Truchas fritas rellenas de jamón y bacon en cocotte

Compartir Twittear
3/53 votos
Truchas fritas rellenas de jamón y bacon en cocotte

Info.

Ingredientes para Truchas fritas rellenas de jamón y bacon en cocotte

  • 2 truchas de 1/2 kg
  • 4 lonchas de jamón ibéricas pequeñas.
  • 2 lonchas finas de panceta o bacon
  • 150 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 6 dientes de ajo
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • El zumo de medio limón
  • 2 cucharadas de piñones
  • 1 cucharada de Hierbas provenzales
  • 100 g de harina de trigo (podemos emplearla sin glutén, así sería una receta aconsejada para celiacos)

¿Un poco de pescado azul? ¿Una receta tradicional navarra? Os aconsejo estas truchas fritas al estilo navarro, una deliciosa receta que preparo desde hace unos años pero con alguna variación, siempre a mejor claro está. Esta vez he añadido una cuidada selección de “Herbes de Provence”, un regalo de las vacaciones de un amigo en La Provenza de donde son originarias estas hierbas, y que desde hace un mes ocupan un lugar privilegiado en mi estantería de las especias.

Las truchas a la navarra se pueden preparar de muchas maneras, hay mil versiones de esta receta y todas son buenas, pero manteniendo el paso por la sartén y rellenas con migas de jamón. En el blog tenemos otras recetas con truchas, con mucho éxito por cierto, como este tipo de truchas fritas rellenas al horno y el milhojas de trucha con patatas y verduras. Particularmente es un pescado que me gusta por lo sencillo de preparar y lo sabroso que resulta.

He añadido el majado final con ajo confitado, piñones y las hierbas provenzales (mezcla de hierbas varias: tomillo, albahaca, estragón, laurel, ajedrea, mejorana, orégano, romero y lavanda). También podéis encontrar esta receta con las truchas envueltas en lonchas de jamón o rellenas de lonchas de tocino bien finito. Ya veréis que mi tuneo del relleno en esta receta incorpora lo mejor de ambas versiones, un buen jamón ibérico y panceta finita para ayudar a que la trucha quede bien jugosa. Para todos los que os pongáis a cocinar esta receta no os olvidéis de tomarlas con una buena copa de vino, barriendo para casa or recomiendo un mencía.

Preparación de las truchas rellenas

  1. Debemos limpiar y lavar muy bien las truchas, vaciar el interior (tripas y espina central), limpiando también el máximo posible de espinas. Como siempre os digo, si tenéis un pescadero de confianza pedidle que os lo haga, es un profesional y lo que a nosotros nos cuesta una barbaridad él lo hará en un minuto. Y mi otra recomendación es ir a las pescaderías de barrio o del mercado. El pescado envasado y sus indicaciones están bien pero las recomendaciones del pescadero son mucho mejor.
  2. Ponemos una cazuela grande al fuego con un dedo de aceite de oliva virgen extra. Pelamos los ajos y cortamos en dados. Bajamos el fuego al mínimo y confitamos (cocer en aceite a baja temperatura) los ajos durante diez minutos. Sacamos del aceite y cortamos en pequeños trozos, reservamos en un plato.
  3. Secamos las truchas con papel absorbente de cocina, es importante que no queden restos de agua pues vamos a pasarlas por aceite y así evitamos que salte. Salpimentamos al gusto por dentro y rellenamos con una loncha de jamón ibérico y otra de bacon, cerramos la trucha con varios palillos o, como veréis en las fotos, con un palo de brocheta, es importante para que luego no se abra al freírla. Pasamos por ambos lados con harina, la que más os guste. Las sacudimos para retirar el exceso de harina y reservamos.
  4. Calentamos de nuevo a fuego medio la cazuela y freímos las truchas durante 10 minutos, vuelta y vuelta. Este paso facilita el pelado posterior de la trucha, ya que la piel quedará muy crujiente.
  5. Exprimimos el zumo del medio limón, con un tenedor será suficiente. Y en un bol mezclamos el zumo con 4 cucharas de aceite de la cocotte, las hierbas provenzales, una pizca de sal, los ajos confitados y los piñones. Removemos bien para que se junten los sabores.
  6. Precalentamos el horno a 200º durante 10 minutos y elegimos una bandeja para meter las truchas fritas. Este será el último paso. Acabaremos de hacer las truchas y se impregnarán bien del sabor del majado. Introducimos las truchas en la bandeja y cubrimos con el sofrito anterior. Las horneamos durante 10 minutos a 180º con el gratinador puesto.

Estas truchas son perfectas como plato único bien acompañadas por un poco de ensalada de tomate y lechuga. Una receta sencilla, nutritiva y sobre todo sabrosa, un auténtico manjar. No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. RUBENIGE dice:

    Llevo realizando vuestras recetas unos tres meses, 30 o 40 he perdido la cuenta, tengo que felicitaros, todas han sido excelentes, partiendo que no he tenía ni idea de cocina, habéis conseguido un gran Chef y cada día disfruto más cocinando. Gracias

  2. Marisa dice:

    Hola Alfonso! Han quedado unas truchas deliciosas, desde luego este blog se está convirtiendo en mi site de referencia. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.