Za’atar, la mezcla de especias que dará un toque árabe a tus recetas

Fácil25 min.6 pers.
5/51 voto

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Za’atar, la mezcla de especias que dará un toque árabe a tus recetas

Ingredientes

  • 15 g. de semillas de sésamo
  • 10 g. de Zumaque
  • 1 cucharada de orégano seco
  • ½ cucharada de tomillo seco
  • ½ cucharada de tomillo fresco
  • 1 cucharadita de comino molido
  • ½ cucharadita de comino en grano
  • 10 granos de pimienta negra en grano
  • Sal al gusto

El za’atar (en árabe, زعتر‎) o también escrito zahtar, zataar, es un condimento popular en Oriente Medio que le dará a tus platos un toque árabe delicioso, con un sabor ligeramente ácido y sobre todo muy aromático. Lo encontraréis en numerosos platos y recetas árabes, como por ejemplo el Manakish con Za’atar ó pan libanés con Za’atar, que tanto nos ha gustado en casa y que próximamente publicaré en el blog.

Se dice que ya era conocido en el antiguo Egipto; de hecho en la tumba del faraón Tutankamón se encontraron restos de este condimento. Incluso en los escritos de Plinio el Viejo, lo mencionan como ingrediente del ungüento real utilizado por el rey de los Partos en el siglo I DC. En la tradición judía esta mezcla de especias se utilizaba durante los rituales de purificación. En la actualidad, su uso está muy extendido en las cocinas de Israel, Siria, Líbano, Turquía y Palestina.

El za’atar está presente en todas las recetas de Oriente Medio, se caracteriza por tener muchos beneficios con efectos terapéuticos. Así se cree que consumir este producto te permite reforzar el organismo al mismo tiempo que aumenta la concentración mental.

Este condimento tiene infinidad de usos. Como condimento espolvoreándolo sobre determinados alimentos, como pescados y mariscos, como aliño de ensaladas y perfecto como aderezo en vinagreta. Y os sorprenderá, pero en el Libano se le suele añadir a algunos postres, así que también en repostería. Si vais a algún país de Oriente Medio, lo incorporan en las masas de los postres y podréis apreciar su toque en ellos.

Si bien es cierto que se trata de una creencia popular, lo que es innegable es que el za’atar contiene especias que son maravillosas para nuestra salud. Por ejemplo, el tomillo tiene grandes propiedades antisépticas y digestivas. Por su parte, el sésamo es una gran fuente de hierro, calcio, magnesio, potasio, fósforo y vitaminas.

Tipos de za’atar

Za’atar fresco

En realidad, es una planta aromática de la familia del orégano, el Origanum syriacum, pero no es muy frecuente encontrarlo en nuestro país.

Za’atar seco

Se trata de una mezcla de especias en la que suele aparecer desecado junto a semillas de sésamo, zumaque (bayas de color rojo oscuro, con sabor penetrante), sal y otros ingredientes. Sus hojas son, por ejemplo, utilizadas como la albahaca dando un aroma fresco y refrescante a comino, limón y menta.

También podéis encontrar un za’atar donde predomina el color verde, más sencillo y con mucho orégano seco. Pero después de probar los dos tipos, me quedo con el que lleva zumaque, mucho más aromático que el verde.

Cómo preparar za’atar

Como podéis imaginar, el za’atar se basa en recetas secretas, pasadas entre las familias y además en función de la zona o país donde se prepare varía muchísimo. Por lo que como en muchas otras recetas hay tantas recetas como gustos diferentes.

  1. En una sartén caliente, tostamos las semillas de sésamo, los granos de comino y los de pimienta durante un par de minutos. En el momento en que empiecen a soltar su aroma, retiramos y dejamos enfriar.
  2. En un mortero machacamos los granos de pimienta. Mezclamos todas las especias, hierbas y semillas y sazonamos al gusto.
  3. Si queréis una textura más finita, podemos pasarlo por el mortero, según os guste. Guardamos en un recipiente hermético de cristal a oscuras y en un lugar seco, se conservará bien durante meses.

Consejos para un Za’atar de rechupete

  • El que se hace en el Líbano, incluye cáscaras de naranja. El jordano es rico en zumaque por lo que tiene un color más rojo intenso, o el israelí que da prioridad al eneldo seco. Existen también mezclas más complejas pueden incluir sal, mejorana, hinojo, cilantro seco y sésamo en grano tostado.
  • Si no queremos el toque picante de la pimienta negra, por cocinar para algún peque en casa. Podemos hacer dos versiones, incluso añadir alguna guindilla o toque más picante, siempre al gusto de cada casa.
  • Puede aguantar hasta 3 meses si lo guardamos en un recipiente hermético. La mezcla se puede hacer también con las especias ya en polvo, pero al quitarle el tostado, no tendrá un sabor y aroma tan espectacular.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.