Tosta de revuelto de champiñones. Receta para un desayuno o una cena rápida perfecta

Fácil15 min.2 pers.
5/52 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Tosta de revuelto de champiñones. Receta para un desayuno o una cena rápida perfecta

Ingredientes

  • Pan (dos tostas) elegid un pan compacto que aguante el revuelto
  • 150 g. de champiñones
  • 4 huevos M
  • 15 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)
  • Para presentar: Unas hojas de rúcula)

Muchas veces, el paso del día hace que cuando llegamos a casa no tengamos energía para meternos a la cocina a preparar un manjar con el que premiar el esfuerzo de la jornada. Hay días que, incluso, el cansancio llega a unos niveles que casi disimula el hambre.

Para esas ocasiones, hay algunas recetas que funcionan genial: se preparan en poco tiempo, son ligeras y están tan ricas que nos hacen recobrar el ánimo. Hoy os traemos una de esas recetas, la tosta de revuelto de champiñones, una receta de huevo con setas perfecta para esos momentos en los que queremos disfrutar con poco esfuerzo. Similar a la que publicamos recientemente, el revuelto de setas, pero con champiñones, igualmente muy rica.

Esta receta de setas es genial para la temporada una solución perfecta para esas noches de otoño en las que el frío empieza a hacer mella en el cansancio y lo que nos apetece es llegar a casa y ponernos la mantita lo antes posible. Aunque por sí sola ya funciona como una cena ligera, algunas buenas opciones para acompañar la tosta de revuelto de champiñones son una crema de calabaza, una sopa castellana o una sopa de cebolla.

En general, los platos de cuchara son una buena opción para juntar con esta receta y combatir el frío, y tienen la ventaja de que los podéis dejar preparados para tener que calentar y poder servir directamente. La mayor virtud de la tosta de revuelto de champiñones es lo rápido que podéis prepararla y lo rica que está.

Además, con esta receta os vamos a dar algunos trucos para que tenga una textura súper cremosa y gane todavía más a la hora de llevársela a la boca. Parece que esta receta no tiene fallos, ¿eh? Veamos si es verdad viendo cómo se prepara.

Preparación del revuelto de champiñones

  1. Lo primero que haremos será pelar y cortar el ajito en rodajas finas. Si preferís disimular el sabor del ajo, podéis picarlo en trozos muy pequeños. Aprovechamos también para lavar los champiñones y, si no los tenemos listos ya en rodajas, cortarlos. También podemos dejar ya preparado el pan para la tosta: escogemos el trozo que vayamos a utilizar y lo abrimos a la mitad.
  2. Cuando tengamos el ajo listo y los champiñones listos, calentamos una sartén antiadherente con una cucharada de aceite de oliva. Primero rehogamos el ajo y, cuando empiece a coger un poco de color, añadimos los champiñones y dejamos que se cocinen a fuego bajo, dejando que suelten el agua poco a poco.
  3. Es importante que, mientras se hacen los champiñones, no tapemos la sartén, porque el objetivo es que el líquido se evapore. Mientras los champiñones se van haciendo, cascamos los huevos en un bol y procedemos a batir. Aquí está el gran truco: no batir mucho el huevo. No queremos llegar a espumar el huevo batido, porque, si lo dejamos un poquito antes, tendrá una textura cremosa genial.
  4. Una vez hayamos conseguido que se evapore el agua, echamos los huevos, añadimos un poco de perejil bien picado y un poco de sal. La temperatura para que nuestro revuelto se haga perfectamente es fuego medio. A fuego bajo, tardará demasiado en cuajar, mientras que a fuego alto perderá ese toque cremoso que buscamos.
  5. Removemos bien el revuelto durante unos minutos hasta que empiece a cuajar el huevo. Es importante remover bien para evitar que se nos vaya pegando a la sartén. El truco aquí es tener un poco de paciencia y cariño, nada más.

Preparación y presentación final de la tosta

  1. Una vez tengamos el revuelto, lo retiramos a un plato y pasamos por la sartén caliente el pan de la tosta que habíamos preparado antes. Un truco genial es, una vez lo tenemos tostado al gusto, frotar un diente de ajo pelado y echar un chorrito de aceite para darle más sabor todavía. Pero ojo, es importante no tardar demasiado en sacar la tosta del fuego para que no se nos quede frío el revuelto (lo mejor es comerlo bien calentito).
  2. Por último, servimos el revuelto de champiñones encima de la tosta y disfrutamos del final del día con un sabor sencillo pero insuperable.

Como veis, la receta de la tosta de revuelto de champiñones no tiene mucho misterio: sólo hay que saber cómo hacer unos huevos revueltos bien jugosos y ponerse a disfrutar. Ya no hay excusa para no cenar cuando lleguéis cansados a casa: esta tosta es la solución definitiva.

Las tostas son una idea genial para una cena ligera y rápida, y hay variaciones tan elegantes como las tostas de salmón y naranja o contundentes como la de lomo y verduras con salsa barbacoa. Para esos momentos en los que el cansancio pesa más que el hambre, son una solución genial, ¿no os parece?

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.