Un libro para pecar. La mesa del pecado

Compartir Twittear
5/51 voto

La mesa del pecadoPuedo decir con alegría que muchas de mis mejores amigas en la blogosfera gastronómica ya tienen su libro en el mercado, algunos de estos libros se han convertido en los más vendidos el año pasado. El fenómeno del salto digital de un blog al mundo editorial no ha hecho más que empezar, auguro unos cuantos más en este 2014 y muchos más en el 2015.

El trabajo de parir un libro, como ya os he contado en alguna ocasión es difícil, sobre todo cuando estas sólo en la aventura. Los meses de trabajo son mucho más livianos si te respalda una buena editorial y sobre todo cuando tienes a tu gente detrás apoyándote, no sólo la familia, los amigos y tus seguidores son igual de importantes. Como dice el refrán “la unión hace la fuerza” , este equipazo ha puesto toda la carne en el asador para hacernos pecar con algunas de sus recetas.

La mesa del pecado es una sugestiva combinación de cocina y fotografía con hilo conductor, los siete pecados capitales: ira, lujuria, envidia, gula, soberbia, pereza y avariciasin olvidar el contrapunto de las siete virtudes: generosidad, caridad, templanza, paciencia, castidad, diligencia y humildadCada una de ellas presenta recetas, sencillas algunas, suculentas todas. Un llamamiento a pecar sin remordimientos, aunque también se reserve un hueco al final para que las virtudes compensen tanto frenesí.

Recetas como una dorada al horno, un pollo relleno, unas bombas de patata picante o un tiramisú de frambuesas forma parte de este libro que sin duda formará parte de las bibliotecas de muchos de vosotros. Además cada receta se acompaña de una sugerencia de maridaje, en el que se detallan la ficha técnica del vino propuesto y sus notas de cata. El complemento perfecto para estos platos.

Gastroblogueras de Salamanca, Málaga, Madrid, Córdoba, Barcelona, Coruña, Vizcaya… amantes de la buena mesa y de la fotografía al mismo tiempo, sus propuestas brillan tanto por el sabor como por la estética. Soy su fan número 1 y por supuesto no puedo más que ayudar en esta nueva aventura. No dejéis de regalar o autoregalaros este libro, además son mis compis de Larousse, como dice mi madre, hay que barrer para casa.

“La mesa del pecado”

  • Editorial: Larousse- Edición: 1 (2 de Mayo de 2014) – (ISBN: 978-8415785859 )
  • Precio:  Libro impreso 18,95 € y en formato ebook 10,92 €
  • Características: libro con tapa dura, 256 páginas. Tamaño: 21,5 x 23 cm. Categoría: Niños y Cocina

¿De dónde surge la idea de este libro? Me ha dicho un pajarito que Patricia tiene algo que ver…

P- ¡Empezamos fuerte! Pues si, en realidad esta idea era una de esas que tienes en la agenda y que te acompaña a todas partes hasta que le encuentras la mejor salida.
La idea inicial fue como un reto, una aventura de esas que tantos nos gustan a los que tenemos blogs, y consistía en hacer un libro digital. Algo que realizaríamos entre unos pocos y que luego lanzaríamos libremente.
Creo que el tema da mucho juego y la verdad es que en cuanto que empecé a preguntar a algunos de mis compañeros si les apetecía participar enseguida se volcaron con ella. Es de agradecer que siempre estén dispuestos a nuevos retos y a disfrutar cocinando desde otro punto de vista. Son un equipazo brutal, ahora que los conozco de cerca los admiro aún más. Te aseguro que el trabajo que han hecho ha sido muy profesional.

MA- El pajarito te ha dicho la verdad! Todo empezó con un mensaje de Patricia Sánchez en el que me decía que si quería participar en un ebook, porque esa era la idea original de proyecto. En cuanto hablé con ella, la idea me cautivó y mi cabeza se puso enseguida en marcha para elegir las recetas. Es un proyecto tan tentador y sugerente, que en cuanto lo conoces te enamoras de él.

PG- Nuestra querida e inquieta Patricia, (mi tocaya Patrix para los amigos) tuvo esta genial idea! Imagino que no fue fácil darle forma y después de darle infinidad de vueltas y de tenerlo muy claro, se lanzó sin paracaídas y nos fue invitando uno a uno a participar en este maravilloso y original proyecto que por aquel entonces no era mas que eso, un proyecto de lo que podía ser algo grande. Nosotros, que creo que, nos hubiera propuesto esto o incluso algo más descabellado, no nos lo pensamos dos veces y dijimos el “si quiero” mas divertido del mundo, pues realmente no sabíamos muy bien lo que iba a salir de ahí! Y Fíjate!!

¿Cómo se eligieron los platos para cada pecado?¿Y para las virtudes?

L – Pues cada uno hizo un listado de cada receta y la identificamos con un pecado, la verdad fue complicado pensar en ello pero luego creo recordar que ninguno coincidió con otro. De las virtudes se encargo Margot que si que tuve que pensar más en ello, pero fue todo de ella.

