Tumbet mallorquín

Compartir Twittear
2.7/56 votos
Tumbet mallorquín

Info.

Ingredientes para Tumbet mallorquín

  • 4 patatas grandes
  • 1 berenjena
  • ½ calabacín (opcional)
  • ½ cebolla
  • ½ pimiento rojo
  • ½ pimiento verde
  • ½ cabeza de ajos
  • 300 g. de tomate frito casero
  • Harina (para frituras)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al punto de cada uno, al gusto)
  • Orégano seco para decorar

Cómo hacer tumbet mallorquín. Acabo de terminar de ver la peli de Ratatouille y se me ha antojado una receta muy parecida a la que elaboran en la peli, pero un poco más nuestra: Tumbet mallorquín.

Este plato es una adaptación del Ratatouille de origen francés. El tumbet mallorquín, es un plato que se puede comer sólo, aunque normalmente se utiliza para acompañar algún pescado o carne.

Como otras muchas tradiciones gastronómicas, el origen de esta receta se debe a la necesidad de dar salida al excedente de las hortalizas de temporada que lo componen, al igual que el pisto.

La salsa de tomate os recomiendo que sea casera, el sabor del plato mejora sustancialmente. Anímate a prepararla en casa, el gusto que le da el tomate hecho en casa, no tiene nada que ver con el que se compra preparado.

Yo ya tenía tomate preparado de otras recetas, pero si no lo tenéis basta con rallar unos tomates (1 kilo), poner un poco de sal, azúcar y media cebolla y dejar que se vaya preparando mientras freís el resto de los ingredientes. Luego trituráis el tomate y la cebolla y ya tenéis una salsa espectacular.

Y para los que tenéis niños, os recomiendo que veáis la peli y luego les propongáis cocinar este plato juntos. Puede ser una forma muy divertida de enseñarles a comer hortalizas y verduras utilizando la receta de Ratatouille. ¡Hoy cocinamos de cine!

Preparación del tumbet mallorquín

  1. En una sartén grande ponemos a calentar un chorro muy generoso de aceite, suficiente como para cubrir las frituras que vamos a hacer.
  2. Pelamos los ajos y las patatas. Cortamos las patatas en rodajas, no muy gruesas y las añadimos, junto con los ajos (enteros), a la sartén.
  3. Dejamos que la patata se dore y cuando esté hecha, la retiramos de la sartén y la reservamos escurriendo el aceite con papel de cocina. Quitamos los ajos y los reservamos junto con las patatas.
  4. En una fuente de horno o de barro, extendemos una fina capa de tomate frito casero. A continuación disponemos las patatas sobre el tomate. Añadimos una pizca de sal.
  5. Lavamos y cortamos en rodajas el calabacín y lo ponemos en la misma sartén en la que hemos cocinado las patatas y los ajos. Cuando estén dorados, los sacamos de la sartén, dejamos que escurran el aceite con papel de cocina y los disponemos sobre las patatas.
  6. Lavamos y cortamos en tiras el pimiento rojo, el pimiento verde y la cebolla, lo pochamos en la sartén. Cuando esté pochado, lo sacamos y lo dejamos escurrir en papel cocina.

Fritura y montaje final del tumbet. Presentación

  1. Lavamos y cortamos en rodajas las berenjenas. Las salamos y enharinamos y las freímos en la misma sartén que hemos usado para las patatas y el calabacín. Cando estén doradas, las sacamos y las disponemos sobre los calabacines o entremezclados unos con otros.
  2. Ponemos sobre la berenjena los pimientos y la cebolla y sobre éstos, otra capa de berenjenas. Ponemos los ajos que habíamos reservado sobre las berenjenas.
  3. Calentamos el horno en modo gratinar y lo metemos 5 minutos. Lo sacamos y retiramos los ajos. Lo emplatamos con un poco de tomate frito casero por encima.

Una receta que te trasladará a las vacaciones. Diría que la mejor forma de llevarnos a casa todo el sabor de las Baleares y de poder repetir cuando y cuanto queramos.

Podéis ver todas las fotos de esta receta de tumbet mallorquín en el paso a paso en el siguiente álbum.

Consejos para un tumbet de rechupete

  • Aunque en la receta original no utilizan el calabacín, lo cierto es que después de ver la peli, se me antoja añadir este ingrediente. De igual modo le daremos un golpe de horno para terminar la receta.
  • El tumbet se suele poner de guarnición para casi todo, desde carne, huevos o pescado. Lo más tradicional es ir disponiendo las capas de ingredientes en una cazuela de barro o similar.
  • A mi me encanta frío como el pisto, pero por supuesto puede ir tanto frío como caliente.
  • Os recomiendo preparar una gran cantidad, es como el pisto, se pueden hacer muchísimas cosas con él. Desde una base para unas lentejas o garbanzos, a modo de sofrito. Para acompañar con una tortilla de patatas o incluso mezclar con ella, tortilla de verduras. Os aseguro que le daréis salida y comeréis rico y sano.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.