Tres deliciosas recetas para panqueques de avena

Compartir Twittear
4.3/57 votos
Tres deliciosas recetas para panqueques de avena

Ingredientes

  • 100 g de requesón
  • 2 huevos L
  • 25 g de harina de avena
  • 1 plátano muy maduro
  • 2 claras de huevo
  • 55 g de copos de avena

Cómo hacer panqueques de avena deliciosos: tres recetas

Puede que estés arrugando la nariz al leer “panqueques” o tortitas y te estés preguntando ¿Qué demonios es eso? Pues muy sencillo, panqueque es el término usado en Latinoamérica para referirse a nuestras “tortitas”. Sí, esos deliciosos pastelitos tiernos, planos, redondos y esponjosos que tanto nos gustan.

La versión tradicional puede no ser una opción para quienes buscan cuidarse y llevar una dieta sana y saludable, pero no por ello hay que privarse de unos buenos panqueques. Con cualquiera de estas tres recetas que traemos hoy, darse un capricho no será sinónimo de excederse con la dieta.

Estas recetas de panqueques de avena son muy fáciles de hacer. Basta con mezclar los ingredientes con un robot o batidora y ya tenemos lista la masa de los panqueques. Sustituimos la típica harina de trigo por la de avena, más saludable, y que nos va a aportar una buena cantidad de fibra a nuestra dieta. La avena contribuye a rebajar los niveles de colesterol en sangre, ayuda en casos de estreñimiento y aporta energía y vitalidad.

Los panqueques de avena son un bocado de lo más saludable, ya que no llevan azúcares añadidos y, además, a los niños les sirve para que coman fruta y disfruten de un desayuno o merienda especial. ¿Qué me dices? ¿Te animas a prepararlas?

Preparación de panqueques de avena: tres recetas

El proceso y la elaboración de los tres tipos de panqueque de avena es el mismo. Mezclar los ingredientes para obtener una masa homogénea y cuajar en una plancha bien caliente por las dos caras. No obstante, os contamos el paso a paso de cada una de las tres recetas para que resulte más fácil seguirlas una vez decidáis por cuál de ellas empezar.

Panqueques de avena con tres ingredientes

  1. En un recipiente hondo batimos el requesón, que habrá de estar a temperatura ambiente, hasta que esté cremoso y no queden grumos.
  2. Añadimos el huevo y removemos/batimos de nuevo para incorporar.
  3. Por último, añadimos la harina de avena y removemos para integrar los tres ingredientes. Tenemos que obtener una masa uniforme.
  4. Calentamos una plancha a fuego medio alto (6 de 9 en nuestra placa de inducción). Sí es antiadherente, mejor que mejor, así evitamos tener que engrasar. Sí no es el caso, engrasamos con una pizca de aceite o mantequilla.
  5. Depositamos un par de cucharadas sobre la plancha caliente y extendemos con ayuda de una cuchara, dándole forma de disco. Repetimos la operación por el resto de la plancha, hasta que no quede espacio para más.
  6. Cuando la superficie de los panqueques comience a verse ligeramente cuajada, volteamos con ayuda de una lengua de silicona o una espátula. Cocemos por el otro lado durante un minuto (no más) antes de retirar a un plato.
  7. Cubrimos el plato con un trapo para mantener los panqueques calientes mientras continuamos con el proceso hasta agotar la masa.

Panqueques de avena y plátano

  1. En un recipiente hondo introducimos el plátano maduro, el huevo y los copos de avena. Removemos al tiempo que machacamos ligeramente el plátano con un tenedor. Con una batidora de brazo trabajamos la masa para que queden los ingredientes bien integrados.
  2. Calentamos una plancha a fuego medio alto (6 de 9 en nuestra placa de inducción). Sí es antiadherente, mejor que mejor, así evitamos tener que engrasar. Sí no es el caso, engrasamos con una pizca de aceite o mantequilla.
  3. Depositamos un par de cucharadas sobre la plancha caliente y extendemos con ayuda de una cuchara, dándole forma de disco. Repetimos la operación por el resto de la plancha, hasta que no quede espacio para más.
  4. Cuando la superficie de los panqueques comience a verse ligeramente cuajada, volteamos con ayuda de una lengua de silicona o una espátula. Cocemos por el otro lado durante un minuto (no más) antes de retirar a un plato.

Panqueques de avena más ligeros

  1. En un recipiente hondo (una taza grande sirve perfectamente) mezclamos la clara de huevo y los copos de avena. Si queremos una textura suave, trituramos con la batidora de brazo. De lo contrario podemos dejar la mezcla tal cual.
  2. Dejamos reposar la masa, que queda bastante líquida inicialmente, durante 10-15 minutos antes de cocer los panqueques.
  3. Calentamos una plancha a fuego medio alto (6 de 9 en nuestra placa de inducción). Sí es antiadherente, mejor que mejor, así evitamos tener que engrasar. Sí no es el caso, engrasamos con una pizca de aceite o mantequilla.
  4. Depositamos un par de cucharadas sobre la plancha caliente y extendemos con ayuda de una cuchara, dándole forma de disco. Repetimos la operación por el resto de la plancha, hasta que no quede espacio para más.
  5. Cuando la superficie de los panqueques comience a verse ligeramente cuajada, volteamos con ayuda de una lengua de silicona o una espátula. Cocemos por el otro lado durante un minuto (no más) antes de retirar a un plato.

No dejéis de disfrutar de todas las ideas que os damos para un desayuno o merienda saludable. Sigue el proceso de preparación de estos panqueques de avena en el siguiente álbum.

Galería de la receta

Consejos para unos panqueques de avena perfectos

  • Es importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente, en cualquiera de las recetas que hagamos. Con ello evitamos que la temperatura de la plancha baje y tarden en cocerse.
  • Si usamos una plancha antiadherente, evitaremos tener que engrasar la superficie para evitar que se peguen a la base.
  • Haz los panqueques en pequeño formato, de unos 8 centímetros. Será más fácil manipularlos y darles la vuelta durante la cocción.
  • Una vez cocidos, los podemos mantener calientes si los colocamos en torre (unos encima de otros). Podemos dar un punto de sabor colocando unas gotas de chocolate entre unos y otros.
  • Están deliciosos con un chorrito de miel y frutos rojos, pero nada nos impide probar otras combinaciones: mermelada, coulis, salsa de chocolate, sirope de arce o agave, etc.
  • La masa de los panqueques se puede enriquecer con un poco de cacao puro sin azúcar. Queda deliciosa y seguro que a los amantes del chocolate os gustarán.
  • Estos panqueques no llevan azúcar añadido. No lo necesitan porque el punto de dulzor lo aportan los tropezones con los que los sirvamos. No obstante, si sois golosos siempre podéis añadir un poco de azúcar o edulcorante a la masa.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.