PR- Cada uno de nosotros ha tenido que pensar en su parte de trabajo individualmente y decidir qué receta representaría a cada pecado. La parte de las virtudes correspondía a Margot únicamente.

R- El comienzo fue muy sencillo, ella propuso la idea y todos teníamos que pensar en un plato que nos evocara cada uno de los siete pecados. Al principio es algo confuso porque empiezas a maquinar y la lluvia de ideas que tienes es increíble, luego te centras y la cosa cae por su propio peso, en algunos pecados me ha costado más que en otros pero al final la cosa sale. Ha sido súper divertido, me lo he pasado genial enlazando pecados con platos, todo una experiencia que se sale de lo cotidiano, me gustan los retos.

Luego se hizo una puesta en común y aunque parezca increíble nadie coincidió en ningún plato, cada uno había pensado cosas muy diferentes, eso es lo maravillosos de esto un libro visto desde la perspectiva de 8 personas diferentes.

Curioso, a unas les ha tocado un pecado o una virtud específica, con lo buenas que sois todas… ¿Fue un sorteo o se eligieron a dedo?¿Solicitudes por parte de las autoras de algún pecado o virtud en especial?

MG- No, todos los blogueros tenemos los siete pecados, excepto Margot, a la que se le asignaron siete virtudes en contraposición a todos los demás. Por lo tanto aquí la única buena es Margot. Lo siento por ella.

PG- No esto es del todo así. Cada uno de nosotros, los 7 pecadores, tenía que elaborar si o si una receta para cada uno de los 7 pecados capitales. Y del mismo modo, Margot que es nuestra “ángel de la guarda”, elaboraría a su vez un plato para cada virtud. No hay mezclas, los pecadores solo pecados y la virtuosa solo virtudes. Y realmente, como dije en la respuesta anterior, no hubo sorteo, solo consenso en cuanto a las recetas para no coincidir y que existiera un equilibrio entre ellas.

R- Todos teníamos que hacer los siete pecados capitales lo único que nos diferenciaba era que Margot sería la responsable de elaborar las virtudes, y te preguntarás porqué??. Bueno pues no fue difícil la elección creo que todos conocemos a Margot y sus maravillosas fotos llenas de luz con predominio del color blanco, ese fue el determinante, es como estar en el cielo. Ella es nuestro ángel salvador.

¿El maridaje de cada receta lo tomáis como un pecado o como una virtud?

M- Por supuesto que como una virtud. Yo no entiendo mucho de vinos y se que hay que ser un virtuoso para saber reconocer si un vino es goloso, tiene textura untuosa, es amplio, o es elegante. Es curioso, solo he hecho dos catas de vino en mi vida, y con unos años de diferencia la una de la otra, una en medio de unos viñedos de la mano de bodegas Guzmán Aldazabal y la otra de la mano del sumiller, Esteve Esteve, que ambos han colaborado en el libro.

MA- Lo veo como un pequeño pecado para ser un poco más traviesos, jeje. En mi caso, el vino es siempre una parte muy importante de todas las fiestas que organizo en casa. Un buen vino es un placer para los sentidos y no hay nada mejor que acertar con el maridaje para complacer a tus invitados y a ti mismo, por supuesto.

Por este motivo nos pareció conveniente proponer un vino con cada receta, ya que muchas veces no sabemos si elegir un crianza o un vino joven o incluso un cava para acompañar nuestros platos. Además, hay grandes tesoros ocultos en las bodegas de España que merecen ser descubiertos.

Por decirte alguno de mis preferidos, el vino blanco Oxígen de Can Pasqual, elaborado en la D. O. Penedés, es un vino joven, afrutado, fresco y excelente que vale solo 6 €!! Todo el mundo merece descubrir estos vinos para pecar y disfrutar.

Cada una de vosotras tiene un estilo en particular a la hora de hacer fotos. Casi reconozco de quién cada foto según la veo, en algún caso en el libro he visto cambios a lo que me tenéis acostumbrados en vuestros blogs ¿Habéis por dónde tirar o se han respetado el estilo de cada una?

L- Dentro del estilo de cada uno entre todos llegamos a la conclusión que serían fotos estilo bodegones y con aires rústico para dejar las fotos claras y luminosas a Margot por el tema de las virtudes. Además los pecados te inspiraba a preparar escenarios oscuros, menos a mí, que por ejemplo la envidia que yo la he comparado con la envidia a todo lo español me evocaba alegría por ello es la que se ve más luminosa pero sin ser excesiva. Por cierto espero que te guste.

P- Es cierto, cada uno tenía un estilo diferente y personal y eso se aprecia en las imágenes. Son un equipo increíble y todos hacen fotos espectaculares.
Establecimos unas pautas para las fotografías, para tener un cierto orden, como por ejemplo que predominaran los fondos oscuros, se buscara una estética más barroca y pensando en los pecados como inspiración.
Excepto claro está Margot que debía hacerlo todo blanco celestial y minimalista.
A partir de ahí, cada uno con su propio estilo libre elaboró las fotografías.

Casi todas las recetas están hechas para el libro, incluso veo la evolución de alguna de ellas, por ejemplo el coulant de chocolate de Pam. ¿En todos estos años como cocinillas contadme una historia curiosa sobre la preparación de alguna receta?

