preocupéis que alguno pierda su forma o no quede perfecto, es algo normal y lo importante es la buena fritura de la masa. Según vamos haciendo, los vamos retirando sobre papel absorbente, para recoger el exceso de aceite. Dejamos que se vayan atemperando, antes de darles el toque final.
  6. Mezclamos la canela con el azúcar. Vamos rebozando los tirabuzones y ya los pasamos a una fuente o plato bonito, para su presentación en la mesa.

Y ya están listos nuestros tirabuzones de vino, para disfrutar en la sobremesa, en la merienda o cuando nos apetezca. Resulta una masa crujiente, deliciosa y con el toque dulce del rebozado final. Para conservarlos varios días, metedlos en una lata metálica o en un recipiente de cierre hermético. 

Aquí tenéis todas las fotos donde muestro como preparar esta receta paso a paso. No os perdáis detalle para que os salgan unos tirabuzones de vino de rechupete.

Galería de la receta

Consejos para unos tirabuzones de vino de rechupete

  • Los postres de fritura es recomendable hacerlos con un aceite que no sea potente de sabor, como es el virgen extra. Un aceite de oliva suave (0,4º) o uno de girasol, es la mejor opción, para darle protagonismo al sabor de la masa.
  • Tradicionalmente los moldes para esta receta son de madera, y suelen pasar de una generación a otra. Pero bueno, hoy en día es complicado conseguirlos por lo que nos apañamos perfectamente con unos moldes metálicos, que encontraremos en cualquier ferretería o tienda de cocina.
IBILI 802200 - Molde Canutillo (Blister 6 U.)
  • Dimensiones del producto: 14 x 2 x 10 cm
  • Número de modelo del producto: Ibili_802200
  • 6 Unidades
  • facil de usar
  • Una variación en la elaboración es ponerle miel a los tirabuzones, en vez de azúcar-canela, como si fuesen pestiños. Otra idea es enrollar la masa de manera que se junte, y resulte un canutillo. Luego lo podemos rellenar de nata montada, crema pastelera, merengue, y hacer unas cañas fritas un poco diferentes.

Todos los precios e información de productos incluidos están actualizados a 2022-02-18. Algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los productos mencionados han sido propuestos por marcas, siendo su recomendación una decisión única del autor.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.