Tosta de bacalao ahumado

Compartir Twittear
0/50 votos
Tosta de bacalao ahumado

Info.

Ingredientes para Tosta de bacalao ahumado

  • 1 paquete de lomos de bacalao ahumado marca Ahumados Domínguez (100 g.)
  • 500 g. de bacalao en migas desalado
  • 75 ml. de aceite de aceite de oliva virgen extra
  • 75 ml. de leche entera
  • 1 patata grande o 2 medianas
  • 2 dientes de ajo
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Para el aceite de perejil: Un manojo de perejil fresco, aceite de oliva virgen extra, un pellizco de sal y unas gotas de limón
  • Pan de pueblo o esa barra de pan tipo artesano (el que más os guste para preparar vuestras tostas)
  • 4 espárragos trigueros finitos

Si no tenéis ni idea que preparar en estas fechas que se avecinan o simplemente queréis tener una cena de lujo después de un día duro trabajo os aconsejo esta receta, tostas de bacalao ahumado. Vamos a emplear dos tipos de bacalao, las clásicas lascas de bacalao desalado para hacer una crema o brandada de bacalao y un bacalao ahumado de gran calidad para coronar nuestra tosta. Este es el ingrediente estrella y marcará la diferencia entre una buena tosta o una que pasará sin pena ni gloria. Os aconsejo los lomos de bacalao de Ahumados Domínguez, una materia prima excelente y con unos matices en el “aromatizado” que caracterizan a esta marca.

Este bacalao tiene una carne blanca, suave y con una textura inconfundible. Es un ingrediente versátil y sorprendente, pues lo podemos comer tal cual o para acompañar y mejorar varias recetas, ideal para aperitivos o para inventarnos nuestra tosta o pincho preferido. Para nosotros es un ingrediente fundamental en muchas de nuestras cenas.

En la tosta de hoy hemos combinado sabores que nos apasionan en casa. La mezcla de sabores y texturas es perfecta, el crujiente del pan, el toque jugoso de la brandada que refuerza el sabor del ahumado del bacalao y el aroma del aceite de perejil. La brandada se suele presentar normalmente sobre una tosta de pan casero, ya sea sola o acompañada en este caso de bacalao ahumado, de pimientos asados, cebolla caramelizada, tomates secos, y también cubierta de queso con un toque de gratinado en el horno. Espero que os guste y la preparéis en casa, quiero que me contéis si triunfáis con esta receta.

Cómo preparar el aceite de perejil

Podéis utilizar varios tipos de acompañantes para esta tosta, desde el aceite de perejil que os aconsejo a una mayonesa de eneldo o una crema de mostaza suave, las posibilidades son infinitas. Depende mucho del gusto de uno mismo y de los de casa.

  1. Este aceite es muy sencillo de preparar y acaba nuestra tosta de una forma original, le aporta un toque verde a esta tosta que es blanca inmaculada, a la vez riega nuestro aperitivo con sabor de un buen aceite de oliva virgen extra.
  2. Ponemos en el vaso de la minipimer en puñado de perejil, previamente bien lavado, un buen chorro de aceite de oliva virgen extra virgen, un pellizco de sal y unas gotas de limón, que no solo le aporta un toque cítrico, si no que evita que el perejil se oxide y oscurezca.
  3. Trituramos todo hasta que emulsione y listo. Os aconsejaría que hagáis cantidad, lo podéis guardar en un frasco y tendréis este aceite aromatizado para acompañar un montón de recetas.

Preparación de la brandada de bacalao

  1. Comenzamos por cocer las patatas. La pinchamos con un tenedor para comprobar que está bien hecha en su interior, y reservamos aparte para que se vaya atemperando.
  2. En una cazo con agua, sumergimos las lascas de bacalao en la misma agua de las patatas. Ponemos a calentar a fuego medio hasta que comience a hervir el agua. Apagamos el fuego y retiramos el bacalao a un plato. Reservamos.
  3. En un cazo vertemos la leche y la vamos calentando a fuego suave. Queremos que tenga algo de temperatura pero sin que llegue a hervir en ningún momento. Podemos hacer este proceso metiendo la leche en un vaso en el microondas, es más rápido y ensuciamos menos.
  4. En una sartén echamos el aceite de oliva virgen extra y calentamos a fuego medio. Pelamos los dientes de ajo, les damos un pequeño golpe para cascarlos y echamos al aceite. Dejamos que se vayan friendo, vuelta y vuelta, hasta que veamos que adquieren un tono dorado. Los retiramos entonces del aceite. En ese mismo aceite salteamos los trocitos de espárrago triguero (en láminas finas para que se hagan antes), le damos una pequeña fritura, con 2 minutos a fuego medio es más que suficiente, apagamos el fuego y retiramos. El espárrago le dará el punto crujiente a nuestra crema de bacalao.
  5. En un bol grande echamos el bacalao desmigado y la patata en dados. Picamos con la batidora a velocidad baja. Pasamos la leche caliente a una jarra y vamos echándola al bol, poco a poco, al tiempo que seguimos triturando. Se irá formando una mezcla homogénea. Si tenéis algo de prisa este proceso lo podemos hacer en la picadora de la minipimer.
  6. Probamos de sal y si es necesario salpimentamos, como siempre, a vuestro gusto.
  7. Repetimos el proceso pero ahora con el aceite aromatizado. Vamos añadiendo poco a poco, sin dejar de batir, para que vaya incorporándose al resto de ingredientes, consiguiendo una especie de crema suave. Si vemos que nos queda muy espesa, añadimos un poco más de leche. Cuando la tengamos lista añadimos los trocitos de espárrago y mezclamos con un tenedor. Reservamos en la nevera durante media hora (es necesario que se enfríe para el montaje final de la tosta).

Preparación de la tosta de bacalao ahumado

Sacamos todos los ingredientes a la encimera de la cocina para que sean fáciles de manipular y que la preparación sea rápida y sencilla. No os asustéis al ver mucho texto, como siempre intento explicarlo de manera detallada para que os salga la receta sí o sí.

  1. Lo primero es abrir el envase donde viene los lomos de bacalao, sacamos los lomos, separándolos unas de otras para que tomen aire y desarrollen bien sus aromas. El bacalao debe respirar para que muestre todo su sabor, que se note el proceso de ahumado.
  2. Es clave la elección del pan donde vamos a colocar nuestros ingredientes. Debemos elegir el que más nos guste, una rodaja de pan de pueblo o esa barra de pan tipo artesano con tanto sabor, lo dejo a vuestra elección.
  3. Cortamos el pan con un buen cuchillo y lo tostamos por los dos lados en una sartén de tamaño medio-grande antiadherente a máxima temperatura con unas gotas de aceite de oliva virgen extra. El único secreto es presionar con una espátula para que quede lo más crujiente posible sin que llegue a quemarse. Retiramos de la sartén y colocamos en una fuente para el montaje posterior.
  4. Untamos las tostas con una porción generosa de brandada de bacalao con espárrago, nos ayudamos de una cuchara.
  5. Coronamos cada tosta con uno o dos lomos de bacalao ahumado (dependiendo del tamaño de la rebanada de pan). Vertemos un pelín de aceite aromatizado de perejil y decoramos con una hojita de perejil fresco.

Directamente a la mesa y a comer. ¡Triunfaréis en cualquier ocasión con los mejores anfitriones!

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros. Las recetas de pescado y marisco son perfectas para una cena ligera, una fiesta o porque sí, una manera deliciosa de compartir la comida con los amigos y la gente a la que queréis. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.