L- Pues las crêpes es una receta que tengo pendiente porque no me salen, sin embargo a mi hija que tiene 18 años les salen a la perfección, así que ando detrás de ella a ver si los hacemos. Ah, los famosos macarrons se me resisten, no salen como yo quisiera, ya sabes que además tienen que ser fotogénicos. No he tenido muchos problemas con las recetas, además lo primero que pienso es si lo podré fotografiar, eso puede que me agobie más.

MG- No sé si es curiosa, pero recuerdo una vez que preparé un menú para mi familia política con migas tradicionales y un estofado con pimentón. Me equivoqué y puse todo el pimentón picante en ambos platos. Te imaginarás que lo pasamos bien en la comida. Eso sí, dudo mucho de que me vuelva a equivocar en la vida con los botes de pimentón. ¡Lo tengo grabado a fuego!

PG- Una solo? Jajaja, te podría contar mil! El típico flan casero que no entiendes por que no cuaja cuando lo has hecho mil veces, la vez que puse sal en vez de azúcar, la vez que tienes la nevera vacía (raro en mi con familia numerosa) se te cuela la pandilla de amigos a comer y con un tomate por aquí unos huevos por allá improvisas una cena deliciosa…. Y así mil y una anécdotas. Como las tengo también de cada una de las recetas del libro….pero eso será en otra entrevista!

Esta es para ti, Miguel Ángel, ¿Cómo es trabajar con 7 mujeres?

MA- Una gozada! Trabajar con 7 mujeres tan creativas es lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo. Con Raquel, Luisa y las dos Patricia comparto proyecto en Cuquin Magazine y es tan fácil tratar con ellas que es un auténtico lujo compartir más experiencias. Margot, Miriam y Pam también han sido un descubrimiento para mí, ya que he podido conocer mejor a blogueras que admiraba.

Fíjate que cuando yo empecé con mi blog, hace ya tres años, tenía algunos referentes. Pam era uno de ellos y compartir “La Mesa del Pecado” con ella es como un sueño hecho realidad.

Y sabes lo mejor de todo? Que ahora empieza lo bueno ya que tenemos varios eventos programados en los que muchos de nosotros vamos a coincidir y estoy seguro que lo vamos a pasar genial. Que gracias al blog haya hecho verdaderas amigas, no tiene precio.

Para despedirnos, seguro que en estos largos meses preparando el libro ha sucedido alguna historia simpática, “el off de record”, contadme alguna por favor.

R- Preparando el estilismo para el escenario de la envidia, necesitaba una silla y un fondo verde, así que pinté una madera y la silla como tenía una en casa que estaba muy vieja ya decidí pintarla del mismo color. Aún estaba en proceso de bricolaje cuando iba en el coche para hacer unos recados y de repente no me lo podía creer… al lado de un contenedor allí esperándome, mirándome había una maravillosa silla de madera algo viejuna ya, pero pintada de un verde que el corazón se me salía, parecía que alguien me la había colocado allí. Me bajé del coche miré para todos lados y para adentro, te voy a ser sincera, me la habría llevado incluso si la calle hubiera estado abarrotada de gente, te lo aseguro. Ese día me reía yo sola porque cualquiera que me viera pensaría que estaba loca. Te confieso que mi radar encuentra maravillas en los contenedores, está activado las 24 horas y no, no tengo síndrome de Diógenes.

PR- Para mí el mayor reto fue sin duda hacer las fotos de los chorizos al infierno. Creo que jamás he tirado tantas fotos para una receta. Queríamos que la llama además de un buen tono, tuviese una forma bonita, así que el resultado fueron unas 200 fotografías y cortinas nuevas.

PG- Historias simpáticas en estos meses han habido muchas y seguro que es Patrix la que tiene la mayoría de ellas para contar, ya que ha sido ella la que ha coordinado todo el proyecto en el día a día, pero para mi que la historia más simpática, maravillosa y alucinante ha sido la del momento en el que se nos confirma que la Editorial Larousse, nos acogía como sus “polluelos” y nos publicaba nuestro proyecto en formato libro! Los saltos de alegría de todos fueron lo más divertido de todo el proyecto!

P- Seguro que hay muchas, y cada uno sacará una diferente… yo voy a contar una mía. A los bloggers muchas veces nos atacan por ser demasiado rebuscados en nuestras fotografías. Nos complicamos la existencia, hacemos fotos hasta haciendo el pino, pero es que hay veces que hacer una foto es realmente difícil.

Por ejemplo, una historia graciosa es cómo hacer una foto a un pollo flambeado. La receta puede ser sencilla, de hecho lo es, y el flambeado tampoco es nada compejo, pero cuando hay que tomar una foto en el momento justo en que el flambeado está espléndido… ahí vienen los problemas. Yo tuve que pedir ayuda a mi santo esposo, que alucinaba totalmente, pero es que se me había metido en la cabeza que esa era la foto ideal para la ira y la tenía que conseguir como fuera. Como pequeño “off the record” te diré que el pollo acabó más borracho de la cuenta…

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.